La solicitada de Julio Pereyra desde Miami

Diego Sehinkman
Diego Sehinkman PARA LA NACION
Soy el intendente de Florencio Varela desde 1992. No hace falta que cuente: 20 años en el poder. Como sé que muchos andan hablando de mí sin conocerme, prefiero presentarme yo mismo
(0)
20 de septiembre de 2012  • 20:24

Hola, soy Julio César Pereyra , intendente de Florencio Varela desde 1992. No hace falta que cuente: 20 años en el poder. (Al que le asuste la ¨re re¨, que ni pise Varela. A mí me dieron la ¨re re re re re¨. Voy por la sexta reelección) Como sé que muchos andan hablando de mí sin conocerme, prefiero presentarme yo mismo:

1-Soy un jefe territorial más de los que pasó del duhaldismo al kirchnerismo. Y uno más de los que hizo pavimento, saneamiento, cloacas y sobre todo, mucho dinero.

2- Tengo mala suerte. 72 horas después de haber declarado que el cacerolazo contra el gobierno lo hicieron las clases medias y altas y de que Abal Medina dijera que a la Plaza fue la gente que piensa en Miami, alguien en Ezeiza se subió a un banquito y gritó con un megáfono: ¨¡Piedra libre para Pereyra atrás de la cortina de primera clase del vuelo 1302 de Aerolíneas rumbo a Orlando!¨.

Confieso que en el aeropuerto me puse un poco nervioso cuando me revisaron con los perros. Por suerte me tranquilizaron: ¨Julio, buscamos droga, no coherencia¨.

¿Ellos no pisan el pasto en la Plaza de Mayo? Perfecto, yo no piso clase turista

Damas y caballeros, dicho esto me presento formalmente: soy el abanderado del doble discurso K. Chillo en el campo popular y pongo los huevos en el shopping de Bal Harbour.

¿Qué tiene de malo ir a Miami? Nada, salvo que hoy día es pasto para la máquina de estigmatizar y denigrar a la clase media que usa mi gobierno elegido por el 54 por ciento. (No recuerdo quién de nuestros cuadros tan formados dijo que la clase media es perfecta para psicopatear, porque es la única que siente culpa de clase)

Como no tolero a la clase media inconformista, quejosa y aspiracional, y como comparto, estimulo y espoleo la tajante división de clases que propone el gobierno popular, tomé una decisión: viajar en primera. ¿Ellos no pisan el pasto en la Plaza de Mayo? Perfecto, yo no piso clase turista.

Aclaro que viajé en primera por indicación médica. Todo el mundo sabe que tengo serios dolores de columna y que me tuvieron que poner siete clavos de titanio. (Si con la espalda rota aguanté sentado 20 años, imaginate ahora que soy el intendente biónico)

Otras aclaraciones: Este es un viaje a Disney que le tenía prometido a mi hijo que cumple seis años. Además lo hago porque este año no me tomé vacaciones. Y agrego que no viajé a escondidas si no que el Concejo Deliberante me aprobó la licencia. (Confesiones de invierno: Si un intendente del conurbano ya tiene que salir a dar semejantes explicaciones, es que esto se pone raro en serio)

Me despido con una pequeña anécdota: ayer en Orlando se me acerca Mickey. Era un cubano, entonces se armó la charla:

- ¨¿Y no te da calor todo el día ese traje, no te pica?

- ¡Y qué querés! Si no me disfrazo de progresista y hago todo el número, Cristina me echa del Magic Kingdom.

Atte.

JP.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.