Suscriptor digital

Los Perez Companc llegan con sus helados a Recoleta

Por Alejandro Bianchi De la Redacción de La Nación
(0)
19 de agosto de 1999  

Munchi es el sobrenombre de María del Carmen Sunblad de Perez Companc, esposa de uno de los empresarios más afortunados de la Argentina. Hace dos años, sobre la ruta 25, a la altura de la localidad bonaerense de Escobar, levantó su primera heladería sobre un predio de cinco hectáreas. Pero este proyecto, bautizado obviamente como Munchi´s -que tiene varias particularidades-, ahora se instala en Capital Federal.

Cerca de 1000 aves (patos y cisnes, algunos traídos de lugares remotos) conviven en un ecosistema absolutamente verde a la vera de una ruta muy transitada. Un reloj de sol y otro con agujas cubiertas de flores decoran el ambiente.

Su otra distinción es que la firma elabora sus helados con leche de vacas Jersey proveniente de un tambo propio que se muestra muy tímido detrás de la heladería. Este tipo de raza vacuna -eminentemente lechera- es criada por Perez Companc en sus miles de hectáreas de campo. A su vez, María del Carmen Sunblad es directivo de la Asociación Argentina de Criadores de Jersey y en la última Exposición Rural, dicen quienes la conocen, que no se separaba ni un instante del corral de exhibición donde estaban sus vacas. Ella misma también suele despachar helados durante los fines de semana.

Munchi´s tiene dos locales. El descripto en Escobar -con un segundo puesto de venta de helados, café y tortas, en el medio del parque- y otro en el complejo Torres del Sol de Pilar.

La mira, en Recoleta

Para la próxima primavera, está todo encaminado para el desembarco de la firma en Recoleta, en la esquina de Guido y Junín, en un local de 80 metros cuadrados.

"Será la puerta de entrada a la Capital Federal. Estamos analizando otras alternativas de expansión. No descartamos los shoppings", dijo a La Nación el ingeniero Luis Martin, gerente de Munchi´s desde hace un mes, que anteriormente se encargaba de manejar los minimercados de las estaciones de servicio de una petrolera extranjera.

Si bien en la esquina que dista una cuadra del Village Recoleta no habrá espacio para el desarrollo de entretenimientos, se preservará el estilo de heladería de campo de sus otras sucursales.

Aunque la idea no es triplicar la cadena en el corto plazo, el objetivo es el crecimiento. Martin cree que Munchi´s se ganó un espacio como marca. Dicen que en Escobar los visitan hasta 7000 personas por fin de semana. Una de sus vías para hacerse conocer es con el auspicio deportivo. El cordobés Gabriel Raies -amigo de la familia Perez Companc- goza del auspicio de Munchi´s y de la mayoría de empresas del grupo, en la carrocería y su traje de piloto en su escudería de TC 2000 y Top Race.

Alrededor de 50 personas trabajan en este predio, en los que figura un veterinario, un jardinero.

Detrás del "Lugar de las Aves", el grupo comandado por Gregorio Perez Companc, con su clásico estilo silencioso, está construyendo nuevas oficinas. Una de las alternativas que se manejan es la centralización de todos sus ejecutivos en Escobar, lugar donde Goyo disfruta también de la mayoría de sus días. Martin prefirió no hablar de este asunto.

Petróleo, energía, alimentos, son los sectores en los que el holding nacional tiene intereses. Los helados -hace un año Perez Companc quiso comprar Freddo- ahora también parecen llamar la atención del empresario.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?