Adele, Christof Waltz y Maggie Smith se imponían ayer en los Globo de Oro

Con la sorpresiva presencia de Bill Clinton, aplaudido de pie, y el glamour que caracteriza a la ceremonia, Hollywood se congregó en la antesala del Oscar
Natalia Trzenko
(0)
14 de enero de 2013  

Puede que no tengan el prestigio de los Oscar, pero los Globo de Oro cuentan con el privilegio de ser el primer premio de Hollywood en el calendario de alfombras rojas, estrellas en exhibición y lacrimógenos agradecimientos que alimentan a la industria del cine y la TV tanto como las entradas vendidas y los puntos de rating conseguidos.

Anoche, desde las 21, en Los Ángeles, más precisamente en el legendario hotel Beverly Hilton, a unas cuadras de Rodeo Drive con esas vidrieras de diseñador que ninguna crisis logra opacar, las estrellas de la pantalla grande y chica empezaron a caminar una de las tantas alfombras rojas que por estas épocas se despliegan para ellos.

Los primeros premios fueron para Maggie Smith, como mejor actriz de reparto por la serie Downtown Abbey , Christopher Waltz, como mejor actor de reparto por Django Desencadenado , la película de Quentin Tarantino, y la cantante británica Adele, por el tema de Skyfall , de la saga 007 .

Los primeros en llegar, como siempre, fueron los actores televisivos como la gran Julia Louis-Dreyfus, nominada en la categoría de mejor comediante por su papel en la serie Veep , junto a Tina Fey y Amy Poehler, las conductoras de la ceremonia que comenzó a las 22, por TNT. Antes, lo más importante, el desfile de famosos que suelen ser número fijo en este tipo de premiación como Nicole Kidman, candidata por su papel en el telefilm Hemingway y Gellhorn , Kevin Costner y Glenn Close.

Puede que el límite divisorio entre los actores televisivos y los de cine ya no sea tan claro ni tajante como antes, pero en los Globo de Oro, mucho antes de que se entregara siquiera una estatuilla estuvo claro que la diferencia entre los protagonistas de la noche. Todos querían que Jim Parsons ganara por su papel en la comedia The Big Bang Theory , pero la ansiedad por ver si Daniel Day-Lewis y el film que protagoniza, Lincoln , de Steven Spielberg, el más nominado con siete menciones, era de otra dimensión.

Claro que para saber qué eligieron los poco más de noventa miembros de la Asociación de prensa extranjera en Hollywood en los rubros principales hubo que esperar hasta pasada la medianoche local. Lo mismo para saber cuál fue el mejor drama televisivo, una categoría en la que Breaking Bad parecía contar con todas las ventajas.

Pero si hay algo que los Globo de Oro tienen es un factor de sorpresa, algunos dirán de absurdo, que otros premios no tienen y que los hacen más impredecibles que otros galardones. .

Por su ubicación en el calendario de premios y porque después del anuncio de las nominaciones a los Oscar del jueves pasado la Academia prohíbe a sus integrantes asistir a las fiestas que abundan por estos días en Hollywood, los Globo de Oro resultan, además, la última oportunidad de los candidatos al gran premio de mostrarse en toda su gloria.

No importa si anoche fueron ganadores felices o perdedores de falsas sonrisas a cámara, lo que interesa en los Globo de Oro es estar allí para que los más de cinco mil votantes de los Oscar su acuerden de ellos el próximo 8 de febrero cuando tengan que enviar boletas con sus preferidos. Y si se pueden divertir exportando su glamour al mundo, mucho mejor.

Algunos nominados

  • Naomi Watts

    Mejor actriz dramática en cine
  • Alec Baldwin

    Mejor actor de comedia en TV
  • Julianna Margulies

    Mejor actriz dramática en TV
  • Steven Spielberg

    Mejor director
  • Daniel Day-Lewis

    Mejor actor dramático en cine
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.