Diversidad: origen de la riqueza

Verónica Gurisatti
(0)
27 de enero de 2013  

Todos los gustos. Aunque son muchas las virtudes para destacar al hablar de un vino argentino, la base de su fama actual se debe a que en cada región productiva existe la mejor interacción de los factores que conforman el terroir (suelo, variedades de uvas, clima y geografía), sumado al know how de los enólogos e ingenieros agrónomos, y esto genera una diversidad muy difícil de igualar.

Esta multiplicidad de lugares para cultivar la vid le permite a las bodegas apostar por distintas cepas en diferentes zonas, como así lo demuestra el Serbal Assemblage 2012, un auténtico vino del Nuevo Mundo elaborado con uvas Cabernet Franc, Malbec y Merlot de Tupungato, que sorprende por su frescura, vivacidad, paladar jugoso, buena estructura y complejidad.

El Gouguenheim Malbec Reserva 2010 representa, por sus condiciones naturales, lo mejor de Tupungato y se nota que hay un estilo definido en esta bodega porque es un vino moderno, de aromas muy expresivos (frutados, especiados y ahumados), con paladar amable, taninos redondos y gran fluidez. Ideal para exigentes que gustan más del equilibrio y la madurez.

Otra etiqueta que lleva el sello de su autor es Lamadrid Reserva Cabernet Sauvignon 2010, un tinto exquisito elaborado con uvas de Luján de Cuyo por los hermanos Héctor y Pablo Durigutti. De aromas intensos y carácter frutal con notas de menta, cierta concentración, taninos suaves, distinto y original. Sin duda, un vino especial para disfrutar del fascinante mundo del vino.

Para conocer más del mundo del vino, ingresá en www.bonvivir.com

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.