Suscriptor digital

Reconocen en Francia la obra de Héctor Tizón

El escritor jujeño será distinguido con el Premio de los dos Océanos
(0)
19 de septiembre de 1999  

El escritor argentino Héctor Tizón recibirá el prestigioso Premio de los dos Océanos 1999 (Prix des Deux Océans), distinción literaria otorgada por el Festival de Biarritz a la mejor novela de autor latinoamericano, por su obra "Luz de las crueles provincias".

El galardón le será entregado al autor argentino el 3 de octubre en la ciudad francesa, y Tizón confirmó a La Nación que viajará especialmente para recibirlo.

"No me lo esperaba para nada, pero desgraciadamente todavía es muy importante recibir una distinción en el extranjero por el cholulismo, que nos fuerza a rendir examen afuera para ser reconocidos en el propio país", comentó, en un diálogo mantenido desde San Salvador de Jujuy, donde reside.

Y agregó, resignado: "Somos muy periféricos".

Tizón nació en Yala, a 15 kilómetros de la capital jujeña, en 1929. Actualmente es juez, además de escritor. "Es todo cuestión de disciplina: juzgado a la mañana, literatura a la tarde y los fines de semana", confesó.

También comentó que, a pesar de las apariencias, ambos trabajos son parecidos, ya que en los dos casos se debe escoger la palabra adecuada. "La mayor diferencia radica en que el primero busca ante todo la objetividad y el segundo, la eficacia", agregó.

Antes de encarar su vida entre la literatura y la Justicia, Tizón se repartió entre los oficios de boxeador, diputado provincial, diplomático en Italia y México y abogado de sindicatos.

"Soy un francotirador. Por mi carácter, nunca pude permanecer demasiado tiempo en un mismo oficio", afirmó resignado.

Escritores y burócratas

De los distintos galardones que Tizón recibió a lo largo de su carrera, el premio Consagración Nacional es, sin duda, su favorito, "porque lo dieron escritores y no burócratas", subrayó.

Entre sus libros se destacan "A un costado de los rieles", "La casa y el viento", "El cantar del profeta y el bandido", "El hombre que llegó a un pueblo" y "La mujer de Strasser".

Su obra ha sido traducida al francés, inglés, ruso, polaco y alemán. Recibió los premios Academia Nacional de las Letras y Consagración Nacional. Además, fue condecorado con el título de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras por el gobierno de Francia.

Con humor, recordó el momento en que recibió esta última distinción: "Cuando me enteré, no paraba de preguntarles a los funcionarios de Jack Lang: "¿Es a mí, seguro?". "El gobierno de Francia nunca se equivoca", fue su respuesta".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?