Suscriptor digital

El juez Tettamanti renunció por "violencia moral"

Se quejó por las críticas de Alak y habló de su "intranquilidad personal y familiar"
Adrián Ventura
(0)
11 de octubre de 2012  

El juez federal Raúl Tettamanti acusó al ministro de Justicia, Julio Alak, y a miembros kirchneristas en el Consejo de la Magistratura de haberle generado "violencia moral y un grado de intranquilidad personal y familiar" que le impiden continuar como magistrado.

Eso es lo que afirmó Tettamanti en el escrito que presentó ante el presidente de la Cámara Federal, Martín Farrell, para fundamentar su renuncia a seguir con el caso que trata la demanda del Grupo Clarín contra la ley de medios. Lo hizo en términos inusualmente duros para un magistrado.

El juzgado federal N° 1 está vacante y miembros kirchneristas del Consejo de la Magistratura intentan nombrar un juez cercano al Gobierno. Fracasaron en varias oportunidades y mañana el plenario del cuerpo realiza otra sesión. Para cubrir ese interinato, la Cámara Federal había designado por sorteo, como magistrado interino, a Tettamanti, un juez de larga trayectoria que estaba jubilado.

El Gobierno, temeroso de que pudiera darle la razón al Grupo Clarín, lo recusó con fuertes denuncias públicas. En una conferencia de prensa que dieron el viernes, Alak y dos miembros kirchneristas del Consejo de la Magistratura denunciaron que su nombramiento había sido una maniobra de la Cámara Federal y dijeron que un fallo suyo favorable a Clarín sería una violación de la Constitución; un abogado le pidió un juicio político.

Además, ayer LA NACION reveló que Tettamanti también sufrió presiones solapadas; habría sido amenazado con la posibilidad de que su hermano, el vicealmirante (R) Rodolfo Oscar Tettamanti -un ex jefe de Infantería de Marina que se retiró de la fuerza tras el alzamiento carapintada de Mohamed Seineldín en 1988- sería enjuiciado. Este oficial nunca estuvo involucrado en causa alguna, pero fuentes judiciales señalaron que el juez Tettamanti habría recibido una llamada telefónica, el sábado por la noche, en la que se le advertía esa posibilidad.

Los jueces, cuando se sienten presionados, a lo sumo se excusan de intervenir en un expediente o renuncian sin expresar causa. No hay muchos casos en la historia judicial en los que un juez acuse a un ministro de "violencia moral". "La actitud que adopto obedece al debate que se generó en el ámbito del Consejo de la Magistratura y, luego con la intervención del señor ministro de Justicia, en torno a mi designación", escribió Tettamanti.

"El tono de las declaraciones de los funcionarios referidos -con relación a Alak y a los consejeros kirchneristas Hernán Ordiales y Marcelo Fuentes- ha generado en mí una violencia moral y un grado de intranquilidad, no sólo personal sino también familiar, que me provoca un estado de ánimo que no es el apropiado para continuar en la delicada tarea de administrar justicia, como lo vengo haciendo desde hace 31 años."

Tettamanti también recordó a la Cámara que la Cámara Federal lo había sorteado conforme con el procedimiento autorizado por las leyes y por la Corte.

La actitud de Alak unió también a los opositores en el Congreso, que definieron anoche que pedirán su interpelación por aquellas declaraciones contra Tettamanti.

Hoy, en tanto, el Consejo de la Magistratura volverá a sesionar para tratar el controvertido concurso 258, en el cual los consejeros kirchneristas quieren nombrar a la candidata María Lorena Gagliardi o, en su defecto, a algunos de los otros candidatos afines al Gobierno. Los consejeros opositores se abroquelaron y no le permiten alcanzar la mayoría.

Mientras tanto, el fiscal federal Jorge Di Lello le dio trámite a una denuncia que presentaron varios diputados por irregularidades en el concurso 258 y pidió al Consejo que le envíe todos los antecedentes de ese caso.

VUELVEN A PROTESTAR LOS ABOGADOS

La agrupación de abogados porteños Será Justicia organizará hoy, a las 14, una nueva protesta frente al Palacio de Tribunales para exigir la anulación del concurso judicial 258, a partir del cual se busca cubrir la vacante del Juzgado Civil y Comercial N° 1.

Apoyará especialmente al consejero Ricardo Recondo, a quien el kirchnerismo intentó excluir del debate sobre ese concurso, que definirá el destino del juzgado en el que se tramita la denuncia del Grupo Clarín contra la ley de medios.

"Es necesario redoblar la presencia porque el kirchnerismo no cejará en su intento", advirtió Será Justicia en su convocatoria a la protesta contra "la designación de jueces adictos al gobierno de turno".

La agrupación, además, les envió cartas a los consejeros que provienen del mundo judicial Alejandro Sánchez Freytes y Mario Fera, en la que les solicitan que participen del plenario de hoy y se opongan a la jugada del oficialismo sobre ese controversial concurso.

Es el segundo jueves consecutivo que los abogados se congregan para reclamar contra el Gobierno.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?