Suscriptor digital

Dilma Rousseff: "Las recetas que se están aplicando en Europa llevarán a una recesión brutal"

La presidenta de Brasil aseguró que "acata" las sentencias del Tribunal Supremo Federal sobre los casos de corrupción en su país que han afectado a su partido
(0)
18 de noviembre de 2012  • 17:56

MADRID.- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha afirmado que "acata" las sentencias del Tribunal Supremo Federal sobre los casos de corrupción, pero ha considerado que esto no significa "que nadie en este mundo de Dios esté por encima de los errores y las pasiones humanas".

Así lo señalado en una entrevista al diario El País, publicada hoy y realizada el 12 de noviembre, cuando se hizo pública la pena de cárcel contra José Dirceu, fundador del PT junto con Lula.

Rousseff se ha mostrado además a favor de combatir la corrupción, no sólo por una cuestión ética, "sino por un criterio político".

Durante la entrevista, la presidenta brasileña ha pasado revista a la transición de su país y ha destacado que durante su estancia en la cárcel en los años 70 comprendió que el régimen militar no sobreviviría porque "no podía detener, torturar y matar a toda la juventud".

Asimismo ha considerado que tal vez lo que diferencia a Brasil de América Latina, es que los brasileños "tuvimos una fe sin restricciones en el valor de la democracia y eso hizo que el proceso resultara menos duro".

A su juicio el milagro de Brasil se resume en cuentas austeras, inflación baja y reservas.

RECESION EN EUROPA

También ha opinado que las políticas de ajuste por sí mismas no resuelven nada, sino hay inversión y estímulos al crecimiento, y por ello ha considerado que las políticas que se están aplicando en Europa "llevarán a una recesión brutal".

"Nosotros ya hemos vivido esto. El Fondo Monetario Internacional nos impuso un proceso que llamaron de ajuste, ahora lo dicen austeridad. Había que cortar todos los gastos, los corrientes y los de inversión. Aseguraban que así llegaríamos a un alto grado de eficiencia, los salarios bajarían y se adecuarían los impuestos. Ese modelo llevó a la quiebra de casi toda Latinoamérica en los años ochenta. Las políticas de ajuste por sí mismas no resuelven nada si no hay inversión, estímulos al crecimiento. Y si todo el mundo restringe gastos a la vez, la inversión no llegará", sentenció la presidenta de Brasil.

"Yo no creo que el problema de Europa sea su modelo de Estado de bienestar. El problema es que se han aplicado soluciones inadecuadas para la crisis y el resultado es un empobrecimiento de las clases medias. A este paso se producirá una recesión generalizada", afirmó. Además para Rousseff el euro es un proyecto inacabado y en realidad hoy no es una moneda única.

Agencia EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?