Polémica por la designación de Giudici

Diferencias en el radicalismo por el ofrecimiento macrista
Aurelio Tomás
(0)
4 de enero de 2013  

La designación de la dirigente radical Silvana Giudici en el gobierno de la ciudad, como subsecretaria de la Coordinadora de Planes Estratégicos, despertó reacciones dispares en el radicalismo.

Autoridades partidarias porteñas y nacionales indicaron a LA NACION que en la próxima reunión del Comité Capital se podría decidir una medida disciplinaria porque la ex diputada, y candidata de la UCR a la jefatura de gobierno porteño, aceptó el cargo sin consultar al partido. Sin embargo, dirigentes del radicalismo que apoyan un frente opositor amplio evaluaron positivamente la designación y destacaron la formación y las capacidades de Giudici.

El presidente del Comité Nacional de la UCR, Mario Barletta, aseguró que "es una decisión personal y no institucional". También acusó a la dirigente de "estar falseando la realidad", al justificar ayer su nuevo cargo en la "estrategia de diálogo de la UCR" con otros partidos de la oposición. "No tiene absolutamente nada que ver con los diálogos que tenemos los responsables del partido", remarcó el dirigente santafecino.

Rubén Gabriele, presidente del Comité Capital de la UCR, calificó la decisión de Giudici como inconsulta y anticipó que "el tribunal de conducta tendrá que juzgar oportunamente este acto".

Gabriele relacionó el pase con una "actitud sistemática del gobierno de Pro de convocar a dirigentes radicales por fuera del partido". El convencional nacional porteño Diego Barovero fue más allá y advirtió que la designación "es sólo la punta del iceberg de una operación que intenta llevar al radicalismo a una alianza con Macri".

En contraste con estas opiniones, el diputado nacional Oscar Aguad declaró: "Silvana es una dirigente de primer nivel, además de muy formada, y esto es algo que ha apreciado el gobierno de la ciudad". También se mostró seguro de que "realizará un aporte muy importante" a la gestión porteña. El diputado destacó que actualmente Giudici "no tiene un lugar en el partido", pero espera que "permanezca vinculada al radicalismo". Aguad prefirió no hacer "evaluaciones políticas" porque, indicó, "éste es un momento en el que cada dirigente debe concentrarse en su propia jurisdicción".

El intendente radical de San Isidro, Gustavo Posse, también apoyó el ofrecimiento del gobierno porteño a Giudici. En su opinión, la designación "apunta a la excelencia y la pluralidad en la gestión, por encima de las pertenencias partidarias". También aclaró que conocía la decisión y evaluó que "se incorpora una persona muy capaz a la gestión de la Ciudad". En tanto, Posse evaluó como una "locura" la eventual formación de un tribunal de disciplina porque "va a contramano de la necesidad de formar un frente opositor unido".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.