Barbi de Utopians: sobre una chica

La primera mujer entrevistada en El Show de Hot Tracks habla sobre la actualidad de la banda, cuenta las mejores anécdotas del under y trata de dilucidar por qué Shirley Manson se enamoró de ella; escuchala tocar un tema de Patti Smith
(0)
30 de octubre de 2012  • 15:15

"Así provista, estaba lista para el viaje"

Contrariamente a Patti Smith, Barbi Recanati supo desde un primer momento. Como ella, estaba destinada a estar ahí arriba. Contrariamente a Patti, quizás también, Barbi se subió desde muy temprano, con su guitarra y su voz. Con otros tiempos –con otro contexto, con otra historia y miles de kilómetros en el medio- pero con el mismo sueño, el de lograr vivir de su arte, ambas se pusieron al frente de una banda; ambas dieron comienzo a su viaje musical.

Junto a Utopians, Barbi editó este año su tercer disco de estudio, Trastornados (recordarán que escuchamos el tema homónimo cuando aún era primicia), y protagonizó una serie de eventos afortunados con sus compañeros que terminaron por llevarla, por ejemplo, a ser el objeto de enamoramiento (sic) de nada menos que Shirley Manson. Durante la primera jornada del último Pepsi Music, en la que compartieron escenario con Garbage, los miembros de la reunida agrupación propulsada por Butch Vig se quedaron fascinados con su música y hasta les dedicaron un tema. "Estábamos dando notas y de repente nos enteramos que ellos estaban en nuestro camarín buscándonos", cuenta Barbi en esta nueva edición de El Show de Hot Tracks, el primero protagonizado por una representante femenina de nuestro rock.

Ella narra esta última anécdota, o cuando conoció a Joan Jett o a la misma Patti ("fue una groupiada"), el genial relato verídico que justifica por qué "es más entretenido contar anécdotas del underground y lo loser que puede ser un músico"; cómo Trastornados implicó hacerse cargo de otras preocupaciones ("Hace un año iba a Talcahuano y me re ninguneaba el dueño del local", por ejemplo y también: "Hubo progreso"); ese temita siempre escabroso que implica hacerse cargo del falso dilema del firmar o no firmar contrato con una discográfica grande ("A veces es mucho más fácil armar un discurso de por qué vos no querés firmar un contrato que aceptar que no lo podés firmar", dispara); su fetichismo, su relación con la música nueva ("Soy capaz de poner el mismo disco de Iggy Pop en repeat toda la semana: no soy muy hipster") y más. La conclusión, necesaria: su versión acústica de un tema de la adorada Patti. Escuchá el podcast y enterate cuál es.

OCHO by Hot Tracks

Hacemos HTS: Sebastián Grandi en la producción, Ale Di Ciocchis operando y Trautman en todo lo demás.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.