Suscriptor digital

Claudio Yacob: "Hubiese querido irme de otra manera de Racing"

El volante disfruta de su buen presente en West Bromwich y rechaza acusaciones de su abrupta salida del equipo de Avellaneda
Claudio Mauri
(0)
15 de octubre de 2012  

Durante la charla, Claudio Yacob avisa qué es lo primero que hará apenas cuelgue el teléfono en la sala de prensa del club: "Me está esperando mi perrita Luna para que le dé de comer. Es una luz. Lo primero que me aseguré cuando firmé el contrato con West Bromwich fue que pudiera traerla".

La mascota tiene un dueño que está de muy buen ánimo por esta nueva etapa de su vida, que desde mediados de año lo encuentra en la región Midlands de Inglaterra, en Birmingham, en el West Bromwich Albion. Yacob (25 años) prefiere hablar de su promisorio comienzo en la Premier League (fue titular en las siete fechas en un equipo que sorprende al estar en el cuarto puesto, a cinco puntos del líder Chelsea), que hacer revisionismo de su salida de Racing, tema en el que se desmarca de algunas acusaciones que le cayeron tras aquel 1-4 con Independiente .

"Siempre me atrajo la Premier League. Y también me interesaba la experiencia de vida, aprender un idioma, otros hábitos y costumbres. Lo tomo como un crecimiento personal, más allá de lo futbolístico. Es una experiencia maravillosa, espero hacer las cosas bien para quedarme el mayor tiempo posible. Tengo contrato hasta 2015, pero me quedaría más. Estoy muy feliz", expresó el volante, que vive junto con su novia en una casa "con mucho verde", aunque el clima acompaña poco: "No hay demasiado sol".

–¿Cómo va la adaptación, con qué te encontraste?

–Desde el primer momento me hicieron sentir muy bien en el club, eso facilitó todo. Siento como si estuviera desde hace mucho. Me sirvió para adaptarme lo más rápido posible. El fútbol inglés es muy friccionado, se juega con mucha presión, en eso se parece al argentino, pero es más rápido por las canchas.

–Entre tu último partido en Racing y el primero en el Bromwich pasaron cuatro meses. ¿No lo sentiste, no te costó?

–Se hace difícil cuando se pierde continuidad, pero siempre me entrené al máximo con un "profe" particular en ese período. Sabía que tenía que estar preparado para cuando me tocara jugar, y ya desde el primer partido me sentí rápido, muy bien. Además, acá los entrenamientos son muy intensos y te obligan a estar rápido.

–¿Qué función te pide el técnico?

–Estoy jugando de doble cinco con el congoleño Mulumbu. Steve Clarke [el entrenador] me pide que tácticamente sea inteligente para que los rivales no se me muevan a las espaldas. El fútbol inglés consiste en eso, en jugar la pelota a espaldas de los volantes. Tengo que impedir eso. Y después jugar al fútbol, obviamente, que sea simple y trate de que la pelota pase por mí, jugarla rápido. Es bastante similar a lo que hacía en Racing.

–El club tuvo varios ascensos y descensos en los últimos años. ¿Cuál es el objetivo, mantener la categoría?

–El Bromwich es un club con mucha historia y gran cantidad de hinchas. Varias generaciones de las familias van a la cancha. Se respira un clima de mucha tradición. Futbolísticamente, hace tres años que se mantiene en primera y el objetivo es terminar lo más alto posible, en los primeros puestos, porque hay un buen plantel y en la temporada anterior ya terminó décimo. En siete fechas demostramos que podemos estar arriba. La campaña que estamos haciendo no nos sorprende.

–¿Necesitabas un cambio de aire?

–Eehh... Sentía que necesitaba esta oportunidad, por eso no dudé en aceptarla.

–¿Cómo ves a la distancia tu salida de Racing? Se te criticó mucho por cambiar el pantaloncito en el clásico que perdieron 4-1 con Independiente y mostrar un actitud como si no te hubiera dolido la derrota.

–Hubiese querido irme de otra manera de Racing, pero si las cosas se dan una manera es por algo. Se dijeron cosas con las que no estoy de acuerdo. Siempre creí que lo mejor era no hablar para no crear un conflicto. Ya es pasado, prefiero no hablar de ese tema. Estoy contento porque el presente de Racing es muy bueno.

–Pero hiciste tu autocrítica de ese momento.

–¿De qué momento?

–Lo que pasó después del clásico.

–Siempre estuve muy tranquilo. Las cosas que se dijeron no me afectaron porque actué bien. Las críticas me rebotan, fueron todos inventos. De Racing me alegra que chicos de las inferiores como Centurión y Vietto le estén rindiendo a la institución.

–¿Imaginabas que ese clásico podía ser tu último partido en Racing?

–Noo..., no sé, nunca me lo puse a pensar.

–Y antes te habías negado a ir al banco, siendo el capitán. Basile te excluyó y luego te indultó. ¿No te arrepentís?

–Eso ya es pasado. Obviamente que todo sirve como experiencia.

–¿No tuviste miedo de que se te creara una imagen de jugador conflictivo?

–No creo tener esa imagen, para nada.

–Zubeldía quería que te quedaras. ¿Fueron los dirigentes los que decidieron que no siguieras?

–La realidad fue que se me terminaba el contrato y quedé con el pase en mi poder.

–¿Puede ser que tu malestar empezara cuando pudiste ir a Boca para reemplazar a Somoza (estaba lesionado) y el pase no se concretó?

–Nunca tuve malestar con la gente de Racing. Incluso sigo en contacto con ellos. Estoy agradecido de que Racing me haya formado como profesional y, sobre todo, como persona.

–¿Creés que dejaste las puertas abiertas para volver a Racing?

–Uno nunca sabe dónde va a terminar por las vueltas de la vida, pero mi corazón siempre va a estar en Racing.

Un club de 134 años, fundador de la Liga



Aunque la obtuvo en una sola oportunidad, en 1920, West Bromwch Albion es uno de los creadores de la liga de primera de Inglaterra (actual Premier League), en 1888, diez años después de que se fundara el club del que surgió Bryan Robson. Bromwich obtuvo cinco FA Cup (la última, en 1964) y estuvo en el ascenso entre 1986 y 2002. En la última década sufrió tres descensos y consiguió igual cantidad de ascensos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?