Contra los mitos nacionales

El sociólogo Alejandro Grimson se propone desarmar ciertas creencias compartidas acerca de la Argentina
Raquel San Martín
(0)
2 de noviembre de 2012  

Grimson –actual decano del Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad Nacional de San Martín, que ha investigado migraciones, zonas de frontera y movimientos sociales– repasa así unos 60 "mitos", en textos breves y agrupados por temáticas que recorren, por ejemplo, la idea de una Argentina blanca, europea, igualitaria, en la que las movilizaciones populares se organizan a fuerza de choripán y Coca-Cola, las empresas públicas siempre funcionan mal, los inmigrantes de países limítrofes les sacan el trabajo a los argentinos y sólo los peronistas entienden el peronismo.

Para cada mito, Grimson ensaya un contraargumento. Para algunos, utiliza datos estadísticos o aproximaciones históricas que resuenan incontestables, como la proporción real de inmigrantes de países limítrofes en la Argentina, la igualdad de oportunidades o las ideas construidas sobre América latina como Macondo, Brasil como el país de la alegría perpetua y Uruguay como una provincia argentina. Rebatir otros, como los mitos sobre la sociedad víctima, los que versan sobre nuestra decadencia o los que aluden al peronismo, implica moverse en terrenos más resbaladizos para la argumentación unívoca, pero Grimson suele ser convincente.

Quienes han leído otros textos del autor quizá se sorprendan con una pluma llana y coloquial, que no elude la primera persona, que detalla autores e investigaciones, pero que evita las citas al pie y la bibliografía. La cubierta del libro acompaña con un trabajo atractivo de Juan Pablo Cambariere que se distingue del estilo habitual de la editorial.

Desarmar mitos es también construir una idea de la Argentina. La descripción de un "fuerte racismo coloquial, social e informal" entre nosotros, la "apropiación militar de los significados de la nación" que logró la última dictadura, la imagen de un Estado como una corporación más y no como un espacio colectivo, y la ignorancia desdeñosa del mundo popular por parte de las clases medias y altas dibujan un retrato que inquieta.

El recorte personal del autor puede ser cuestionado o ampliado en distintas direcciones, pero un objetivo parece cumplido. Grimson ensaya con este libro una forma de intervención intelectual en el debate público: "traducir" los resultados de las investigaciones en ciencias sociales para que iluminen la capacidad crítica de la gente común. No es poco, en un tiempo en que la palabra pública de los académicos parece crecientemente afectada de polarización o de su revés, el temor y la autocensura.

Mitomanías argentinas

Alejandro Grimson

Siglo XXI

253 páginas

$ 90

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?