Murió el economista Adolfo Canitrot

Fue viceministro de Economía de Raúl Alfonsín y funcionario del gobierno de la Alianza; tuvo una importante labor académica en las ciencias económicas
(0)
23 de octubre de 2012  • 22:30

El ingeniero y economías Adolfo Martín Prudencio Canitrot falleció este martes a los 84 años en la Ciudad de Buenos Aires a causa de un accidente cerebrovascular que comprometió seriamente su salud. Sus restos serán inhumados mañana en el cementerio de la Chacarita.

Canitrot se graduó como ingeniero civil (UBA, 1955) y obtuvo un doctorado en economía (Universidad de Stanford, 1965). Logró una extensa carrera como economista e investigador.

En la administración pública ocupó la Subsecretaría General de Planificación de la Presidencia de la Nación (1983-1985) y la de Coordinación Económica del Ministerio de Economía (1985-1989). En este último paso acompañó la gestión del ministro de economía Juan Vital Sourrouile.

Durante la década del noventa, se desempeñó como asesor para el Banco Mundial en la Misión de Reforma Administrativa del Estado Chileno (1990) y fue presidente de la comisión de redacción de El libro blanco sobre el empleo en Argentina del Ministerio de Trabajo (1994-1995). Luego, durante la gestión de la Alianza, fue Vicepresidente del Banco Nación y de la AFJP Nación.

En la esfera académica, fue director, profesor e investigador del Instituto Di Tella y la Universidad Nacional de Mar del Plata. Asimismo publicó numerosos trabajos en revistas económicas nacionales e internacionales.

Falleció hoy Adolfo Canitrot, ex subsecretario de Planificación y viceministro de Economía durante el gobierno de Raúl Alfonsín (1983-1989). Canitrot había nacido el 1° de abril de 1928 y últimamente su salud se encontraba deteriorada por un episodio cerebro vascular. Recordado por sus colegas y amigos como un intelectual brillante, gran académico y economista, se había recibido de ingeniero civil en la Universidad de Buenos Aires (UBA) en 1955 y, diez años después, se doctoró en Economía en la Universidad de Stanford, en los Estados Unidos. Pero además de destacarse por sus cualidades técnicas, también sobresalió por su calidad humana.

Sus amigos lo recuerdan como una persona reflexiva, pero firme y valiente, no exenta de humor. "Habrá que ponerse el casco", decía ante situaciones apremiantes, según recuerdan sus colaboradores. Otra de sus frases habituales era: "La economía es una novia difícil que nunca se termina de conquistar".

En mayo de 1985, junto a Juan Sourrouille, entonces ministro de Economía, y José Luis Machinea, en aquel momento presidente del Banco Central (BCRA), Canitrot elaboraron el Plan Austral, programa de estabilización económica lanzado para contener una inflación que se espiralizaba mes a mes. Exitoso en los dos primeros años, el plan dio muestras de fatiga en 1987 hasta ser reemplazado en 1988 por el Plan Primavera, que colapsaría en febrero de 1989 y desembocaría en la hiperinflación. Durante el gobierno de la Alianza (1999-2001) ocupó la vicepresidencia del Banco Nación y de la AFJP Nación. También fue asesor de los gobiernos de Perú y Chile. En el ámbito académico fue profesor e investigador en el Instituto Di Tella y también se desempeñó en el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes) entre 1978 y 1983 antes de ingresar en el gobierno de Alfonsín.

Tuvo 5 hijos. Sus restos son velados en O’Higgins 2842, en el barrio de Belgrano. Mañana se realizará el sepelio en el cementerio de la Chacarita.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.