Suscriptor digital

Maza venció en La Rioja y Menem salió al balcón

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
(0)
13 de septiembre de 1999  

LA RIOJA.- Cuando el gobernador Angel Maza subió al palco junto con el presidente Carlos Menem pudo decir "misión cumplida". Su promesa de triunfo fortalecido en la unidad dada por el escaso corte de boletas se concretó en votos. Reelección, entonces, para quien recibe el apodo de Didí y que contaba, al cierre de esta edición, con una proyección del 65 por ciento de los sufragios frente al 29 por ciento conseguido por el aliancista José Luis Bellia.

Hubo un muy lento recuento de los sufragios. A dos horas del cierre de los comicios el primer dato oficial computaba apenas seis mesas. Pero la tendencia no se modificó demasiado con el tiempo, hasta indicar 19.254 votos en favor de Maza (65,68 por ciento) sobre los 8.505 (29,03%) otorgados a la fórmula de la oposición en 170 de las 764 mesas habilitadas.

A las 18.38, con una encuesta realizada en boca de urna facilitada por la empresa cordobesa Tendencias Argentinas (daba 73,2 % para el oficialismo), Maza anunció la victoria desde Anillaco. Hasta ese momento, miraba por televisión y en compañía del presidente Carlos Menem, el empate entre River e Independiente. Bellia, por su parte, reconoció la derrota pasadas las 20.30.

El vicegobernador electo, Luis Beder Herrera, se mostró exultante no sólo por el resultado electoral: "¡Ganamos en toda la provincia y ganó Boquita , cómo no voy a estar feliz!", dijo. Y mantuvo un diálogo con Bellia por medio del Canal 9 local. "Te convoco a vos y a tu gente para colaborar por la provincia, descuento tu apoyo para que La Rioja recupere el punto de coparticipación perdido en 1988...", lo invitó.

Como respuesta, el dirigente aliancista no evitó seguir en campaña: "Tú sabes que el futuro presidente de los argentinos, Fernando de la Rúa, es un amigo de los riojanos. El nos prometió ayuda y no sacarnos los aportes nacionales", respondió. El traspié electoral no le hizo olvidar que la situación proselitista sigue. Y Bellia, luego, felicitó a los ganadores.

Preparativos

Frente a la sede de la gobernación, desde las 12, se preparó la fiesta. Con afiches de Juan y Eva Perón e imágenes de Menem y Maza como parte del decorado, se reunieron allí los hombres del gobierno local para hablar, pasadas las 22, frente a unos 2000 pobladores reunidos en la plaza vieja.

Además de dirigirse al público como flamante gobernador electo, Maza, junto con Menem, participó de una teleconferencia que unió a esta ciudad con San Luis (ver aparte). Las cifras oficiales se difundieron lentamente, pero los festejos se iniciaron desde temprano en la calle.

Según los primeros cómputos, el triunfo de Maza fue contundente. Pero bajó del porcentaje del 76 por ciento logrado en las últimas elecciones, debido a que la Alianza captó algunos votos de peronistas disconformes. También la coalición opositora se quedó con la disminución del sufragio en blanco, cuya tendencia marcaba el 3,02 por ciento, alejado del 10 por ciento de 1995.

Para los conocedores de la realidad política provincial, un tema importante es que la Alianza logró el regreso al techo histórico del radicalismo. Todo bastante cerca de la expectación previa.

En cuanto a la elección de los tres diputados nacionales, no hubo sorpresas. Se votó por boletas enteras. Hasta el cierre de esta edición se contaron 18.737 votos para el peronismo y 8623 para la Alianza, por lo que ingresarían en la Cámara baja los justicialistas Adrián Menem y Alejandra Oviedo y el aliancista Gastón Mercado Luna. El PJ perdería de esta manera un escaño.

En la capital también se impuso el oficialista Luis Agost Carreño y la Alianza tenía sus esperanzas en los departamentos de Rosario Vera Peñaloza y Quiroga. La victoria del PJ pareció general en La Rioja.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?