Scioli se diferenció del Gobierno y refuerza su proyecto

Dijo que sus adversarios "no están en el peronismo" y pidió "correcciones" en la gestión
Marcelo Veneranda
(0)
18 de noviembre de 2012  

En el Día de la Militancia, Daniel Scioli decidió apartarse por un instante de sus silencios y enviar un claro desafío a la Casa Rosada: se presentó por primera vez en un acto de La Juan Domingo, la agrupación que desde hace meses impulsa abiertamente su candidatura presidencial para 2015, y les prometió lealtad a sus referentes.

Frente a dirigentes del PJ llegados de todo el país, el gobernador bonaerense planteó la necesidad de hacer "correcciones" en la gestión , generar "confianza", dar fin a las "peleas entre políticos" y lograr la "unidad" del partido. "No se planteen antinomias: nuestros adversarios no están dentro del peronismo", propuso, en un mensaje a la diáspora peronista, ajena a las fronteras trazadas desde Olivos.

"¡Se siente, se siente, Scioli presidente!", le cantaron al entrar y salir del acto, en un hotel porteño. El gobernador había volado desde Pergamino, donde participó de la beatificación de María Crescencia Pérez.

Una vez en el escenario, Scioli se mostró más elocuente que otras veces, con un discurso que, sin alusiones directas, repasó los percances que atravesó su relación con el ex presidente Néstor Kirchner cuando fue su vicepresidente. "Empezamos con dificultades, pero luego el tiempo mostró cómo las cosas se fueron clarificando y así fue que pudimos honrar la responsabilidad de un vicepresidente y llegar con gran apoyo a la Gobernación", relató.

Retomó la idea más tarde, pero esta vez para referirse a los roces que este año tuvo con su vicegobernador, Gabriel Mariotto: "Yo confío en el tiempo porque es un gran ordenador. Ustedes vieron cómo las cosas se pusieron razonables".

Aunque en más de una oportunidad expresó su alineamiento con el gobierno de Cristina Kirchner, el mandatario se apartó del discurso oficial en dos áreas sensibles: sin hablar del cacerolazo del 8-N, pidió prestar atención a "la otra agenda de necesidades de la gente".

En tiempos en que hasta el Indec reconoce un estancamiento de la economía y la inversión, Scioli se animó a mencionar la necesidad de "hacer correcciones" en la gestión, y afirmó que su "tarea" era la de "recrear la confianza".

Cuando, después del acto, la nacion le pidió precisiones sobre ambos conceptos, evitó dar definiciones. Fue, de todos modos, una osadía para los límites en los que Scioli suele encorsetar su discurso.

Cuando todavía sigue caliente la batalla entre la Casa Rosada y el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, Scioli también marcó diferencias: "Estoy convencido de que las peleas entre los políticos ni mejoran la seguridad ni la salud ni la educación de la gente. Lo único que hacen es generar más problemas".

Desde esa postura de no confrontación, Scioli se animó a mirar para adelante y llamar a la unidad del partido. "No planteen antinomias: nuestros adversarios no están dentro del peronismo", dijo, para exhortar a los presentes "a la búsqueda de la unidad y el consenso".

Música para los oídos de los dirigentes del PJ desterrados por el kirchnerismo. También para aquellos que, aun dentro del oficialismo, reniegan del avance en su territorio de militantes que no reconocen otra lealtad que para con la Presidenta. Scioli les hizo un pedido que sonó a promesa: "A la hora de la verdad vamos a tener que estar unidos".

Antes de abandonar el escenario, el gobernador volvió a premiar a los referentes de La Juan Domingo. Reconoció su "actitud militante en defensa de la gobernabilidad", por las batallas que el grupo de legisladores bonaerenses dieron para conseguir las leyes impositivas de su gobierno y enfrentar, en más de una ocasión, al propio kirchnerismo.

"La lealtad es un camino de ida y vuelta. Ustedes son leales a mí y yo soy leal a ustedes", le dedicó al senador Baldomero Álvarez, referente junto con Osvaldo Goicoechea de la agrupación que recorre el país predicando el proyecto "Scioli 2015".

El hecho de que el mandatario haya elegido un "congreso" nacional de La Juan Domingo –y no la reunión bonaerense que realizarán el 1° de diciembre en Mar del Plata– colaboró para elevar el ánimo de quienes desean verlo lanzado ya a la contienda electoral y creen que esos tiempos se adelantaron después del 8-N.

Son los mismos que, tras apostar a Scioli, se preocuparon por el protagonismo que alcanzó De la Sota como rival de la Casa Rosada y la visibilidad que ganó el intendente de Tigre, Sergio Massa, en sus últimos encuentros con intendentes del PJ, sindicalistas y gobernadores, como el salteño Juan Manuel Urtubey.

El gesto de ayer de Scioli, así como las tres fotos que compartió con Massa en los últimos diez días sirvieron para contener a su tropa.

Para la antología quedará el discurso que "Cacho" Álvarez debió estirar mientras se demoraba la llegada de Scioli. Entre otras perlas, terminó reconociendo que el gobernador no era "el «Che» Guevara", luego de alabar su capacidad para "no pelear" y su destino como "pacificador".

Scioli demostró esos dones apenas unas horas después del acto en el que corearon su candidatura presidencial. Fue cuando elogió ampliamente a Néstor Kirchner antes de ver la película sobre la vida del ex presidente. Sentado, en el Luna Park, junto a la crema del cristinismo.

PERALTA, CONTRA LA PRESIDENTA

RÍO GALLEGOS.– El gobernador Daniel Peralta reclamó ayer autonomía, afirmó que "Santa Cruz no es una estancia" y respondió las críticas a su gestión que le dedicó el viernes la Presidenta: "A los que nos mandan a mejorar la gestión, les digo, tengan el oído puesto en el pueblo de Santa Cruz; la gente se avivó, no come vidrio".

Los soldados del gobernador

Quiénes son los referentes de La Juan Domingo

  • Baldomero Álvarez

    Senador bonaerense - FPV

    El ex ministro de Desarrollo Social y ex intendente de Avellaneda tiene a su cargo la tarea de recorrer el país para sumar a dirigentes del PJ detrás de la candidatura de Scioli
  • Osvaldo Goycoechea

    Senador bonaerense - FPV

    Se enfoca en el interior bonarense, donde tiene prédica sobre varios intendentes. También acompaña de cerca los movimientos del jefe comunal de Tigre, Sergio Massa
  • Eduardo Camaño

    Secretario de la gobernación

    El hombre de Quilmes aporta décadas de lazos forjados en el PJ con intendentes, gobernadores y legisladores, tanto en el territorio bonaerense como en el resto del país, a partir de sus años en Diputados
  • Del editor: qué significa.

    El peronismo se despereza. El 8-N, el aparente freno a la re-re y el declive del Gobierno en las encuestas empiezan a agitar los sueños de la sucesión.

    temas en esta nota

    0 Comentarios Ver

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.