Con rifles, los marinos impidieron el traslado de la Fragata Libertad

El director del puerto confirmó a LA NACION un incidente registrado el miércoles en la embarcación; el capitán tiene instrucciones de no abandonar el muelle
Elisabetta Piqué
(0)
10 de noviembre de 2012  

ROMA.– La tripulación de la Fragata Libertad, retenida en Ghana desde el 2 de octubre, amenazó con el uso de armas de fuego a autoridades del puerto de Tema el miércoles pasado, cuando éstos intentaron mover la embarcación del amarradero número 11 , donde se encuentra, a otro lugar menos transitado.

"Sí, es verdad, yo estaba ahí y ellos sacaron rifles y nos apuntaron ", dijo a LA NACION Jacob Kwabla Adorkor, director de puerto de la Ghana Ports and Harbours Authority (GPHA), al confirmar la información aparecida en el diario ghanés The Chronicle.

La información fue confirmada anoche en Buenos Aires por el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, quien informó que "se impartió la orden de que la tripulación se exhibiera en cubierta, con su armamento regular, a los fines de disuadir cualquier tentativa de abordaje".

El diario local recordó que la justicia de Accra avaló el lunes el desplazamiento de la Fragata Libertad del amarradero 11 a otro muelle , luego de una solicitud de la GPHA, que argumentó que la presencia del buque causa problemas de congestión en el puerto, lo que produce perjuicios económicos.

El artículo de The Chronicle indicó que el incidente comenzó a las 6 de la mañana del miércoles, cuando las autoridades del puerto cortaron el suministro de agua y electricidad a la Fragata, en preparación del traslado del barco al amarradero número 6. A las 6.15, los 44 tripulantes de la Fragata levantaron la planchada de la nave, cerrando su paso, y aparecieron luego con rifles, amenazando con abrir fuego si los funcionarios del puerto intentaban subir de otra forma al barco.

Durante cuatro horas, según The Chronicle, hubo máxima tensión, hasta que llegó al puerto la embajadora argentina en Nigeria y recurrente en Ghana, Susana Pataro, para negociar con la GPHA. El Ministerio de Defensa informó anoche que se instruyó al comandante de la nave, capitán Pablo Lucio Salonio, para que "levante la planchada que permite el acceso a la fragata" y que "empleados del puerto ubicaron una grúa para abordar el buque, sin una orden judicial". Se indicó que el propio Puricelli se comunicó con su par ghanés, Joseph Henry Smith, a quien le solicitó su intervención, lo que detuvo la maniobra.

En diálogo telefónico con LA NACION, Adorkor confirmó que la situación de extrema tensión, que vivió en primera persona, duró varias horas: desde las 6 de la mañana hasta las 3 de la tarde del miércoles.

Todo comenzó cuando se presentaron ante el buque argentino con la intención de coordinar el traslado, pero no porque ellos habían cortado el suministro de electricidad. "Ellos tienen sus propios generadores; nosotros no les suministramos electricidad", precisó. "Ellos sacaron los rifles y nos apuntaron. Yo estaba ahí. Ellos nos querían asustar", contó.

—¿Cuántos marinos sacaron rifles?

—Cuatro.

—¿Usted se asustó?

—No me asusta un rifle. ¡Pero esperábamos que los marinos argentinos actuaran profesionalmente, y no como si esto fuera una guerra! Nosotros no tenemos armas ni municiones y sólo íbamos a hablar.

—¿Ahora sigue la tensión?

—No, ahora no hay tensión, hubo tensión el miércoles. Ellos se niegan a dejar el amarradero número 11, así que se van a quedar ahí... Y nosotros vamos a ir a la Corte para que se cumpla el traslado.

—¿Dónde queda el muelle número 6? ¿Está a 25 kilómetros del puerto de Tema?

—No, el muelle número 6 queda dentro del puerto de Tema, a menos de un kilómetro del amarradero donde se encuentra ahora la nave.

—¿Cuánto dinero le está debiendo la Fragata a la GPHA?

—No sé, no hice los cálculos, ni me importa cuánto nos debe. Lo que sí me importa es que estamos perdiendo 60.000 dólares por día, que deberían pagar otros buques por amarrar en ese mismo lugar.

—¿Al final, después del incidente, habló con el capitán de la Fragata?

—No. Los argentinos no quieren hablar con los ghaneses...

—Pero entonces sigue la tensión.

—No hay tensión... Nosotros los miramos a ellos desde el muelle y ellos están arriba del barco...

—¿Ya no bajan del barco?

—No sé, en este momento yo no estoy en el puerto. Nunca me hubiera esperado un comportamiento similar de los marinos argentinos.

Amarrada en el mismo lugar

  • El Ministerio de Defensa informó anoche que la Fragata Libertad "permanece amarrada en el mismo lugar al que arribó el 1° de octubre" y que "la situación de su tripulación es de absoluta tranquilidad". Se agregó que "el traslado compulsivo y la interrupción de suministros básicos implican una clara violación a nuestra soberanía y un acto de hostilidad".
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.