Suscriptor digital

Pedro Cernadas: "lo que pasa conviene"

Un espacio experimental en busca de la entrevista soñada: el elegido se interroga y se fotografía
Luján Francos
(0)
14 de septiembre de 2012  

El actor Segundo Cernadas acepta con gusto autoentrevistarse y despliega un estilo de múltiples preguntas, y se responde con pocas palabras, aunque sin evasivas. Como, por ejemplo, sobre cuál es su nombre. Para terminar, posa frente a su propia cámara.

–¿Segundo o Pedro?

–Pedro.

–¿Por qué te dicen Segundo?

–Ya me aburre explicarlo, todos tienen un sobrenombre. Bueno, el mío es Segundo.

–Ok Pedro, ¿cómo te definirías?

–Mmm, qué complejo, cuando me muera te cuento. Mi autodefinición de hoy no será la de mañana, entonces por ahora me la reservo.

–¿A qué le tenés miedo?

–A la falta de conocimiento, a los escuerzos, a los edificios, a que maneje otro, al egocentrismo.

–¿Qué es lo primero que hacés al levantarte?

–Abro la ventana, miro el río, el pasto y me voy a afeitar tratando de no empezar a pensar.

–¿Qué es lo último que hacés antes de acostarte?

–Cuento las horas que voy a dormir, pongo el despertador así sea domingo y me voy a dormir tratando de no pensar más.

–¿Qué te atrapa?

–Todo lo que tenga que ver con el misterio.

–¿Cuál es el mejor momento del día?

–Cuando tacho mi último ítem de la lista.

–¿Qué cosas extrañás?

–Que mi papá me lleve a pescar tiburones, que mi mamá me lleve a upa, jugar al poliladron, comer tomates verdes de la chacra, las cabalgatas con amigos, mis ovejas, comer semillas de girasol, el Samovar de Rasputín, que es un bar en La Boca donde tocaban blues en vivo y nos quedábamos hasta la madrugada cantando.

–¿Cómo te imaginás en el futuro?

–Definitivamente, más lento.

–¿Cuál es tu reto?

–Estar aquí y ahora el mayor tiempo posible del día, sin dejar de registrar el cambio.

–¿Qué le pedirías a Papá Noel?

–Una bolsa de ansiolíticos.

–¿Cuál es tu frase de cabecera?

–Lo que pasa conviene.

–¿Una imagen?

–Una mesa familiar.

–¿Música?

–Mozart y Rodrigo.

–¿Tu lugar?

–El río, el mar, la montaña.

–¿Tu dibujo animado?

–Heidi.

–¿Una serie?

–La familia Ingalls.

–¿Tu mujer?

–La que me pueda ver, la que me haga reír, la que me haga sentir que todo va a estar bien, la que pueda ser mi madre, la que pueda ser mi hija.

–¿Una gran ambición?

–Amar y ser amado.

–¿Un secreto?

–No te lo voy a contar, huevón.

–¿Un escritor?

–Irvin Yalom y Michel Houellebecq.

–¿Placeres?

–Mirar bailar flamenco, mirar una sudestada en el mar, barrenar olas con mi kayak, hacer una fogata en el campo, hacer el amor después de un vino tinto, sentarme a escuchar música, leer sobre psicología, podar plantas, una guitarreada, jugar a la podrida, navegar, caminar de noche por la arena, charlar sobre espíritus, brujos, extraterrestres y esperanza.

–¿Algo más que quieras decir?

–No, Para variar, ya hablé demasiado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?