Suscriptor digital

Herrera de Noble pide ser sobreseída

Quedó probado que sus hijos no tienen vínculos con desaparecidos
(0)
14 de octubre de 2012  

"La señora Marcela Noble Herrera y el señor Felipe Noble quedan excluidos de poseer vínculo biológico con los grupos familiares cuyas muestras de material genético se encuentran incorporadas en el Banco Nacional de Datos Genéticos [BNDG]."

Ésa es la conclusión del peritaje que lleva las firmas de la directora del BNDG, María Belén Rodríguez Cardozo; el perito de las Abuelas de Plaza de Mayo, Julián Larriba; de experto Primorosa Rinaldi, en representación de la directora del diario Clarín, Ernestina Herrera de Noble, y de su colega Alejandro Trevisán, que actuó a pedido de Marcela y de Felipe Noble Herrera.

A partir de ese resultado, los abogados de la directora de Clarín pidieron su sobreseimiento definitivo en la causa en la que había sido acusada de apropiación de hijos de desaparecidos.

Ese estudio final fue presentado esta semana en el Juzgado Federal N° 1 de San Isidro, a cargo de la doctora Sandra Arroyo Salgado, que en diciembre de 2010 había ordenado una triple batería de exámenes genéticos para determinar si Marcela y Felipe son hijos de desaparecidos. La denuncia de apropiación había sido formulada en 2001 por Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas.

Los estudios consistieron en comparar los perfiles genéticos de Marcela y Felipe, nacidos en mayo y junio de 1976, con tres grupos de personas: primero, con los de tres familias querellantes –Estela Gualdero, Carlos Miranda y David Lanuscou–; luego, con el de jóvenes dados a luz en 1975 y 1976, es decir, en los 24 meses que rodearon el nacimiento de los dos jóvenes, y finalmente, para que no quedara duda alguna, con todo el universo de muestras que obra en el Banco Nacional de Datos Genéticos y que nacieron a partir de 1977.

Las dos primeras baterías de cotejos habían sido concluidas el año pasado y los resultados habían sido categóricos. Pero la magistrada insistió en realizar el último paso.

El martes pasado, se terminó de hacer el cotejo con el ciento por ciento de los restos que existen hasta ahora en el BNDG, incluidas las muestras de personas que, por su edad o fecha de desaparición, no tenían posibilidades de tener vínculo biológico con Marcela y Felipe. El resultado fue el mismo.

"Culminando la orden emanada por V.S. [Vuestra Señoría] en el oficio de fecha 13 de septiembre de 2012, se da por concluido el cotejo correspondiente al punto C3. Hasta el día de la fecha, Marcela y Felipe Noble Herrera quedan excluidos de poseer vínculo biológico con los grupos familiares que obran en el BNDG, incluidos los que ingresaron durante 2011 y 2012", dice el peritaje.

Sobre esta base, los abogados Gabriel Cavallo y Eduardo Padilla, defensores de la directora de Clarín, presentaron el viernes pasado un escrito, en el que solicitaron el sobreseimiento definitivo.

Los letrados, en su presentación, afirmaron, primero, que estos peritajes indican que Ernestina Herrera de Noble no incurrió en el delito de apropiación ilegal y es ajena a los hechos que se le imputan.

Pero, además, para el caso en que eso no sea suficiente, le recuerdan a la jueza Arroyo Salgado que ya pasaron ocho años desde que, en 2003, la Cámara Federal de San Martín había dictado la falta de mérito de Ernestina Herrera de Noble y venció lo que la jurisprudencia nacional e internacional admite como "plazo razonable" para concluir una investigación penal. "Toda persona tiene derecho a que una sentencia defina su situación frente a la ley penal", establecieron el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la Corte argentina en diversos fallos.

Esto se da en medio de un fuerte embate del gobierno nacional contra el Grupo Clarín. Ese enfrentamiento, que recrudeció a partir de 2009 con la sanción de la ley de medios, sin embargo, había comenzado antes y la denuncia por apropiación contra Herrera de Noble se había convertido en uno de los principales capítulos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?