Jazmín Chebar: "No todo es de una sola manera"

Los cumple Jazmín, la diseñadora que tiene un estilo tan fresco como su nombre. ¿Su secreto? Rodearse de gente creativa, trabajar seriamente y ser feliz. Tan simple como eso
Catalina Lanús
(0)
6 de septiembre de 2012  

Hace 15 años Jazmín tenía 23 años. Fresca, canchera, se animaba a todo. Y tenía un estilo libre, lleno de color y humor. Recibía amigas/clientas frente al Zoo, en una boutique de República de la India. Daba su primera gran nota y como punto de partida tiraba una frase inolvidable: No me hagas preguntas difíciles.

Hoy, Chebar (de 38 años), espléndida, pero con la misma naturalidad y frescura de los 20, vive su mejor momento. Cualquiera que pasa frente a una de sus tantas boutiques (vende en todo el país, está en todos los shoppings y tiene franquicias en México, Uruguay, Chile, Paraguay) no duda en pararse, mirar y suspirar. Es que en lo de Chebar, como dice ella, dan ganas de chebarse todo.

Se da el lujo de vender tapados por 3800 pesos. Y los vende, pero en series limitadas. Ese es su rubro, un mix entre lo exclusivo y lo accesible (hay piezas más democráticas), siempre con un estilo clarísimo: 100% Chebar. Sofisticado y relajado a la vez.

De joven diseñadora a gran empresaria.

-Empecé a los 23, era más inconsciente, no tenía responsabilidades. Eso hizo que lo que se armó en Jazmín fuese muy genuino: la marca no se generó como un negocio, sino que fue un juego. Y tenía la energía 100% puesta ahí.

Y evolucionaste adaptándote a las nuevas generaciones.

-Eso me copa. Es porque tengo gente que está fresca al lado, Jazmín es un gran equipo. A veces puedo no entender tan bien lo que se quiere poner una chica de 18 años como lo puede captar una de 25 que está en mi equipo. Siempre me pareció interesante que más gente pueda querer tu ropa. Tampoco caer en hacer lo que se vende, sino hacer lo que se vende, pero con nuestra mirada.

Jazmín es una marca superaspiracional.

-Nos gustaría poder posicionar a Jazmín como una marca de calidad de verdad en el mercado, una marca boutique. Queremos seguir siendo exclusivos. De mis tapados no hay cien iguales en Paseo Alcorta. La idea es que vos te compres algo y que no haya otra persona que tenga el mismo.

De ahí el precio. ¿Por qué la ropa es tan cara acá?

-Depende con qué la compares. Si lo hacés con Forever 21, de Miami, obviamente que es carísima. Pero también tenés que ver los precios en relación con marcas que tengan un producto similar al tuyo. ¡Ojo, yo hago lo mismo con la ropa de mis hijos! Uno se pone y dice ¡qué caro! Creo que si vos comparás Gap con otras marcas, obvio que es más barato. Pero si te parás al lado de una marca media americana estás igual. Y si te medís con una marca de lujo, pagás mucho menos acá.

Cuatro amores. Lo primero para Jazmín Chebar es su familia. Sin decirlo lo cuenta a lo largo de la nota, abraza a su hijo Simón, habla de los chicos, de su marido. Y elige su objeto preferido: un camafeo con sus cuatro amores
Cuatro amores. Lo primero para Jazmín Chebar es su familia. Sin decirlo lo cuenta a lo largo de la nota, abraza a su hijo Simón, habla de los chicos, de su marido. Y elige su objeto preferido: un camafeo con sus cuatro amores

¿Poco y bueno? ¿Mucho y...?

-Ah, depende de la época de cómo esté cada una, la situación, la cabeza, si acabás de tener un hijo..., son etapas. No hay que pensar que todo tiene que ser de una manera. La ropa es un juego y hay que usarla para que te acompañe y refleje en cada momento.

¿Por dónde pasa el estilo?

-No pasa por la ropa. Es una forma de vivir, de pensar, de moverse. Es como te comunicás, cómo te sentás. Tiene que ver más con la persona que con la ropa.

¿Dónde te vestís?

-En Jazmín Chebar.

¿Nada más?

-Sí, me encanta comprarme mis cositas por Internet, hago tuc, tuc, tuc , y listo. Me encantan los zapatos. La bijou, las pulseritas.

¿Lo anti Chebar?

-Lo durito, lo pretencioso.

¿Y te gusta dar notas?

-No mucho (se ríe), pero eso no sé si lo tenés que poner.

Dicho al pasar

  • "Me gusta lo básico, pero con algo. Si un tapado es muy masculino va a tener algo más femenino: el botón, la forrería."
  • "Claudio Drescher aportó muchísimo. Sabe cómo manejar una empresa y a la gente. Somos muy parecidos, eso es clave."
  • "El otro día estaba tomando un helado y vi a una chica que le dijo a la madre: ¿Vamos a budaisarnos a lo de Jazmín? Fue alucinante."
  • "Lo más importante es que una mujer se sienta cómoda. La ropa te tiene que hacer sentir bien. Por seguir la moda no hay que usar cosas que no van con uno."
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?