Suscriptor digital

Las ideas que están cambiando el mundo de los videojuegos

Una mini PC Xi3, que sería uno de los precursores de Steam Box, la consola basada en una PC que está preparando Valve
Una mini PC Xi3, que sería uno de los precursores de Steam Box, la consola basada en una PC que está preparando Valve
Equipos portátiles, cascos de realidad virtual y juegos que salen de la consola fueron algunos de los desarrollos que se vieron en Las Vegas en la exposición de tecnología que terminó el viernes
Ricardo Sametband
(0)
15 de enero de 2013  • 01:16

El viernes terminó en Las Vegas el Show de Electrónica de Consumo (más conocido como CES, por sus siglas en inglés). Aunque la mayor parte de la atención se la llevaron los televisores de Ultra Alta Definición , los celulares de gran tamaño y otros objetos , los videojuegos también fueron protagonistas de la feria.

Nvidia ProjectShield

El primer paso lo dio Nvidia con Shield, su consola portátil para videojuegos, que espera tener lista para mediados de año, aunque no tiene precio todavía. Usará Android 4 y tendrá una pantalla táctil de 5 pulgadas, un procesador Tegra 4 (de Nvidia, claro) y un gamepad junto a su pantalla rebatible.

A algunos se les hace agua la boca, otros recuerdan al Sony Xperia Play (con un esquema similar, con la ventaja relativa de que se podía usar de teléfono), que no tuvo gran éxito en el mercado, o en la Sony PS Vita (4 millones de unidades vendidas al año de su lanzamiento) y dudan de las ventajas de invertir en algo así cuando un teléfono o tableta, incluso alguno con un chip Tegra 4, podrían ofrecer una experiencia similar, sin requerir la compra de hardware extra.

En Niubie.com lo estuvieron probando durante la CES:

"Shield es un dispositivo de juegos, y no intenta ser algo más. Pero lo que quisimos hacer es una consola que fuera abierta, que se pudiera usar y combinar con todo el contenido al que accedés todos los días", le dijo a LA NACION Jen-Hsun Huang, el CEO de Nvidia. "Es una extensión de lo que ya tenés, de las aplicaciones y juegos que ya compraste en Android. Y tendrá una actualización mayor a la de las consolas usuales (con la llegada, cada año, de los nuevos chips Tegra), y vas a tener todos esos juegos disponibles sin tener que volver a comprarlos, sin problemas de compatibilidad; esa es la fortaleza de Shield".

Junto con la consola portátil, Nvidia se metió de lleno en el terreno del streaming de videojuegos, al estilo de lo que ofrece OnLive desde 2009 .

La idea es sencilla: los juegos corren en un servidor y el video (lo que vería el jugador) se transmite al dispositivo que se está usando para jugar, sea un teléfono o un televisor. Del lado del usuario no se necesita hardware poderoso: sólo lo necesario para recibir el video y enviar los comandos del gamepad del usuario. La ventaja de este sistema es que se pueden correr juegos de gran calidad gráfica en dispositivos modestos, porque el hardware queda en el servidor, no en la consola. El usuario paga un precio por juego, por usarlo unos días o por acceder a un gran catálogo sin restricciones durante todo el mes.

OnLive no tuvo el éxito esperado, y a mediados de 2012 la firma cambió de manos, aunque sigue prestando el servicio. ¿En qué aventaja Nvidia a esto?

"En la escalabilidad de nuestros servidores -afirma Huang-: ellos tienen un usuario por servidor, nosotros 24 por servidor. Les podemos dar mucha más densidad de hardware y bajar costos. El servicio no lo vamos a vender nosotros, sino que llegará a través de otras compañías en todo el mundo". La tecnología de juego en la Nube de Nvidia tiene otra versión, más personal, aunque el mismo concepto: usar una PC común -con un chip de video de Nvidia- y hacer streaming de un videojuego a una consola Shield u otro dispositivo con un chip Tegra en una red hogareña, sin que el usuario tenga que pagar por más videojuegos.

Aunque la idea es atractiva, Nvidia deberá probar que su sistema de distribución digital de contenidos funciona adecuadamente.

La consola de Valve

Una compañía que tiene mucha experiencia en este aspecto es Valve: la firma detrás de clásicos como el Half Life tiene hace tiempo una tienda de videojuegos digital -al estilo de lo que hoy hay en los smartphones- para descargar juegos y, desde hace unos meses, software convencional. Y 50 millones de usuarios, claro. Se llama Steam , y al prescindir del soporte físico, reduce el precio de los videojuegos, y también puede darle cabida y exposición a un gran número de estudios independientes, que tendrían dificultades para llevar sus juegos al gran público.

Hace tiempo que en Valve dicen que están diseñando en su propia consola de videojuegos, llamada Steam Box. En la CES buena parte del periodismo creyó ver, en una diminuta PC, el futuro de esa consola. Se trata de la Hi3 Piston, una PC cúbica de diseño modular con un procesador de cuatro núcleos a 3,2 GHz, 4 u 8 GB de RAM, 1 TB de almacenamiento, un disco SSD y puertos de todo tipo; el precio es de 999 dólares, aunque hay versiones más modestas.

Aún cuando Valve tenga su propia consola (corriendo Linux), permitirá que otras PC puedan acceder a sus servicios de venta de juegos, software y contenido multimedia, según le explicó Gabe Newell, mandamás de Valve, al sitio The Verge .

Oculus Rift

Además de una consola basada en una PC, en Valve también investigan formas alternativas de jugar que no involucren el clásico gamepad o la combinación de teclado y mouse para todos los movimientos, algo en lo que también está metida la gente de Oculus , que estuvo mostrando un prototipo de Rift, sus lentes de realidad virtual: la idea es que los usuarios se los pongan para tener una experiencia más inmersiva dentro del videojuego, tal como muestra este video de Engadget .

Tiene el apoyo de varios próceres de la industria, y aunque siguen puliendo su diseño, ya están ofreciendo kits de prueba para que los desarrolladores de videojuegos vayan probando cómo es la interacción en sus creaciones. Tiene un precio de 300 dólares en Estados Unidos.

Razer edge

Como una vuelta de tuerca a los equipos tradicionales, dura la CES la gente de Razer presentó Edge, una tableta muy particular: tiene una pantalla táctil de 10 pulgadas, corre Windows 8 y usa un chip Intel Core i5 o i7, además de gráficos Nvidia GeForce GT640M LE. Pero a eso le suma controles laterales tipo gamepad, un teclado como accesorio y una base para usarla conectada a un monitor más grande.

Una tableta Razer Edge, con Windows 8, pantalla táctil de 10 pulgadas y un accesorio que agrega controles laterales
Una tableta Razer Edge, con Windows 8, pantalla táctil de 10 pulgadas y un accesorio que agrega controles laterales

Según su fabricante , es la primera tableta para juegos diseñada con ayuda de la comunidad : los gamers interesados pudieron votar y definir algunos aspectos del diseño y el hardware elegido para la consola, que tendrá un precio base de mil dólares en los Estados Unidos y saldrá a la venta en los próximos meses.

Microsoft illumiroom

Con un horizonte temporal un poco más lejano, en Microsoft difundieron durante la CES un video en el que muestran el concepto de IllumiRoom , un sistema para proyectar fuera de la pantalla información del juego, haciéndolo más inmersivo.

El sistema registra (con un Kinect) el tamaño de la habitación y su formato, y proyecta parte del videojuego en las paredes, los objetos, etcétera.

No tiene fecha de llegada al mercado, aunque muchos especulan que será parte de la próxima consola de Microsoft.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?