Paula de Luque: "La película de Néstor seguramente va a tener un uso político"

Paula de Luque dirigió Néstor Kirchner, la película
Paula de Luque dirigió Néstor Kirchner, la película Fuente: LA NACION - Crédito: Guadalupe Aizaga
La directora del film sobre el ex presidente habló con LA NACION y contó cómo fue la producción y el rodaje; el preestreno es mañana, en el Luna Park
Natalia Pecoraro
(0)
16 de noviembre de 2012  • 07:32

Paula de Luque está ansiosa. Este año se dedicó a dirigir un largometraje sobre Néstor Kirchner y ahora no ve la hora de que se estrene, de poder compartirlo. No está segura de que el resultado de su trabajo sea una película política, pero cree que "va a tener un uso político y va a generar debate".

El film llegará a los cines el jueves próximo, pero mañana, Día de la Militancia Peronista, será el preestreno en el mítico Luna Park.

En el patio del Centro Cultural Caras y Caretas , en Monserrat, la directora recibió a LA NACION y contó cómo fue la producción, el rodaje, la posproducción, qué siente y qué espera.

"Genera tanta expectativa que no me la banco más, quiero compartirla, quiero que empiecen a opinar los demás, ya lo dije todo, está todo ahí...", sostuvo.

¿Cómo fue el rodaje? ¿Tuviste algún desafío?

Lo más complejo de esta película fue decidir qué tipo de encuadre le iba a dar, porque Néstor Kirchner es un personaje vigente y muy opinado, a favor y en contra. Me llevó bastante reflexión. Hoy sé que hice el único relato posible que yo podía hacer sobre él.

Condensa muchas facetas de Néstor, Néstor hijo, padre, marido, político, militante. Me ayudó mucho decidir ponerlo en perspectiva histórica. En mi cine en general me gusta jugar con los tiempos.

Contar gran parte de la historia de nuestro país con eje en Néstor Kirchner me ayudó un poco para poder eludir lo que ya se había dicho sobre él.

Lo primero que me pregunté fue: "¿por qué una película sobre Néstor" y "¿por qué yo?". Son cosas que me fui respondiendo a medida que iba construyendo el relato.

Respecto de mis películas anteriores, esta tiene otro tipo de vértigo. Las anteriores son más lentas, esta es más urgente, con mucha velocidad, un poco como era Néstor. A propósito la hice así, y con algunas sorpresas y osadías estéticas.

¿Cuál creés que es el objetivo de la película? ¿Y el mensaje?

Mmmm, no, no, no sé cuál es el objetivo de la película, no sé si las películas tienen un mensaje, eso es algo que tardaré años en dilucidar. Por supuesto, es mi opinión subjetiva sobre Néstor; nadie puede hacer una película distanciándose de su propia narración.

¿Cómo lo lograste?

No di por sentado nada, no di por sabido nada. La hice un poco para la mirada de un niño, a quien le tengo que contar un montón de cosas. Por eso digo que no es una película hermética para kirchneristas.

No tengo la menor idea de si es una película política, pero es una película sobre un político. Seguramente va a tener un uso político y un debate político, pero yo no sé bien si es una película política.

¿Cómo pensás que van a reaccionar los militantes y seguidores de Néstor Kirchner cuando vean el film? ¿Y los no militantes?

Creo que la militancia tiene ganas de ver a Néstor, de volver a verlo; no sé si tienen ganas de ver mi película. Se trata de Néstor, no de mí. Y después seguramente van a estar los que como no están de acuerdo con Néstor, la película les parecerá mala.

En este caso es muy difícil separar. Asumí ese riesgo y ese compromiso cuando decidí hacerlo. Por supuesto que la película tiene una calidad cinematográfica a juzgar, y que puede ser buena o mala; pero creo que va a estar más en primer plano eso [lo político].

Por ahí, con el tiempo, se pueda ver la película más "cinematográficamente" que políticamente.

¿Creés que el público va a querer más a Néstor Kirchner después de ver la película?

Yo no estoy para evangelizar a nadie. Imaginate que Néstor no me necesita. Eso lo tuve claro desde siempre: él no necesita mi película. Me gustaría que me vaya bien, pero no la hice para evangelizar.

¿Qué pensabas de Néstor antes de hacer la película y qué pensás ahora?

Me empezó a gustar Néstor después de 2003, cuando empezó a cumplir todo lo que dijo que iba a hacer. Esto era insólito. Y después de hacer la película, aprendí mucho más. Investigué, leí, tuve un montón de testimonios que me sirvieron para formar una imagen. Me sorprendió mucho la diferencia entre lo que se dijo por ahí y lo que yo vi con mis ojos de los inicios de Néstor.

¿Qué es lo que viste?

Néstor era un gran constructor, un tipo que creía en la construcción colectiva. Creo que lo que Néstor hizo fue generar pertenencia a un mismo colectivo; y eso es muy fuerte. El tipo salió con el 22 por ciento de los votos, no lo había votado nadie, muy poca gente. Y de ese 22 por ciento salió con política, con herramientas y acciones, no discursos.

¿Cómo influyó lo que sentías?

Neutral no soy. Nadie es neutral de su propia obra, mirada. No voy a hacerme la neutral, tampoco me parece motivo de orgullo ser neutral frente a la propia obra. Si me hice cargo de la película sobre un político, por supuesto que está mi punto de vista, pero eso no quiere decir que la película sea para todos los que opinan como yo.

Puedo diferenciar mi propia mirada sobre Néstor de la película, que no tiene una mirada, un discurso único. Creo que el discurso único está en aquellos que antes de ver la película consideran que va a ser mala porque la hizo "una kirchnerista".

¿Hay algo que haya quedado afuera del film?

Todo no se puede contar en una hora y media, habría que ser Leonardo Favio y no es mi caso; digo, para contar Sinfonía del sentimiento II. Supongo que vendrán otras versiones de Néstor, creo que Néstor recién empieza en términos históricos.

La fecha y el lugar del preestreno tienen una carga simbólica enorme, es el Día de la Militancia Peronista y en el Luna Park , escenario del último acto público masivo de Néstor . ¿Fue una elección tuya?

¡Noooo! Son los productores, que no se andan con chiquitas. Descontamos que habrá mucha gente, así que estoy un poquito nerviosa.

La directora Paula de Luque y El Chino Navarro, uno de los productores del film, en el patio del Centro Cultural Caras y Caretas
La directora Paula de Luque y El Chino Navarro, uno de los productores del film, en el patio del Centro Cultural Caras y Caretas Fuente: LA NACION - Crédito: Guadalupe Aizaga

Fernando Navarro, más conocido como El Chino , llegó a la entrevista con LA NACION un rato más tarde. Diputado bonaerense y número dos del Movimiento Evita, es uno de los productores de la película.

¿Qué te llevó a hacer el film?

El dolor. Creo que expresamos a un montón de compañeros que en aquellos días posteriores a la muerte de Néstor tuvimos la necesidad de hacer algo que pudiera -de alguna manera- calmar… Nació entre los llantos.

La película me ayudó mucho, yo lloré mucho a Néstor, fueron un montón de dolores, y fue una manera de transformarlo, de llevarlo a otro lugar, menos doloroso.

El 29 [de octubre], en Río Gallegos, Emilio Pérsico nos dijo que era un error no documentar todo lo que estaba pasando . Igual es una película sobre la vida, para sentirlo vivo, para extrañarlo con alegría, para añorarlo…

¿Cómo va a recibir el film el público no seguidor de Néstor Kirchner?

No es una película militante, no es agresiva, no tiene carga de odio ni de resentimiento, no hay mensaje ácido, duro. Tiene un contenido poético del amor de Néstor a Cristina y a lo que hacía, a la militancia… No hay maniqueísmo.

Por supuesto, hay claramente una expresión política. Quien es contrario al Gobierno no se va a sentir reflejado pero tampoco atacado. Va a poder reflexionar de cuestiones que están abiertas.



El día de la muerte de Néstor, según Paula de Luque

Lo que sucedió el 27 de octubre, ¡eso fue espontáneo! Ahí había realmente gente de todo tipo y color, yo tuve la oportunidad de entrar a la Casa Rosada ese día y ver cómo la gente hacía fila de horas para decir «Gracias Néstor, fuerza Cristina»; consigna que nació ese día.

Creo que muchos de los que nos sentíamos sueltos, solos, que estábamos invisibilizados por el verdadero discurso único, nos encontramos -en el marco de un dolor, pero nos encontramos-.

Creo que, Néstor, lamentablemente por esas circunstancias, adquirió otra dimensión, que va más allá de la política, que tiene que ver con la pertenencia.

Ese día sentí un poco que era un 17 de octubre. Tuvo algo de pueblada, de plebiscito...

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.