Suscriptor digital

"El oyente de la radio es el más fiel"

Débora Plager habla de su programa Sensación térmica
Alicia Petti
(0)
3 de diciembre de 2012  

Con más de 20 años de trayectoria en el medio radial, Débora Plager se siente orgullosa de haber comenzado su trayectoria cortando cables y como productora al lado de grandes, como Carrizo, Llamas de Madariaga, Badía y Dolina en radio Rivadavia.

Desde hace cuatro años conduce Sensación térmica, los sábados, de 7 a 10, por Radio 10 (AM 710), junto con Tomas Bulat. Se trata de un espacio periodístico de actualidad, en el que el humor también es un gran protagonista y que va primero en audiencia. Además, ella defiende el rol femenino en la radio.

"Yo empecé en Radio Rivadavia, que en algún momento ha sido una gran radio-escuela –dice en el inicio de la charla–. Siempre fui una gran oyente de radio. Mi mamá, que es escritora [Silvia Plager], decía que había empezado siendo una gran lectora y yo empecé siendo oyente de radio desde muy chica. Tuve grandes maestros, como Antonio Carrizo, Enrique Llamas de Madariaga, Santo Biasatti y Badía. Me inicié como productora y el director periodístico en aquel momento era Llamas de Madariaga. No me olvido de Carrizo, ni de las charlas que teníamos sobre el cuidado del lenguaje, el correcto uso de las palabras o el respeto por el oyente. También mi madre me inculcó a cuidar el lenguaje. Por eso me encanta la radio donde la palabra es fundamental.

–¿Cómo siguió tu carrera?

–El que primero me dio la oportunidad de hacer aire fue Llamas de Madariaga, con la muerte de Carlos Menem hijo. Me mandaron a Olivos, yo casi no tenía experiencia, no sabía qué hacer, hasta que me empujó un compañero y salí airosa de mi primer gran desafío. Hice móviles mucho tiempo, después empecé a realizar reemplazos de conducción y llegué a Radio 10. Allí trabajé al lado de Jacobson, de Rial, haciendo la columna de actualidad. Después surgió la oportunidad de los sábados, de 7 a 10, con Sensación térmica, hace cuatro años. Lo hacemos con Tomás Bulat, gran periodista y compañero; Rolo Villar, con su eficaz sentido del humor; Paulo Kablan, con su notable columna policial; Rodolfo "Gringo" Cingolani, en el deporte, y Paula Tomassini ,en la locución. Y nos va bárbaro. Estamos primeros en audiencia con un share de más de 40 puntos. La mañana del sábado resultó también muy escuchada. Somos un buen equipo, nos divertimos y eso genera buen clima. El oyente de radio sabe a qué hora vienen los títulos, la noticia, la columna deportiva. Y además está el tema del tiempo. Un programa de radio se construye con el tiempo. El oyente de radio es el más fiel.

–Sos mujer de radio y TV. ¿Cómo vivís cada medio?

–Son lenguajes distintos. La tele tiene la fascinación de la imagen. Dependés mucho del soporte visual. No podés comentar algo que no aparece. En C5N conduzco con Claudio Rígoli el segmento de 10 a 13, y también con él, los domingos, a las 23, Textuales. En la radio uno es como es: si llegás un día de mal humor, se nota, y si estás cansado, también; si estás con ganas de decir algo, lo decís, y la gente lo interpreta. Son distintos, me gustan mucho los dos, pero yo amo la radio, aunque mis coberturas más importantes fueron en la TV.

–Pero en la radio hay pocas mujeres.

–He escuchado a todas las mujeres que han estado en la radio. De todas quise aprender. Desde Magdalena Ruiz Guiñazú, Betty Elizalde, Nora Perlé… Las he escuchado por ser mujer, aunque sigue siendo un medio de difícil acceso para nosotras. Fijate que en los noticieros de TV no pasa eso, porque la convención ha hecho que haya un conductor de cada sexo. Las mujeres fuimos ganando un espacio, no sólo como figura decorativa en el estudio. Pero en la radio la competencia no es igual. Hay muchas columnistas, pero pocas conductoras.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?