0

La competitiva carrera por el trono del mundo móvil

Las dos versiones del iPhone 5, anunciados por Apple el pasado mes
Las dos versiones del iPhone 5, anunciados por Apple el pasado mes Fuente: AP
A pesar del crecimiento de uso de los smartphones, las principales compañías del sector aún deben enfrentar los desafíos de esta segmento, tales como la rentabilidad y la privacidad de los usuarios
Claire Cain Miller
Somini Sengupta
0
28 de octubre de 2012  • 11:58

Intel hizo su fortuna con los chips que impulsan a las computadoras personales y Microsoft con el software que va adentro. El ingrediente secreto de Google es que encuentra lo que estás buscando en Internet. Pero las cosas están cambiando para estos titanes de la tecnología debido a una fuerza mayor: el auge de los dispositivos móviles.

Estas y otras empresas de tecnología se esfuerzan por reinventar sus modelos de negocio, ahora que el viejo modelo (un cliente fijo sentado frente un escritorio fijo) ya no es válido. Estas empresas algunas vez alteraron los negocios tradicionales, llevando a cabo actividades que iban desde la venta de libros y música hasta la reserva de hoteles. Ahora se están desestabilizando por la adopción generalizada de los teléfonos inteligentes (smartphones, en idioma inglés) y las tabletas (tablets, en idioma inglés).

"Las empresas se encuentran con que deben rediseñar su forma de pensar y se preguntan: ‘¿Qué es lo que hacen nuestros clientes a través de la vía móvil que es muy distinto de lo que les entregamos a través de nuestra tradicional vía online?’", dijo Charles S. Golvin, un analista de Forrester Research, la firma de investigación de tecnología.

Y añadió: "Es divertido hablar del tradicional negocio online como si hubiese estado sucediendo durante siglos, pero es del último siglo".

Los gigantes de la industria siguen siendo impulsores altamente rentables de la economía. Sin embargo, el cambio hacia la informática en dispositivos móviles está causando repercusiones negativas, entre las cuales se incluyen los decepcionantes informes de ganancias dados a conocer la semana pasada por Google, Microsoft e Intel. Dichas repercusiones están, en gran medida, relacionadas con los ingresos procedentes de los dispositivos móviles. Los inversores aguardan en suspenso información sobre las ganancias de Facebook, que se revelarán el martes, por la misma razón. La nueva jefa ejecutiva de Yahoo, Marissa Mayer, dijo el lunes que la firma había fracasado en la capitalización en el mercado móvil y que deberá convertirse en una empresa predominantemente móvil.

La demanda de chips de Intel para las computadoras (los cuales son mucho más rentables que los que se utilizan en los smartphones) cae en picada. En Microsoft, las ventas de software para PC disminuyen drásticamente. En Google, el precio que los anunciantes pagan cuando los usuarios hacen clic en sus anuncios ha bajado hace un año. Esto se debe, en parte, a que mientras que los anuncios móviles se han disparado, los mismos cuestan menos que los anuncios en Internet; los anunciantes aún intentan encontrar la manera de hacerlos más efectivos.

Desde que inició su cotización en la bolsa, Facebook ha perdido la mitad de su valor en Wall Street por la presión de hacer más dinero a partir de los dispositivos móviles, ya que seis de cada diez usuarios de Facebook entran en sus cuentas desde sus teléfonos móviles.

Las ganancias ahora dependerán de la destreza de las compañías de tecnología para rastrear a sus usuarios desde la PC hasta los teléfonos que estos portan en sus manos y, finalmente, hasta las tiendas, cines y pizzerías donde gastan su dinero. También dependerá de cómo los consumidores (y quienes planean las reglamentaciones en el gobierno) reaccionarán a que controlen cada uno de sus movimientos.

Facebook ya se encuentra experimentando con formas de utilizar lo que sabe sobre sus usuarios para mostrar anuncios cuando utilizan otras aplicaciones móviles. Google puede vincular lo que un usuario con sesión iniciada hace en la computadora y el teléfono, para mostrar a alguien un anuncio móvil basado en lo que ha buscado en una computadora en casa, por ejemplo.

Pero la semana última, los legisladores europeos advirtieron a Google que debería modificar su política de privacidad, la cual le permite recopilar información sobre sus usuarios a través de diversos productos de Google, desde Gmail hasta YouTube.

Asimismo, Nielsen descubrió que solamente uno de cada cinco usuarios de smartphones describió a los anuncios en los teléfonos celulares como "aceptables".

Hoy en día, casi la mitad de los estadounidenses posee un teléfono inteligente, según comScore (lo que significa una adopción sorprendentemente rápida desde que Apple presentó el iPhone hace apenas cinco años). La cantidad de tiempo que las personas pasan en sus teléfonos navegando en Internet, usando aplicaciones, jugando y escuchando música se ha más que duplicado en los últimos dos años, a 82 minutos por día, según eMarketer; el tiempo que se pasa en línea desde una computadora crecerá sólo un 3,6 por ciento este año.

"Lo que ha sorprendido a la gente ha sido la aceleración de la multitud de cosas que uno puede hacer con un teléfono inteligente," dijo David B. Yoffie, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard, quien estudia el sector tecnológico.

"La Web se inició en 1993, 1994", agregó. "No produjo demasiadas alteraciones durante una década y media. La revolución de los smartphones comenzó hace media década. Debido a la existencia de la Internet, se permitió que el teléfono tenga un impacto mucho mayor en un período más corto".

El Galaxy Note II, el teléfono de Samsung diseñado con una pantalla de 5,5 pulgadas
El Galaxy Note II, el teléfono de Samsung diseñado con una pantalla de 5,5 pulgadas Fuente: Reuters

Sin embargo, el mercado móvil ofrece grandes oportunidades para estas empresas, según los analistas de la industria. Eso se debe a que la gente revela mucho más acerca de ellos mismos por teléfono que en las computadoras: desde adónde van y cuándo duermen hasta con quiénes hablan y lo que quieren comprar.

Puede que los consumidores se sientan molestos por la intromisión de los comerciantes en sus vidas cotidianas, pero las compañías dicen que la compensación podría valer la pena; una alerta de calendario espontánea, por ejemplo, que dice si uno va a llegar tarde a una reunión o un cupón cuando se está cerca de una tienda.

"Empezamos a vivir en una nueva realidad, donde la omnipresencia de las pantallas realmente ayuda a los usuarios a trasladarse de la intención a la acción mucho más rápidamente y sin dificultades", dijo Larry Page, el principal ejecutivo de Google, a los analistas la semana última. "Esto creará una nueva oportunidad en el ámbito de la publicidad".

Las empresas están abordando los desafíos de diferentes maneras. A pesar de la decepción por su reciente informe de resultados, Google dice que recaudará 8 mil millones de dólares de sus anuncios, aplicaciones y medios móviles en el próximo año y ha activado quinientos millones de dispositivos con su sistema operativo móvil, Android. Google obtiene la mayor parte de los dólares que provienen de la publicidad móvil.

La firma está ofreciendo anuncios basados en la localización, como la campaña de T-Mobile que envió a los usuarios anuncios cuando se encontraban cerca de las tiendas. Algunos anuncios móviles ya ganan más dinero que los anuncios de PC, dijo el jefe de finanzas de Google, Patrick Pichette.

Pero uno de los mayores retos de Google es rastrear si la gente hace una compra después de ver un anuncio móvil. A diferencia de lo que sucede en el modo online, donde Google sabe si alguien compra una cámara después de buscarla en línea, la empresa no sabe si alguien busca un restaurante tailandés en sus cercanías y luego come allí. Es por eso que está intentando seguir a la gente en el mundo físico, con servicios como Wallet (Billetera, en idioma español) para pagos y Offers (Ofertas, en idioma español) para cupones. Por otro lado, Facebook intenta utilizar lo que sabe acerca de sus mil millones de usuarios para ofrecer anuncios en otras aplicaciones que descargan en sus teléfonos. Por ejemplo, la marca de gaseosa que apunta al mercado masculino en Los Ángeles que es fanático del equipo de básquet, los Lakers, podría mostrarles anuncios no sólo cuando están conectados a una aplicación móvil de Facebook, sino también en otras aplicaciones.

"Creemos que la publicación de anuncios móviles fuera de Facebook es otra gran manera de mostrar a la gente anuncios relevantes y descubrir nuevas aplicaciones", dijo la compañía en respuesta a una pregunta enviada por e-mail (correo electrónico, en idioma español).

No queriendo ver desde afuera cómo la gente abandona las computadoras y las cambia por sus teléfonos inteligentes, Microsoft presentará el viernes una versión de su software de Windows diseñada para dispositivos con pantalla táctil y una tablet nueva, llamada Surface.

Microsoft anunció su tableta Surface, un cambio en la estrategia de una compañía ligada históricamente al desarrollo de software
Microsoft anunció su tableta Surface, un cambio en la estrategia de una compañía ligada históricamente al desarrollo de software Fuente: EFE

Pero los ejecutivos de Microsoft contaron a los analistas la semana última que la desaceleración de la tecnología informática se debió a otros factores además del factor móvil, como las difíciles condiciones económicas y las empresas que esperaron para comprar software hasta la llegada de su software más nuevo, Windows 8.

El jefe ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, expresó que Windows 8 es "el comienzo de una nueva era en Microsoft".

Intel trata de ponerse al día fabricando chips para más de dos docenas de teléfonos inteligentes y tablets que llegarán al mercado. El cambio hacia el "mundo móvil" también ha creado un nuevo mercado para Intel: sus chips se encuentran en los grandes servidores que impulsan la nube, donde se almacena la mayor parte de los datos móviles.

"A medida que el mercado de los teléfonos inteligentes y de las tablets evolucionaba, la compañía históricamente no tenía ninguna presencia", señaló Jon Carvill, quien es un portavoz de Intel. "Este año, eso empezó a cambiar".

Para otras empresas de tecnología, el mercado móvil ha sido una bendición desde el principio. Apple se convirtió en la compañía más valiosa de Estados Unidos con su venta del iPhone y del iPad. Recientemente, Apple construyó sus propios mapas móviles para reemplazar los mapas de Google en el iPhone, en parte porque quería conservar la valiosa información sobre las búsquedas de localización de los usuarios para sí mismo y lejos de su competidor.

Nvidia y Qualcomm producen procesadores para dispositivos móviles. Amazon y eBay realizan ventas, incluso en pantallas pequeñas. Y los propietarios de teléfonos móviles se han dado cuenta de que algunos servicios (como Zillow para las propiedades inmobiliarias, Yelp para las empresas locales y OpenTable para las reservas en restaurantes) son mejores en los teléfonos que en las computadoras, y las ganancias los han acompañado.

Para los inversores y otros que intentan resolver el enigma de cómo hacer dinero con usuarios móviles, Marc Andreessen, un capitalista de riesgo, elogió las virtudes de la era móvil de esta manera: "Vamos a saber un montón de cosas sobre la gente".

© NYT Traducción de Angela Atadía de Borghetti

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.