Otro policía detenido en Santa Fe por vínculos con el narcotráfico

Se trata del cabo Carlos Quintana, quien fue capturado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria; ya son tres los agentes a disposición de la justicia federal en el marco de la causa narco
(0)
3 de noviembre de 2012  • 21:51

ROSARIO. - Un cabo santafesino fue detenido hoy por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en el marco de la investigación por presuntos vínculos de autoridades de la fuerza de seguridad con narcotraficantes, con lo cual ya son tres los agentes a disposición de la justicia federal.

Fuentes vinculadas al caso dijeron a DyN que por orden del juez federal Carlos Vera Barrios la policía aeroportuaria detuvo hoy al cabo Carlos Quintana, quien presta servicios en la ciudad de Villa Cañás tras ser arrestado en la ciudad de Santa Isabel y llevado detenido a la sede de la Policía Aeroportuaria en el aeropuerto de Rosario, a la espera de ser citado a indagatoria.

Las fuentes también señalaron que desde esta mañana el juez Vera Barros indagó al jefe de la comisaría segunda de Rosario, Néstor Juan Fernández, apresado anoche en el marco de la investigación que generó la renuncia y posterior detención del jefe de la Policía, Hugo Tognoli .

Vera Barros dispuso esta tarde que Quintana y Fernández continúen detenidos hasta que se resuelva la situación procesal, luego de prestar declaración indagatoria, informaron a DyN fuentes judiciales.

Fernández se encuentra acusado de ser el responsable de tener una clave de seguridad para acceder a la base de datos del Registro Nacional de la Propiedad Automotor (RNPA) e informar a un presunto narcotraficante que era vigilado por personal de la PSA. Esto permitió a Carlos Andrés Ascaíni, de 37 años, procesado por narcotráfico, darse a la fuga durante un procedimiento de ese cuerpo de la policía.

José Luis Vázquez, abogado defensor de Fernández, expresó que "en las actuaciones no hay ninguna referencia respecto a Fernández, ni un indicio, ni una presunción, no hay absolutamente nada". "Esto es cuanto menos una privación ilegal de la libertad, un abrogamiento de todas las garantías constitucionales y de los pactos internacionales que la Argentina tiene signados, un claro atentado a los derechos humanos", dijo el abogado.

Vázquez argumentó que "su defendido recibió la clave como integrante de la fuerza policial y la misma se encontraba en la computadora de la Brigada de Drogas, con el número de usuario y contraseña, porque es un elemento de trabajo, al que el personal tenía acceso".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?