Haciendo equilibrio sobre la línea del ecuador en un día sin sombras

A 16 km de Quito, la Ciudad Mitad del Mundo se dispone a celebrar hoy el segundo equinoccio del año con un pie sobre cada hemisferio y a pleno sol
Martín Wain
(0)
23 de septiembre de 2012  

QUITO.- El día y la noche tienen hoy la misma cantidad de horas. Es 23 de septiembre, segundo equinoccio del año, cuando los polos de la Tierra están a igual distancia del sol. Sobre la línea del ecuador, la luz solar caerá de manera perpendicular al mediodía; será entonces cuando Quito se convierta en una ciudad sin sombras.

Ecuador hace gala de su curiosa posición geográfica con una urbe de fantasía llamada la Ciudad Mitad del Mundo. Es un predio turístico a unos 16 km de la capital, en San Antonio de Pichincha, que cuenta con un obelisco, un planetario, un insectárium, un museo etnográfico y una extensa línea amarilla pintada en el suelo, que simboliza la línea ecuatorial. Todos los visitantes buscan tomarse una foto sobre ella, con un pie en el hemisferio sur y el otro en el norte, detrás del cartel que indica la latitud 0°0'0", aunque la línea no pase exactamente por ahí (ver enseguida).

En equinoccio o cualquier otro día del año es interesante visitar esta región a igual distancia de ambos polos. Aquí, por ejemplo, los cuerpos pesan menos que en otro punto de la Tierra -los motivos, en la ley de Newton- y para comprobarlo hay una balanza, en uno de los bares de este complejo inaugurado en 1985.

El predio cuenta con pabellones educativos y una veintena de negocios con productos de la región (que no se diferencian demasiado entre local y local). En la cafetería frente al obelisco se ofrece, además de la balanza, el diploma de Y o estuve en la mitad del mundo (US$ 2) y un sellado gratis en el pasaporte. También se puede hacer ahí la prueba que más atrae a los visitantes: parar un huevo sobre un clavo.

En una pequeña mesa del patio -con restos de los huevos rotos de quienes fracasaron en el intento- se desafía la ley de gravedad con un elemento cuyos componentes se acomodan de una manera particular. "El huevo fue también un símbolo indígena en relación con los cuatro elementos principales que formaban parte de su cosmovisión: la clara representa el agua; la cáscara, la tierra; la yema, el fuego, y la tela en su interior es como una cámara de aire. En otros países se puede también equilibrarlo sobre un clavo, pero es más difícil y lleva más tiempo", explica María Eugenia Serrano, que comanda un museo privado junto al predio de la Mitad del Mundo.

Su museo se llama Inti Ñan (camino del sol) y recopila elementos de la cultura preincaica para mostrar, de manera didáctica, las particularidades de esta región y cómo fueron descubiertas y aprovechadas por habitantes originarios a través de observaciones astronómicas.

El recorrido es muy curioso. La guía muestra, por ejemplo, cómo la diferencia en la rotación de la Tierra hace que el agua gire en sentido contrario en cada hemisferio. "¿Es como cuando Bart Simpson llama a Australia para ver cómo gira el agua del inodoro?", pregunta un adulto entusiasmado; María Eugenia confirma su teoría, más conocida como el efecto de Coriolis.

Para hacerlo, ubica una bacha de cocina exactamente sobre la línea roja de este predio, que representa la línea del ecuador. Dentro de la bacha coloca unas hojas, echa agua y quita el tapón. Las hojas, al igual que el agua, caen directamente al suelo. Luego hace la prueba a un metro de la línea, del lado del hemisferio norte: las hojas y el agua giran al caer en sentido antihorario. Repite el ejercicio a sólo un par de metros, en el hemisferio sur: el desagüe es en el sentido de las agujas del reloj.

Este museo interactivo, creado por el profesor Humberto Vera, cuenta con dos chozas que recrean con objetos escenas costumbristas, y un bosque totémico, con figuras de culturas andinas de diferentes países. Entre otras pruebas se realiza una con los brazos de los visitantes haciendo palanca, para ver cómo la fuerza de gravedad afecta los cuerpos de manera diferente.

Línea con polémica

La Ciudad Mitad del Mundo, administrada por el Consejo Provincial de Pichincha, fue construida en honor a unas misiones francesas de 1736, que habían llegado al país para comprobar la verdadera forma de la Tierra. Sin intenciones de ser exacto, su monumento fue construido 7,7 segundos al sur (unos 243 metros) de la verdadera línea ecuatorial, según se comprobó años más tarde.

Muy cerca de allí, en la posición prácticamente exacta, se encuentra el Museo Inti Ñan. Entre ambos predios turísticos hay una calle y un paredón, que impide la visibilidad entre un lugar y otro. "Construyeron la pared para que no nos vean los turistas -afirman en Inti Ñan-. Con el GPS se determinó que nuestra línea está en la ubicación precisa, aunque trabajamos con dos centésimas de segundo de margen de error, porque no es exacto ningún GPS."

El museo creado por Vera estaba originalmente en la ubicación de la Ciudad Mitad del Mundo, pero fue desplazado de allí. El hombre compró entonces el terreno contiguo y, sin saberlo, consiguió una mejor ubicación. "Nos dio la noticia un grupo de canadienses que llegó con los datos precios", explica María Eugenia, nuera del fundador. Vale la pena visitar ambos lugares, por la inmensidad del predio oficial y por los juegos didácticos de Inti Ñan. "Algunos están de acuerdo con las demostraciones que hacemos y otros no -continúa la mujer-. Cada uno las interpreta según su creencia, tal vez religiosa o física."

También la prueba del huevo es aquí la más esperada y sólo tres de diez visitantes logran superarla. Para ellos se otorga un certificado sin igual: Llegó al museo solar y puso sus pies sobre la línea máxima de la latitud 0°0'0" y equilibró un huevo en el centro magnético del planeta Tierra calculado con satélite GPS.

Datos utiles

Cómo llegar

Aéreo . LAN vuela desde Buenos Aires hasta Quito, con tarifas desde 512 dólares. Ventas y consultas, 0-810-9999-526. Más, www.lan.com

Metrobús. Desde el centro de Quito hasta la Mitad del Mundo hay unos 16 km. Con el metrobús hacia el norte de Quito se llega a la estación final La Ofelia, donde se puede tomar el autobús La Mitad del Mundo, que llega hasta el predio. El Museo Inti Ñan está a unos 200 metros de allí.

Más información

www.mitaddelmundo.com

www.museointinan.com.ec

www.quito-turismo.gob.ec

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?