Suscriptor digital

Confirman el cierre de la línea A del subte

En enero dejará de prestar servicio temporariamente; reemplazarán los coches
Laura Rocha
(0)
27 de diciembre de 2012  

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, confirmó ayer que la línea A de subtes dejará de prestar servicio a partir de la "primera quincena de enero" por un plazo que puede llegar hasta los 60 días, para permitir la adaptación de los nuevos coches que reemplazarán las actuales unidades, que tienen casi cien años.

Macri indicó que la medida pretende "mejorar la calidad y la seguridad del servicio" y aseguró que la adecuación técnica de la línea llevará "un mínimo de 15 días y un máximo de un mes y medio, dos meses" en los que, mientras tanto, pondrá en marcha un transporte alternativo. Por su parte, el gremio ya anticipó su oposición a un cierre prolongado de la línea que une la Plaza de Mayo y Flores.

Tal como lo adelantó ayer LA NACION, el gobierno porteño sacará de circulación los 90 coches de madera de fabricación belga que tienen casi 100 años. En su reemplazo pondrán a circular 45 nuevos vagones chinos, diseñados especialmente para la A, y otros 25 coches de marca Fiat que estaban en la línea B, que corre entre L.N. Alem y Los Incas.

El titular de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), Juan Pablo Piccardo, explicó a LA NACION que el plazo por el que se interrumpirá el servicio obedece a las pruebas dinámicas a las que deben ser sometidas las formaciones cero kilómetro que llegaron desde China. "Deben recorrer 2000 km y con la línea suspendida esos trabajos se harán más rápido. Además hay que cambiar el rodado de los coches Fiat para que puedan circular en conjunto", indicó.

Hoy los coches chinos comenzaron las pruebas técnicas, según confirmó Metrovías. Sin embargo, al tener que hacerlas sólo de noche, la tarea demandaría, al menos, hasta junio.

Tras la confirmación de la iniciativa los gremios criticaron a Macri. El secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y el Premetro (Agtsyp), Roberto Pianelli, señaló: "Sacar toda la flota y colocar una nueva demanda sólo 24 horas", y acusó al gobierno capitalino de querer hacer "un shock publicitario" con la toma de posesión de la red el 1° de enero.

Flavio Baigorria, delegado sindical de la línea A, se mostró "de acuerdo con renovar la flota", pero dijo que "no es necesario el cierre total". La propuesta del delegado es montar un servicio reducido entre Plaza de Mayo y Plaza Miserere, y que los coches nuevos corran durante 24 horas, haciendo las pruebas, hasta Carabobo.

Al confirmar la suspensión del servicio, Macri dijo que se realizarán desde enero porque en verano "disminuye la cantidad de usuarios de la línea, de los 160.000 habituales a 70.000", y que los usuarios contarán con un servicio de transporte alternativo. Hasta el cierre de esta edición no se sabía con certeza cuál sería.

El jefe de gobierno porteño no informó sobre si estas obras permitirán la apertura de las estaciones de Plaza Flores y Nazca, terminadas hace tiempo, pero sin habilitar.

Los usuarios, en tanto, se mostraron resignados. "A mí esto me afecta porque lo tomo para ir a trabajar. Es un garrón porque si te tenés que tomar un colectivo tardás el triple. No sé cómo voy a hacer porque por más que sea enero, el país no para", dijo Estela Jaszczakowicc.

Mónica Picón, que también usa el subte para ir a trabajar, ya diseñó su alternativa: "Voy a tener que tomar un colectivo hasta el E, que lo voy a agarrar recién en Boedo y ya va a venir lleno . El viaje va a ser más largo".

Con la colaboración de María Eugenia D’Alessio

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?