Disney, el americano no tan perfecto

Philip Glass y una ópera sobre el padre de Mickey
(0)
7 de enero de 2013  

"En términos de cultura norteamericana, Walt Disney creó un universo que conoce todo el mundo. Hizo películas y creó personajes ubicuos que han trascendido. Inventó un género y lo convirtió en cultura popular." Así explicó recientemente el compositor Philip Glass cuando le preguntaron por qué había elegido al padre de Mickey Mouse y tantas otras criaturas animadas como eje de su más reciente ópera, El americano perfecto -basada en el libro del mismo título de Peter Stephan Jungk-, que el 22 de este mes se estrenará en el Teatro Real de Madrid.

La obra musicalizada por Glass se apoya en la novela que Jungk construyó "a partir de muchas biografías y algunas ficciones" y que refleja el lado más oscuro de la vida de Disney a partir de la voz de un ex empleado suyo despedido y empeñado enfermizamente en desenmascarar su auténtica personalidad.

El director artístico del Real, Gerard Mortier, le encargó a Philip Glass la obra cuando fue contratado en la Ópera de Nueva York (aunque allí nunca llegó a estrenarse) y después de muchas idas y venidas finalmente se podrá ver gracias a la coproducción de la English National Opera, donde El americano perfecto subirá a escena en junio.

"Cuando empecé, la gente pensaba que me iba a reír de él. Pero yo veo a Walt Disney como un ícono de la modernidad. Un hombre capaz de tender puentes entre la alta cultura y la cultura popular. Como Leonard Bernstein, que podía pasar de un musical en Broadway a un ciclo de Mahler", le aseguró Glass, que a fines de mes cumplirá 76 años, al diario El País.

Tanto Mortier como Glass aseguran que desde un comienzo la idea fue respetar el perfil oscuro de Disney, a quien Jungk describe como racista, misógino y antisemita en su libro y que al compositor norteamericano le recuerda a "Cocteau y a su Orfeo en esa idea de inmortalidad".

Entre los personajes de la ópera aparecen Wilhelm Dantine (el ex empleado desmitificador que comparte iniciales con Walt Disney), Hazel George (amante y masajista del dibujante), su esposa Lillian, Andy Warhol y un autómata Abraham Lincoln, como parte del parque de atracciones de Anaheim.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?