Suscriptor digital

Triple play, un servicio que sigue "prohibido"

El combo crece en la región, pero no despega en el país
(0)
2 de octubre de 2012  

Las empresas de telecomunicaciones no pueden dar TV porque la regulación lo impide; Cablevisión no puede dar telefonía porque el gobierno nacional no le entrega numeración para poder hacerlo. En general, debido a los límites impuestos por la ley de medios audiovisuales, los cableoperadores no pueden dar servicio en más de 24 localidades, lo que limita su escala para poder competir con las telefónicas. Tecnológicamente es posible, pero regulatoriamente no, y aún no hay cambios en el horizonte.

Salvo Telecentro, que tiene el monopolio del triple play en el área metropolitana de Buenos Aires, la oferta de tres servicios (TV paga, telefonía y banda ancha) por parte de un mismo operador, mediante una única red y con una sola tarifa, sigue frenada en Argentina.

Mientras tanto, en América del Sur se perciben fuertes transformaciones, la más profunda de las cuales tal vez esté ocurriendo en Chile, donde varios operadores (provenientes de la telefonía y de la televisión por cable) comenzaron a ofrecer lo que se conoce como cuádruple play, es decir la provisión de aquellos tres servicios más la telefonía celular mediante un mismo proveedor y en condiciones de competencia.

Incluso en mercados muy concentrados como México, la oferta de conectividad crece, en este caso, de la mano de la industria de la televisión por cable. Venezuela, donde la libertad de expresión está amenazada, las telecomunicaciones se han ido desarrollando gracias a la liberalización de las telecomunicaciones, donde Cantv, el operador estatal, también tiene un papel importante frente a Claro, Movistar y la cableoperadora Inter (que también puede brindar TV satelital, algo impedido en la Argentina por la ley de medios). Allí, mientras las redes se superpongan, todos compiten con todos, como en Brasil, donde tras cinco años de debate se aprobó una ley de TV paga que abrió el mercado al triple play. En la Argentina, en cambio, estas posibilidades están prácticamente prohibidas.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?