Una empresa que creció y ganó mercado

(0)
1 de septiembre de 1999  

La historia de Líneas Aéreas Privadas Argentinas (LAPA) comenzó en 1984, cuando el actual presidente y dueño de la compañía, Gustavo Deutsch, la recibió en parte de pago por la venta de un campo en la provincia de Buenos Aires.

La flota de LAPA, en ese entonces, sólo estaba compuesta por dos aviones de 30 plazas que viajaban hacia la ciudad de Colonia. En 1992, con la desregulación del mercado de vuelos de cabotaje, la firma comenzó a ganar crecientes segmentos del mercado.

Logró hacer crecer su participación desde menos del 1 por ciento hasta el 36 por ciento este año, por lo que se ubicó primera en el mercado. Mientras se posicionaba en esa franja, LAPA comenzó a explorar el negocio de los vuelos internacionales.

Acuerdo con Delta Airlines

Esa iniciativa finalizó con el reciente anuncio del comienzo de los vuelos hacia Atlanta, Estados Unidos, tras haber logrado un acuerdo con la norteamericana Delta Airlines.

En noviembre de 1997, Deutsch anunció la compra en leasing de catorce Boeing 737-700, en la mayor operación en su tipo en la historia de la aviación comercial argentina. Las unidades serían incorporadas escalonadamente hasta el 2002, a un precio que ronda los US$ 36 millones cada una.

Pero la última semana trascendió que se habría suspendido la operación por la pesada carga del impuesto docente: debían pagar el 1% por cada nave.

A fines de 1998, la flota de LAPA sumaba 14 Boeing 737-200, un Boeing 737/700 y dos Boeing 757, los que transportaban 160.000 pasajeros por mes.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios