Suscriptor digital

El Gobierno repudió las "amenazas militaristas" de Cameron por Malvinas

En un comunicado, la Cancillería le pidió al primer ministro británico que "no utilice los reclamos argentinos como excusa para seguir sosteniendo la industria armamentista"
(0)
7 de enero de 2013  • 00:06

En medio de la creciente tensión por las islas Malvinas, el Gobierno repudió ayer las declaraciones del primer ministro británico, David Cameron, y le pidió que "no utilice los legítimos y pacíficos reclamos argentinos como excusa para seguir sosteniendo la industria armamentista".

"Los argentinos solicitamos que el Sr. David Cameron no utilice los legítimos y pacíficos reclamos que realizamos contra la usurpación de parte de nuestro territorio y en contra del colonialismo como excusa para seguir sosteniendo la industria armamentista en lugar de paliar la severa crisis social por la que atraviesa Europa. Los pueblos necesitan más trabajo y menos guerras", señaló la Cancillería en un comunicado difundido ayer por la tarde.

El primer ministro británico aseguró ayer que Gran Bretaña estaría dispuesta a luchar si fuera necesario para conservar las Islas Malvinas, y remarcó: "Es absolutamente clave que tengamos jets estacionados allí, y tropas estacionadas en las islas".

"Nuestra determinación es extremadamente fuerte", dijo Cameron al canal de televisión BBC1, y recordó que el Reino Unido dispone de uno de los "cinco presupuestos de defensa más importantes del mundo".

En ese marco, la Cancillería advirtió: "La agresividad de las palabras del primer ministro británico ratifican la denuncia realizada por la República Argentina ante las Naciones Unidas sobre la militarización del Atlántico Sur y la posible presencia de armas nucleares introducidas por la potencia colonial".

Por último, el Gobierno remarcó "la obligatoriedad del Reino Unido de aceptar las resoluciones de las Naciones Unidas de resolver la Cuestión Malvinas en forma pacífica".

La presidenta Cristina Kirchner exhortó días atrás a Cameron, a "acatar las resoluciones de Naciones Unidas" en torno a las islas Malvinas, al cumplirse 180 años de la usurpación inglesa en el archipiélago.

Cameron desestimó inmediatamente la carta y afirmó que los habitantes de las Malvinas tendrán la ocasión próximamente de decir si desean o no permanecer bajo la soberanía de Gran Bretaña, en un referéndum previsto a principios de marzo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?