Duro documento de la SIP contra las presiones a la prensa y a la Justicia

Al finalizar su visita al país, la misión del organismo internacional cuestionó el "constante hostigamiento" gubernamental hacia el periodismo y advirtió sobre los monopolios estatales
Laura Serra
(0)
8 de diciembre de 2012  

La misión especial de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) finalizó ayer su visita de tres días a la Argentina con un crítico documento sobre la situación de la libertad de expresión y de prensa en el país. Advirtió, en este sentido, sobre el "hostigamiento constante hacia medios y periodistas críticos", así como los "graves inconvenientes para el ejercicio libre del periodismo".

Tras mantener más de un centenar de entrevistas con periodistas, intelectuales, legisladores opositores y editores de diarios, la misión de la SIP, encabezada por el uruguayo Claudio Paolillo, desgranó duras críticas no sólo sobre la relación entre el Gobierno y la prensa independiente, sino también sobre las recientes presiones del Poder Ejecutivo contra la Justicia para la aplicación plena de la ley de medios.

"La misión observó que en la Argentina la crítica no está criminalizada penalmente, pero el Gobierno se ocupa de desacreditar [a la prensa] socialmente desde el poder, mediante el hostigamiento constante hacia medios y periodistas críticos, algunos de los cuales son mencionados explícitamente por la presidenta de la Nación en cadenas de radio y televisión", afirmaron los miembros de la misión, quienes no fueron recibidos por la presidenta Cristina Kirchner ni por ningún funcionario nacional.

El documento de la SIP se dio a conocer en el Salón Illia del Senado, luego de que la delegación participara en sendas audiencias, en las que escuchó las opiniones de periodistas -entre los que se contaban Jorge Lanata, Magdalena Ruiz Guiñazú, Alfredo Leuco y Pepe Eliaschev- y de legisladores de la oposición. Todos coincidieron en criticar duramente las presiones del Gobierno sobre la prensa independiente.

La misión de la SIP recogió buena parte de estas inquietudes, como cuando mencionó que algunos de los entrevistados les advirtieron que el Gobierno hace una "aplicación selectiva" de la ley de medios, aprobada en 2009, con el único propósito de "desahuciar al Grupo Clarín".

Las conclusiones de la SIP constan en un documento de tres páginas, cuyos párrafos salientes son:

  • "La publicidad oficial continúa siendo distribuida para favorecer a los medios «amigos» y castigar a los que el Gobierno ve como «enemigos», con dinero de los argentinos."
  • "Llamó la atención de la SIP la explicitud de las presiones del Poder Ejecutivo sobre el Poder Judicial para incidir en el nombramiento de los jueces que entienden en la causa entablada por el Grupo Clarín."
  • Asimismo, se advirtió sobre "la construcción, lenta pero sistemática, de una suerte de pulpo mediático que, mediante el empleo abusivo de los medios públicos y la disposición de algunos empresarios privados fuertemente vinculados con el poder, transmite desde entonces en «falsa cadena» lo que se ha dado en llamar «el relato» del Gobierno."
  • "Siempre ha sido posición de la organización rechazar las hegemonías comunicacionales, tanto del sector privado como si se verifican en el sector público. Y, si bien se opone a los monopolios u oligopolios privados porque afectan la libertad de expresión, con más fuerza se opone a los monopolios u oligopolios estatales, porque éstos conducen al totalitarismo."
  • "La misión de la SIP confía en la administración de justicia argentina y en que los jueces decidan en favor de las libertades y de las garantías fundamentales de los individuos."
  • Al igual que la SIP, los senadores de la oposición emitieron un pronunciamiento, en el que advirtieron que la "Argentina camina peligrosamente hacia control, por parte del Estado, de los medios de comunicación en una concepción claramente antidemocrática". El documento fue elaborado por las senadoras María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica-FAP), Laura Montero (UCR) y Norma Morandini (FAP), organizadoras de la audiencia en la que recibieron a los miembros de la SIP y a periodistas independientes.

    Desde la UCR, los legisladores Ricardo Gil Lavedra, Luis Naidenoff y Oscar Aguad se sumaron al coro de críticas al Gobierno. Gil Lavedra advirtió que en nuestro país "se advierte una involución democrática, que es el populismo", que "busca imponer una concepción hegemónica del Estado", a lo que Naidenoff agregó: "Se busca consolidar una sola voz".

    "La ley se pensó en contra de un medio; no se construyó como un instrumento de democratización", abonó Patricia Bullrich (Unión por Todos).

    En representación del PJ disidente, participaron los diputados Eduardo Amadeo, Carlos Brown y Gustavo Ferrari. "Existe un ataque a la libertad de expresión y a la independencia de poderes como nunca antes", coincidieron, mientras que el jefe de Pro, Federico Pinedo, sostuvo que con la llegada de los Kirchner al poder, "la democracia pasó a ser un sistema donde sólo rige el día de la elección y luego los ciudadanos quedan sometidos al gobierno de turno".

    Los destacados del documento

    Qué dijo la SIP al cierre de su visita a la Argentina

  • "Continúa habiendo graves inconvenientes para el ejercicio libre del periodismo en el país"
  • "Llamó la atención la explicitud de las presiones del Poder Ejecutivo sobre el Poder Judicial "
  • "El Gobierno se ocupa de desacreditar a la prensa desde el poder, mediante el hostigamiento constante hacia medios y periodistas críticos"
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?