Egipto le pidió a Cristina que intervenga para "frenar la violencia en la Franja de Gaza"

La Presidenta expresó su "solidaridad con todas las víctimas" y se comprometió a "trabajar con los líderes de la región en urgir a las partes en conflicto a cesar la violencia"
(0)
17 de noviembre de 2012  • 14:20

La presidenta Cristina Kirchner recibió un pedido por parte de su colega de Egipto, Mohamed Morsi, para que intervenga "para frenar la violencia" entre Israel y la facción palestina Hamas , que gobierna la Franja de Gaza.

Morsi se comunicó con la mandataria ayer, cuando se encontraba en El Calafate, y allí le expresó su preocupación porque el "aumento de víctimas civiles en las últimas horas ha llevado la situación de esa región a un estado de peligrosidad no visto en los años recientes", informó hoy Presidencia.

Por su parte, Cristina expresó su "solidaridad con todas las víctimas" y se comprometió a "trabajar con los líderes de la región en urgir a las partes en conflicto a cesar la violencia".

A propósito del conflicto, los jefes de Estado del Mercosur dieron a conocer su posición en un comunicado conjunto , que fue enviado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para ser distribuido entre sus miembros.

La Presidenta también señaló a Morsi que "el mundo entero debe comprometerse a que en el Medio Oriente deje de prevalecer la lógica perversa en la que las armas remplazan el camino del diálogo" y juzgó "imprescindible el reconocimiento del Estado Palestino, verdadero nudo gordiano de la cuestión del Medio Oriente".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.