Suscriptor digital

Alberto Pierri, el dueño del espectro para televisión digital

El ex diputado justicialista, dueño de Telecentro, ocupa 14 frecuencias en el espacio destinado a la nueva TV digital; las otras incompatibilidades
José Crettaz
(0)
20 de noviembre de 2012  • 01:18

¿Quién tiene más frecuencias de televisión abierta en Buenos Aires? ¿Canal 13, del grupo Clarín? ¿Telefé, de Telefónica? No, ninguno de los dos grandes jugadores del mercado audiovisual. El que más espectro de TV tiene asignado –y en uso– es Telecentro, la empresa de Alberto Pierri, ex diputado menemista –tercero en la línea de sucesión en los 90–, que hizo del bajo perfil una auténtica ventaja competitiva.

Pocos saben que casi el 28% del espectro destinado a televisión digital terrestre (conocida como TDT) está en sus manos y que para ver lo que allí se transmite hay que pagar. Se trata de Telecentro UHF, un servicio de 72 canales, que se transmiten de manera inalámbrica –sin cable– y que ocupa 14 frecuencias destinadas en Argentina a la TDT. A ese número hay que sumar la que ocupa la señal abierta Canal 26, también de Pierri. En total, su empresa utiliza 14 de las 49 frecuencias disponibles para la TDT (los canales 26, 28, 46, 48, 50, 52, 54, 56, 58, 60, 62, 64, 66 y 68).

En la misma zona geográfica, Telecentro opera uno de los cables más importantes del país y es el único autorizado a dar el servicio de triple play (telefonía, banda ancha y TV paga). En el espectro de TDT, el servicio de Telecentro convive con la televisión digital estatal (TDA) –que ocupa las frecuencias 22 a 25– y los canales digitales en transmisión de prueba de Telefe (canal 34), El trece TV (canal 33), América (canal 36) y Canal 9 (canal 35). Allí también tiene dos señales abiertas Cristóbal López, C5N y la musical Star TV (en la frecuencia del canal 27).

LA LEY

En términos de la ley de medios, Telecentro está al margen del inciso 2 del artículo 45, que impide tener dos servicios de TV por suscripción (en este caso, uno por cable y otro inalámbrico codificado) en la misma zona geográfica. Si esa disposición se cumpliera, la empresa debería elegir entre el cable y el servicio inalámbrico y si eligiera el cable (que le permite dar triple play) debería devolver todas las frecuencias que utiliza en TDT. En algunos países donde la TDT ya está plenamente desarrollada, ese espectro cuenta con entre 50 y 60 señales gratuitas de televisión.

Esta situación ahora es poco relevante, pero en la medida en que avance la penetración de televisores con receptor de TV digital, la actual predominancia de Telecentro en el espectro será aún mayor. En las últimas semanas, La Nación dejó varios mensajes a Sebastián Pierri, CEO de la empresa, pero no tuvo respuesta. Según fuentes del mercado, Telecentro tiene actualmente unos 500.000 clientes de TV paga, pero nadie sabe bien cuántos acceden al servicio de manera inalámbrica.

EL GRUPO PIERRI

El grupo Pierri también emite desde el Parque de la Ciudad sus canales TLX y Canal 26 al aire –por medio de la frecuencia 26–, de manera libre, para quien quiera captarlo (lo que requiere una antena y un receptor de TDT). En TV digital, por cada frecuencia puede emitirse más de un contenido, algo no contemplado en la nueva ley (que prohíbe a una misma empresa emitir más de un canal de contenidos en una misma ciudad). Canal 26 y Telemax están disponibles desde noviembre de 2011, y desde septiembre emiten en alta definición (HD). Según el nuevo marco regulatorio, una empresa que brinda TV paga no puede tener en la misma zona geográfica TV abierta.

Para el presidente de Afsca, Martín Sabbatella, Telecentro sólo está fuera de la ley de medios por la transmisión en abierto de Telemax en la misma zona donde opera el servicio de TV paga. El funcionario omitió mencionar otras incompatibilidades y, ante la pregunta concreta sobre las extensiones de licencias que benefician a esta empresa, se limitó a decir que "están en análisis". Mientras otras empresas de medios, como Grupo Clarín o Uno Medios –del ex ministro del Interior menemista José Luis Manzano y el empresario Daniel Vila–, deberán elegir antes del llamado 7D entre el cable y la TV abierta en una misma zona geográfica, Pierri sigue expandiéndose en todos los segmentos.

En TV paga inalámbrica, Telecentro compite con Antina (con 50.000 abonados), propiedad del estadounidense Raj Singh, que ocupa actualmente 12 frecuencias del espectro de TDT. Esa empresa se habría comprometido con Afsca a quedarse sólo con cinco y devolver el resto, algo poco probable si quiere mantener su servicio de 80 canales (por cada frecuencia puede transmitir seis señales digitales). Ni Telecentro ni Antina incluyen en sus respectivos servicios inalámbricos la señal TN Todo Noticias (del Grupo Clarín).

Mientras el resto de los cableoperadores deben ajustarse a un tope de 24 licencias (una por localidad), Telecentro –que se expandió rápidamente desde 2008– opera con una sola licencia en 37 distritos del conurbano y la Capital Federal gracias a la figura de "extensión de licencia". La ley de medios permite la extensión de una licencia siempre que el área a la que se expande el servicio tenga menor población que la original. Telecentro tiene base en La Matanza, por eso puede expandirse a cualquier otro partido del conurbano, pero para Capital Federal debería obtener una licencia nueva. El permiso originario de Telecentro, que le permitía operar en TV paga inalámbrica, data de 1990; en 1992 obtuvo autorización para dar cable –permiso prorrogado en 2005-. En 2011, con la ley de medios aprobada, se le extendió por segunda vez la vigencia de ese permiso por diez años.

En la estructura legal de Telecentro, el apellido Pierri aparece por primera vez en 1998, cuando ingresa en la sociedad Silvina Pierri, hija de Alberto Pierri; el ex diputado recién aparece formalmente en los papeles en 2006. La empresa también es propietaria de la FM Latina 101.1 y de Papelera del Tucumán, una empresa familiar fundada por el abuelo del ex presidente de la Cámara de Diputados durante diez años, entre 1989 y 1999 .

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?