La danza no olvida a Itelman

Hoy se cumplen diez años de la muerte de la gran coreógrafa de origen chileno.
(0)
16 de septiembre de 1999  

Hoy se cumplen diez años de la desaparición de Ana Itelman, coreógrafa relevante cuyo estilo fue uno de los faros que iluminó la danza contemporánea nacional. Aquel 16 de septiembre de 1989, aquejada de una honda depresión, a los 62 años, se quitó la vida.

Alguna vez dijo: "Muchas veces los artistas estamos adelantados en nuestro tiempo y por esto somos rechazados y temidos. El artista tiene receptores sensoriales que le producen esa especie de clarividencia y siente necesidad de expresarlo en sus obras".

Aunque nacida en Chile, Itelman entregó su pasión y vocación en nuestro país, donde marcó a generaciones de bailarines en su labor como docente y como creadora.

En 1945 viajó a los Estados Unidos para perfeccionarse, entre otros, con Martha Graham, Louis Horst, José Limon y Hanya Holm. Dos años más tarde regresó para abrir su primera escuela que incluía, además del estudios de las técnicas moderna y clásica, cursos de composición y rítmica. Ana decía que siempre estaba en la búsqueda de fórmulas mixtas entre el teatro y la danza. En aquellos momentos, afirmaba que había un acento en la detección de los problemas humanos y que se dramatizan más los conflictos en su identificación con los personajes.

En 1955 estrenó en el TeatroCervantes "Ciudad nuestra, Buenos Aires", espectáculo que por primera vez aunó el tango, la danza moderna y la poesía.

Precursora de un estilo

En 1957 regresó a Estados Unidos, donde permaneció durante doce años como directora del departamento de danza del Bard College, de Nueva York. Volcó sus ideas en la danza-teatro, línea en la que fue precursora en la Argentina:"En esta época la danza es más dramática y humana. A partir de lo teatral, la danza puede ser asimilada y comprendida por una gran cantidad de gente, porque es algo que tiene que ver con su vida y con su tiempo." Por temporadas regresaba a Buenos Aires, donde montó para el Ballet del Colón, en diferentes temporadas, "Agon", "Jeux" y "La Perí". También realizó nuevas obras para el Ballet del SanMartín, como ellas, "Casa de puertas", basada en "La casa de Bernarda Alba", y "Fedra" y "Odi et amo", sobre los poemas de Catulo.

Volvió definitivamente para poner en marcha, en 1970, su estudio de danza en el sótano de una galería comercial de la avenida Santa Fe, hoy, sede del Taller Coreográfico del Teatro San Martín.

Su ligazón con ese teatro y su compañía de danza fue constante: desde 1977 hasta su muerte creó muchas obras que fueron hitos del repertorio del elenco, como "Las casas de Colomba" (inspirada en "Un tranvía llamado deseo"),"Y ella lo visitaba", "Historia del soldado", "Suite de percal", "Paralelo al horizonte" y "El capote", entre otras.

Se diversificó en hacer coreografía para comedias musicales, como "Aquí no podemos hacerlo", y en montar espectáculos especiales como "El puente de los suspiros", que hizo en colaboración con Doris Petroni, quien la interpretó.

Nadie del ámbito puede olvidar su pelirroja melena rizada; sus modales suaves a la hora de ensayar y estrictos en la enseñanza, aunque impulsora de la creatividad. Tampoco se borrarán su enorme talento y la profundidad y el espíritu renovador de sus obras.

Itelman decía:"En la danza se pone una dedicación exclusiva y hay que tener valor para afrontarlo todo sin siquiera tener a menudo el reconocimiento público. Hay algo en nuestros destinos y poco es lo que podemos hacer para cambiar el curso de los acontecimientos. Biológicamente estamos predeterminados en nuestras acciones y hechos. Esto está en nosotros desde el nacimiento hasta el final".

Irrefutable, la danza, hasta su muerte, estuvo en ella.

Homenaje

El jueves 30, a las 20, la comunidad de la danza y la familia Itelman realizarán un homenaje a la coreógrafa en la sala Ana Itelman, Guardia Vieja 3783. Se proyectarán sus obras "El capote" y "Las casas de Colomba", representadas por el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, y "El puente de los suspiros", con Doris Petroni. Gustavo Firpo bailará el solo "Tango".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios