Suscriptor digital

Tras la visita de Ravi Shankar

(0)
25 de septiembre de 2012  

Con motivo de errores y malentendidos publicados en distintos medios, incluido LA NACION, la Fundación El Arte de Vivir hizo llegar a este diario un texto firmado por su directora en el país, Beatriz Goyoaga.

Sri Sri Ravi Shankar ha recibido la Condecoración de Gandhi Award Paz Mundial en Asia, equivalente al Premio Nobel, la condecoración de Pedro el Grande en Rusia, fundó junto con el Dalai Lama la Asociación Internacional para los Valores Humanos, fue miembro honorífico de la Divinity School de la Universidad de Yale, fue nombrado Yoga Siromani (reconocimiento supremo en la India, donde está llevando a cabo una incansable campaña en contra de la corrupción), ha sido nominado para recibir el Premio Nobel de la Paz en múltiples ocasiones y el gobierno de la India lo nombró The Custodian of World Peace entre otros muchos reconocimientos internacionales.

Sólo en estas dos últimas semanas en América del Sur, recibió tres honoris causa y un reconocimiento académico, el título de Comuneros de Paraguay, las llaves de la Ciudad de Río de Janeiro como Visitante Ilustre, al igual que de Montevideo y de Lima, disertó en Parlamentos y reunió multitudes para compartir su mensaje de paz.

En la Argentina, organizado exclusivamente por la Fundación El Arte de Vivir, y no como se dijo en los medios por una empresa privada o el gobierno de la ciudad, reunió a 150.000 personas en una meditación libre y gratuita, visitó a los más necesitados, se reunió con prisioneros, conversó con empresarios y dio cursos a miles de personas, entre muchas otras actividades.

Toda su actividad se centró en promover la paz, la honestidad, los valores humanos y la necesidad de lograr una sociedad libre de estrés y violencia invitando a todos los sectores a ser parte activa del cambio, mensaje que viene predicando desde hace más de 30 años por el mundo entero.

Sin embargo, en nuestro país algunos lo han acusado abiertamente de robar y de ser un embustero, y ello sin aportar ninguna prueba. Simplemente, esas pruebas no existen. En algunos medios argentinos suelen verse este tipo de declaraciones difamatorias que causan un enorme perjuicio y quedan impunes, pero que son completamente falsas, como en este caso. De ninguna manera aceptaremos semejante acusación que afecta el buen nombre y honor de Sri Sri Ravi Shankar.

Repudiamos esas infundadas y falsas acusaciones formuladas contra Sri Sri Ravi Shankar y negamos enfáticamente que se haya llevado ningún dinero de la Argentina.

La fecunda obra a lo largo de los años le ha valido el afecto de millones de personas en el mundo entero que han encontrado en sus programas y seminarios una mejor calidad de vida y una inspiración para servir a los demás. La Fundación El Arte de Vivir y la Asociación para los Valores Humanos (que fundó junto al Dalai Lama y la ex presidenta de Panamá Mirella Moscoso) trabajan con las Naciones Unidas, la Unicef y la Organización Mundial de la Salud en numerosísimos programas humanitarios. Promueve la justicia, la honestidad y el respeto por los valores humanos y la religión de cada individuo. En ningún país han existido a lo largo de los años inconvenientes del tipo del señalado. Sri Sri no recibió ninguna donación ni tampoco fue detenido en la aduana y el equipaje fue revisado en un procedimiento de rutina. Yo estaba presente.

Además, la fundación argentina cumple con la normativa legal vigente que le resulta aplicable y en particular con la tributaria. Cuenta con una exención impositiva conforme con la naturaleza de sus actividades y con su objeto, otorgada por las autoridades con arreglo al derecho vigente.

La entidad se ha presentado ante la AFIP y el Juzgado Nacional Penal Tributario N° 2 y ha puesto a disposición de esas autoridades, en forma transparente, toda la información que pudieran requerir, puesto que nada tiene que ocultar.

Las necesidades básicas del ser humano no son sólo comer y gozar de salud (de lo cual también nos ocupamos), sino también la paz mental y el entusiasmo por la vida. De nada sirve tener salud si uno no quiere vivir. Los programas de El Arte de Vivir, algunos arancelados y otros gratuitos, y muchos participantes becados devuelven la autoestima, otorgan serenidad y recuperación del equilibrio psicofísico.

Es imperante aclarar los hechos porque estamos convencidos de que sólo con la verdad podremos alcanzar la paz.

Sin paz no lograremos prosperidad. Sin respeto por el otro no lograremos la paz.

Seguiremos trabajando incansablemente para traer paz y prosperidad a nuestra Argentina tan querida.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?