EE.UU.: en la Argentina hay antisemitismo

Un informe oficial habla de una larga serie de acciones contra los judíos.
(0)
10 de septiembre de 1999  

WASHINGTON.- En la Argentina "existe antisemitismo", dice el primer informe anual del Departamento de Estado sobre la libertad de culto en el mundo.

El documento, compuesto por más de mil páginas, tiene un apéndice que describe, caso por caso, la situación en 194 países.

El apartado sobre la Argentina señala que si bien el Gobierno "respeta en la práctica" el derecho a la libertad de culto que consagra la Constitución y que la relación entre las distintas comunidades religiosas es amigable, "existe antisemitismo, y combatirlo es una prioridad del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, un instituto del Ministerio del Interior".

Luego enumera una serie "prolongada" de acciones "antisemitas y amenazas contra organizaciones e individuos judíos" que ocurrieron en la Argentina a lo largo de los últimos 18 meses (el período analizado por el documento).

El embajador para la libertad de culto, Robert Seiple, explicó ayer que cada sede diplomática de los Estados Unidos en el exterior respondió a un cuestionario de 18 preguntas y que el documento también tuvo en cuenta la opinión de entidades religiosas y de organizaciones de derechos humanos.

El Departamento de Estado, que ya producía informes anuales sobre el terrorismo y el narcotráfico, sumó también la problemática de la religión.

Este primer documento responde a una exigencia del acta que firmó Bill Clinton en octubre último para la promoción mundial de la libertad de cultos, un derecho consagrado por la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Seiple dijo ayer que la secretaria de Estado, Madeleine Albright, enviará más adelante una lista secreta al Congreso con los países que incurren en violaciones graves, y no descartó la posibilidad de que los Estados Unidos les impongan sanciones unilaterales.

Aunque el embajador se negó a enumerar países, los casos de intolerancia religiosa más analizados por el documento son Afganistán, Burma, China, Irak, Corea del Norte y Arabia Saudita, entre otros.

La Argentina no está mencionada en el cuerpo central, que señala los casos más salientes de gobiernos negligentes frente a actos discriminatorios o ataques a minorías.

En el apartado específico sobre la Argentina, sin embargo, el Departamento de Estado destaca como preocupante una serie de hechos, entre ellos, la profanación de 20 tumbas judías en el cementerio de Ciudadela, que ocurrió en enero de 1998.

Consigna, además, que algo similar había ocurrido en diciembre de 1997 en el cementerio de La Tablada.

"La investigación de los incidentes (así como también de uno anterior, también en La Tablada) continúa, pero no se produjo ningún arresto", sigue el informe.

El documento subraya que, según informes de prensa, dos policías de la provincia de Buenos Aires (que ya no están en actividad) son los principales sospechosos por dos de los ataques a los cementerios judíos.

El informe, de todos modos, contiene alguna inexactitudes. Por ejemplo, se cita al cementerio de Ciudadela como de Liniers.

También se hace referencia a que los judíos argentinos pierden el pago del día si no trabajan en sus fiestas religiosas, lo que se contradice con lo dispuesto en la ley 25.151, de agosto último.

Un caso en la Justicia

Luego, y siempre en la segunda sección sobre el apartado argentino, que se titula "actitudes de la sociedad", el informe recuerda un caso que fue tratado por la Justicia bajo la ley de antidiscriminación.

Es el de Luciano Griguol, Orlando Romero da Silva y Andrés Paszkowski, que en abril de 1998 fueron juzgados por la ley antidiscriminatoria y condenados en primera instancia por atacar a Claudio Salgueiro, un hombre a quien creían judío.

Sin embargo, en segunda instancia se revirtió la decisión original, una medida que generó una nueva denuncia por parte de la DAIA y del Instituto Nacional contra la Discriminación.

Al final de las cuatro páginas que ocupa el apartado de la Argentina -el único país del Mercosur en el que el Departamento de Estado consigna la existencia de antisemitismo en la sociedad- contiene un breve resumen sobre las investigaciones de los atentados a la embajada de Israel (1992) y a la sede de la AMIA (1994).

Año nuevo

Los judíos que no asistan a sus trabajos por las fiestas religiosas que se celebran este mes cobrarán íntegramente sus sueldos. El Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi) recordó que en agosto último se sancionó la ley 25.151, que prevé el derecho a no trabajar en el Año Nuevo y el Día del Perdón. Hoy, al aparecer la primera estrella, comenzará la celebración del año 5760.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?