Depardieu, ídolo en Rusia: le ofrecieron hasta un ministerio

Tras obtener el pasaporte, un gobernador le propuso ser titular de Cultura
(0)
7 de enero de 2013  

MOSCÚ.- La odisea de Gérard Depardieu para eludir los impuestos a la riqueza que impulsa el gobierno de François Hollande se asemeja cada vez más a la trama de alguna de sus películas. Tras una primera escala en Bélgica, en diciembre, la reciente elección de Rusia como su nueva patria financiera le sienta cada vez mejor.

Además del pasaporte ruso, otorgado anteayer por el presidente Vladimir Putin, Depardieu recibió ayer una oferta de trabajo y de alojamiento. El gobernador de Mordovia, región del centro de Rusia, le ofreció el Ministerio de Cultura y distintas alternativas para instalarse en el lugar. Todo esto en un país con un impuesto a la renta del 13%, cifra sensiblemente más baja que el 75% que enfrentaría en su Francia natal.

Respecto de la oferta del ministerio, el gobernador Vladimir Volkov expresó: "Si Depardieu lo desea, podemos proponerlo para el cargo". Además, la agencia Itar-Tass precisó que Volkov le ofreció también un departamento o un espacio para construir una casa.

La estrella de cine llegó ayer a la República de Mordovia, luego de reunirse anteayer con Putin. Depardieu fue recibido con pompas en la ciudad de Saranks (a 640 kilómetros de Moscú). "Fue recibido como un héroe", dijo un periodista de Rusia 24.

Tras su arribo al aeropuerto, el actor fue saludado por el gobernador de la región y un grupo de mujeres en trajes tradicionales. "Estoy muy feliz de estar acá, es muy bello esto", declaró Depardieu.

La recepción en Mordovia se dio pocas horas después de su reunión con Putin. El vocero del presidente, Dimitri Peskov, confirmó ayer que Depardieu recibió su nuevo pasaporte ruso y que tuvo "una breve reunión" con el mandatario en la residencia de Sochi, a orillas del mar Negro.

La televisión rusa difundió imágenes del encuentro: un abrazo entre Depardieu y Putin, y luego otra de los dos hombres sentados en una mesa en la residencia presidencial. En la reunión, el actor aprovechó para hablar con Putin, tuteándolo, de su última película, una coproducción franco-rusa en la que interpreta a Rasputin.

El debate por el exilio de Depardieu se convirtió ya en una cuestión nacional en Francia. Sin embargo, el gobierno local intentó ayer desestimarlo: "Es del poder discrecional de Vladimir Putin ofrecer la nacionalidad rusa a quien quiera", dijo la vocera de François Hollande, Najat Vallaud-Belkacem. "Creo que tratándose de Gérard Depardieu ya se acabaron los encantos de este debate", agregó la funcionaria.

Sin embargo, respecto de la buena relación entre Putin y Depardieu, Vallaud-Belkacem no dejó pasar la oportunidad de responder con ironía a las acciones del presidente ruso.

"Habría estado bien que el señor Putin hubiera tenido un gesto para conceder una gracia a las miembros del grupo Pussy Riot", dijo, en referencia a las cantantes del grupo punk que fueron encarceladas por protestar contra Putin en febrero pasado en un acto en la catedral de Cristo Salvador de Moscú.

Agencias ANSA, AFP y EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.