¿Los argentinos están "graduados" en respeto a la diversidad sexual?

Silvina y Andrea, con sus trillizos a la salida del Registro Civil
Silvina y Andrea, con sus trillizos a la salida del Registro Civil Crédito: Gentileza Fuentes2Fernández
Un balance sobre lo sucedido en 2012; se casaron 5839 parejas del mismo sexo; por la ley de género, 1720 personas trans se cambiaron el nombre
Verónica Dema
(0)
27 de diciembre de 2012  • 02:00

Graduados, el programa de televisión más visto de este año, incluyó un casamiento igualitario en uno de sus capítulos. ¿Ese matrimonio entre dos varones en la serie más popular de 2012 representa cabalmente a la relación de los argentinos con la diversidad sexual?

En el calendario, el año que se fue quedará marcado como de grandes conquistas para la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT). Aunque no sólo para ella, ya que son avances democráticos para la sociedad en su conjunto.

La presidenta Cristina Kirchner fue galardonada en Estocolmo por la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA, por sus siglas en inglés) con el primer premio a la diversidad sexual "por el papel clave que la Argentina jugó en los últimos años en la promoción de la despenalización universal de la homosexualidad". De la entrega participó la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), una de las primeras organizaciones de lucha por la diversidad en el país.

La ley más importante que vio la luz en mayo de este año, que significó una reparación histórica con las personas travestis y transexuales, fue la ley de identidad de género. Esta legislación, considerada la más progresista del mundo, permite el cambio de nombre sin obligación de acreditar intervención quirúrgica ni terapias hormonales u otro tratamiento psicológico o médico.

Según datos oficiales de la Federación Argentina LGBT, 1720 personas realizaron una rectificación de su partida de nacimiento y tramitaron su nuevo DNI. La ciudad de Buenos Aires, con 249 cambios, fue el lugar en donde se concretaron más trámites; le siguen Santa Fe, Salta, Neuquén y Mendoza.

El impacto de esta ley se observa en demanda que existe en los únicos dos hospitales del país donde se realizan operaciones de reasignación genérica. En el Hospital Gutiérrez de La Plata y en el Durand de la Capital Federal hay listas de espera para muchos meses. Este es un aspecto de la ley que los activistas trans señalan como pendiente para resolver: garantizar la capacitación de profesionales en todo el país y, además, lograr que las prepagas cubran los tratamientos hormonales y quirúrgicos.

Miles de matrimonios igualitarios

Este año fue, también, de consolidación de la ley de matrimonio igualitario. Desde que se aprobó, en julio de 2010, se realizaron 5839 casamientos de parejas del mismo sexo. También, como en el caso de los cambios de identidad de género, la Ciudad de Buenos Aires lidera la cantidad de matrimonios: 1405 parejas contrajeron enlace; la capital del país suele recibir turistas extranjeros que vienen exclusivamente a casarse (ya son cinco las parejas de estas características y existe lista de espera de unas 50 para nuevos enlaces). La Argentina es el único país del mundo que reconoce el matrimonio igualitario para turistas.

Proporcionalmente en función del número de habitantes, le siguen en cantidad de enlaces a la ciudad de Buenos Aires las provincias de Mendoza, Santa Fe, Córdoba y Neuquén.

Familias 100% diversas

En 2012 cientos de familias obtuvieron, gracias a la firma del Decreto de Necesidad y Urgencia 1006 (DNU), el reconocimiento legal de sus vínculos. Fue para los hijos e hijas de familias con dos mamás que nacieron antes de la ley de matrimonio igualitario. "Ahora los niños y niñas nacidos en nuestras familias ya pueden llevar el apellido de las dos mamás y en el orden que cada familia decida", señala Silvina Maddaleno quien, junto a su esposa Andrea Majul, son mamás de trillizos.

"Más allá de los apellidos lo que cuenta es que nuestros hijos e hijas ahora están equiparados en derecho con niños nacidos en cualquier otra familia. Pueden ser protegidos legalmente por sus dos mamás y por sus familias extendidas; abuelos, tíos, etc. Las dos podemos tomar decisiones médicas, incorporarlos en nuestras obras sociales, tomarnos licencia por enfermedad además de poder ellos heredarnos a ambas", agrega.

Con la reforma prevista en el código civil también será posible anotar a los niños y niñas nacidos en parejas del mismo sexo sin necesidad de que sus mamás o papás estén casados. En la provincia de Santa Fe ya existe una resolución que logró que las parejas que no estén casadas puedan también anotar a sus niñas y niños de igual modo.

"Para nosotras el día que nos entregaron los nuevos DNI con los dos apellidos y nuestros nombres en el dorso, como hijo de Silvina Maddaleno y Andrea Majul, fue uno de los días más conmovedores de nuestras vida. Casi a la altura del día que nacieron. Todavía me acuerdo y se me estruja el alma", dice. Y enfatiza en el arduo trabajo de las organizaciones 100% Diversidad y derechos y Lesmadres, donde ellas participan, entidades que luchan para que cientos de familias puedan ejercer sus derechos y proteger a sus hijas e hijos.

Un dato más de los avances relativos a las familias homoparentales (de parejas del mismo sexo) lo proporciona esta cifra: en el último año, un tercio de las consultas a un banco de semen lo hacen parejas de lesbianas.

La presencia de la comunidad LGBT se hace sentir cada vez con más fuerza en la sociedad. Una evidencia de esto es la última Marcha de Orgullo en la ciudad de Buenos Aires. Fue récord: se estimaron 200.000 personas. También la inclusión de temas de diversidad sexual en ficciones de televisión, cine, teatro y literatura muestra que estas nuevas voces, hasta ahora silenciadas, empiezan a contar sus historias.

Donar sangre sin discriminación

Otro logro de 2012 fue la media sanción que dio Diputados a la modificación de la Ley Nacional de Sangre que hasta ahora excluye a una persona homosexual de la posibilidad de donar sangre. Para el año que inicia el desafío es que la trate el Senado.

El secretario de Diversidad Sexual del Partido Socialista de la Ciudad de Buenos Aires, Facundo García, hace cuatro años que trabaja en este tema junto al diputado nacional Roy Cortina. El proyecto cuenta con el respaldo de numerosas organizaciones LGBT y con profesionales de la salud que pretenden cambiar el interrogatorio previo al acto de donación de sangre.

Las preguntas del cuestionario acerca de la práctica sexual de los donantes
Las preguntas del cuestionario acerca de la práctica sexual de los donantes Crédito: Matías Aimar

"El interrogatorio se basa en la consideración de una suerte de categoría sospechosa conocida en el ámbito de la salud como grupos de riesgo. Las personas que ingresan a esta categoría son excluidas de la posibilidad de donar sangre, no por el hecho de padecer una enfermedad que lo impida, sino por el potencial riesgo de padecerla", explica. Una de las preguntas es si alguien tuvo relaciones sexuales con otro hombre en los últimos 12 meses. Si la respuesta es positiva, no puede donar.

"Lo cierto es que no existen tales grupos de riesgo sino conductas de riesgo. Por ejemplo, lo que incrementa el peligro de transmisión del VIH no es la orientación sexual de las personas sino el no empleo de profilácticos durante las relaciones sexuales.

Esta diferencia va más allá de lo estrictamente semántico. Repercute en el imaginario y en las prácticas sociales en un doble sentido: por un lado, reproduce prejuicios sobre determinados segmentos de la población y, por otro lado, genera una falsa sensación de seguridad a aquellas personas que están por fuera de los denominados grupos de riesgo", informa.

La legislación de la Argentina, en materia de reconocimiento de los derechos de la comunidad LGBT es vanguardia en el mundo. "Esto se debe a la vocación militante de quienes se atrevieron a poner el cuerpo; a quienes, frente a la discriminación y el hostigamiento, forjaron lazos de solidaridad para construir un movimiento de la diversidad sexual con incidencia en la agenda política", señala este activista. La clase política empieza a escuchar esos reclamos y convertirlos en leyes clave para sumar derechos.

Aún quedan pendientes. Una de las iniciativas por las que se trabaja para 2013 es el proyecto de ley contra la violencia escolar (bullying), que implica la persecución y hostigamiento de alumnos no sólo por su orientación sexual, aunque esta causa encabeza el ranking de violencia en las aulas.

Podés bajarte todos los datos que usamos para esta visualización desde Google Documents.

Equipo LN Data

Nuestros lectores pueden descargar los documentos originales y los procesados en su PC. A partir de los mismos, es posible llegar a nuevas conclusiones particulares, cruzar variables con otras y descubrir, tal vez, otras conclusiones de interés social. Si se animan, no dejen de avisarnos, posteando un comentario o enviándonos un mail a LNdata@lanacion.com.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.