Rescate emotivo: "Avellaneda Blues" de Manal

Esta semana recordamos uno de los temas clave del álbum debut de la primera banda de blues local; escuchá su versión original y opiná
(0)
26 de octubre de 2012  • 17:15

El álbum debut homónimo de Manal tiene en su haber varios méritos que justifican su legado, su importancia y su inagotable vigencia. Por un lado es el disco iniciático del blues en español en estas tierras, y es el resultado de la unión de tres fuerzas y talentos enormes: Javier Martínez, Claudio Gabis y Alejandro Medina. Y, un detalle para nada menor, dentro de esas siete canciones irremplazables, se encuentra la viñeta urbana perfecta de "Avellaneda Blues".

Hablar de Manal como nuestro Cream puede ser un lugar común, pero es una comparación en absoluto azarosa, de la cual ellos mismos supieron reírse al bautizar al grupo como Ricota, en obvia alusión al trío de Eric Clapton, Ginger Baker y Jack Bruce, antes de dar con su nombre definitivo. Tras conocer a Jorge Álvarez, el fundador del sello Mandioca en una fiesta en la casa de una amiga, el incipiente trío tuvo no sólo su primer contrato discográfico, sino también otra oferta: la de fogonearse en vivo en shows en teatros, una oferta excéntrica y tentadora, en tiempos en que la mayoría de los recitales eran en clubes para que el público pudiera bailar.

La propuesta tenía sentido: si bien su disco debut tiene momentos que aceleran el pulso, Manal era una banda para sentarse y escuchar en profundidad, gracias a la química de la unión entre dos autodidactas con garra (Gabis y Martínez) con un músico de conservatorio y una mayor experiencia sobre las tablas (Medina). Dentro de esta química, Martínez mostró tener una pluma notable a la hora de escribir pequeñas postales urbanas, tan cotidianas como desoladoras.

Encargada de abrir el lado B del LP, "Avellaneda Blues" es un retrato crudo y directo de la zona fabril del sur bonaerense. Y acá vuelve a aparecer la química: Claudio Gabis compuso la progresión armónica del tema tras un paseo por las vías de Avellaneda. Al escuchar lo que el guitarrista había compuesto, Javier Martínez entendió que era en ese mismo lugar donde debía situar geográficamente su relato. En sólo cuatro versos, el tema pinta una postal gris, de calles con su asfalto destruido y el aire impregnado con hollín. Ante este paisaje, ni siquiera la maquinaria puede eludir la tristeza ("Y la grúa, su lágrima de carga inclina sobre el Dock") mientras "los obreros, fumando impacientes, a su trabajo van".

Escuchá "Avellaneda Blues":

Mirá otros Rescates emotivos

"Closer" de Nine Inch Nails | "Piano Man" de Billy Joel | Rescate emotivo: "Debaser" de Pixies | "I Wanna Be Sedated" de Ramones | "Folsom Prison Blues" de Johnny Cash | "Karma Police" de Radiohead | "Héroes" de Fricción | "God Only Knows" de The Beach Boys | "Just Like Heaven" de The Cure | "Lisa" de Gustavo Cerati | "Jumpin' Jack Flash" de The Rolling Stones | "Enjoy the Silence" de Depeche Mode | "I Wanna Be Adored" de The Stone Roses | "Longview" de Green Day | "Escafandra" de Peligrosos Gorriones | "Iron Man" de Black Sabbath | "There She Goes" de The La’s "Killer Queen" de Queen | "Kanishka" de Los Brujos | "Love Will Tear Us Apart" de Joy Division | "Rock and Roll" de Led Zeppelin | "Baba O'Riley" de The Who | "So Lonely" de The Police | "Grace" de Jeff Buckley | "Ace of Spades" de Motörhead | "Once in a Lifetime" de Talking Heads | "London Calling" de The Clash | "Rezo por vos" de Spinetta/García | "Panic" de The Smiths | "One" de Metallica | "Ziggy Stardust" de David Bowie | "Laura va" de Almendra | "Wonderwall" de Oasis | "Sabotage" de Beastie Boys | Subterranean Homesick Blues" de Bob Dylan | "Common People" de Pulp | "En la ciudad de la furia" de Soda Stereo | "Bitter Sweet Symphony" de The Verve | "You Really Got Me" de The Kinks | "Ya no sos igual" de 2 Minutos | "Handle With Care" de Traveling Wilburys | "Bohemian Like You" de The Dandy Warhols | "Parklife" de Blur

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?