Un chiste de novela

"Amar parece tan fácil", telenovela. Elenco: Cira Caggiano, Ernesto Claudio, Lucas Lamarca, Edward Nutkiewicz, Adriana Parets, Ariela Korenbaser y Coni Vera. Director de fotografía: Aníbal Di Salvo. Producción ejecutiva: Fernando Molina y Delia D´Amante. Productores asociados: Jorge Chernicki y Héctor Martínez. Libro y dirección: Carlos Lozano Dana. Lunes a viernes, a las 17, por ATC. Nuestra opinión: mala.
(0)
21 de agosto de 1999  

"Amar parece tan fácil" es un producto tan anacrónico que si en este momento, en vez de ser emitido en la pantalla ATC, fuera programado en la señal de cable Volver, nadie se daría cuenta de que no es uno de los malos productos de la vieja televisión nacional.

La telenovela cuenta la historia de una pianista europea, Ingrid Lazlo (Cira Caggiano), que llega a Buenos Aires para buscar a su hija, secuestrada por su marido, Víctor Benedic (Ernesto Claudio), hace más de quince años. En la Argentina, además de rencores, Ingrid encuentra a Nicolás Vanders (LucasLamarca), un joven pintor -hijo de Alfredo (Edward Nutkiewicz) y Lucila (Coni Vera)- que intentará seducirla.

Así contada, la trama no resulta extraña al género de las telenovelas. Para comprender el absurdo de este producto falta mencionar que la familia Benedic tiene un mausoleo en su mansión, que los jóvenes de la historia hablan de la juventud como si ellos no pertenecieran a ella y que el galán Lucas Lamarca dice sus parlamentos a cámara en vez de mirar a su interlocutor. Todo, en el ámbito de una escenografía que representa una residencia lujosa, pero que a simple vista, y gracias a una iluminación sin matices, se nota que sólo es cartón pintado.

Visibles desaciertos de libro y de dirección, ambos a cargo de Carlos Lozano Dana, son las razones de todos los vicios en los que cae "Amar parece tan fácil". El elenco está a merced de estos problemas estructurales. Cira Caggiano y Ernesto Claudio son actores que a lo largo de su trayectoria han demostrado ser sólidos profesionales, sobre todo en teatro. Del mismo modo, Edward Nutkiewicz, Adriana Parets y Coni Vera tienen sobrados antecedentes como actores del género.

"Amar parece tan fácil" es un producto que con buena voluntad puede ser descripto como kitsch y sólo puede ser apreciado por un público coleccionista de rarezas televisivas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios