Inédita sanción del FMI al país por el Indec

Por primera vez, aplicó una "moción de censura" a uno de sus miembros por no dar información creíble; es el inicio de un proceso que podría llevar a la expulsión de la Argentina; el Gobierno acusó al organismo de "trato desigual y doble estándar"
Silvia Pisani
(0)
2 de febrero de 2013  

WASHINGTON.– En un paso inédito, el Fondo Monetario Internacional (FMI) sancionó a la Argentina por la falta de credibilidad de las estadísticas de inflación y de crecimiento que elaboran el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), intervenido por el Gobierno desde principios de 2007, y el Ministerio de Economía.

"Nunca hasta ahora" el Fondo se había topado con esta situación, confirmó a LA NACION el vocero de la entidad, Gerry Rice.

Lo que hizo ayer el organismo fue aplicar una "moción de censura" contra el país y darle, al mismo tiempo, siete meses –hasta septiembre– para que incorpore mejoras en ambos indicadores. Si para entonces cae nuevamente en incumplimientos , se pasará a opciones de presión más concretas. Primero, se podría cerrar la posibilidad de acceder a los recursos del Fondo para financiamiento y, en una segunda instancia, suspender la capacidad de voto que ahora tiene la Argentina.

La expulsión es el último escalón del recorrido de sanciones que ayer se abrió para el país y que puso al Fondo, por primera vez, en la incómoda situación de censurar a uno de sus miembros por la inexactitud de la información que provee.

Anoche, mediante un comunicado, el Ministerio de Economía calificó la decisión del Fondo como "un nuevo error" y lo acusó de tener un "trato desigual y un doble estándar en su relación con ciertos países miembros". En un tono duro, la cartera que conduce Hernán Lorenzino recordó que el organismo presentaba al país como el mejor ejemplo de modelo económico en los 90 y lo acusó de abandonar a la Argentina en 2001 cuando se desplomó la economía.

La decisión del Fondo llegó también mediante un comunicado elaborado en términos más bien conciliatorios en los que, más allá de la sanción, llama al deseo de "fortalecer" su relación con el país. De hecho, si bien confirma la "moción de censura" como primer escalón en un recorrido que puede llevar a decisiones más graves, ofrece también un nuevo plazo hasta el 27 de septiembre, a la vez que renueva su disposición al "diálogo y a la cooperación". Advierte, sin embargo, que habrá una nueva evaluación el 13 de noviembre y que, si para entonces no hay progresos, se adoptarán nuevas medidas "en línea" con los reglamentos internos del FMI.

Pero esto no pareció aplacar al Gobierno. En su comunicado, Economía advirtió que solicitó una reunión extraordinaria de la Junta de Gobernadores del FMI para que "examine la política hacia nuestro país y su actuación con ciertos países miembros. Éste es el mismo Fondo que se muestra complaciente con declaraciones inexactas de datos y con fallidas políticas que condujeron a la crisis global".

A la Argentina se le reprocha no cumplir con el artículo 8 del reglamento interno del FMI, que obliga a sus socios a proveer información precisa y veraz sobre la evolución de su economía. La misma norma prevé mecanismos de castigo para quienes la incumplan.

La moción de censura es el primer escalón. Le siguen luego la declaración de "inelegible" para acceder a créditos; la suspensión del voto, luego, y la expulsión, como instancia final. La "censura" fue acordada por el directorio. Ocurrió en una reunión a puertas cerradas, que tuvo como borrador de trabajo un informe previo de su titular, Christine Lagarde, en el que se constató la falta de progreso suficiente de la Argentina para mejorar sus estadísticas, pese a sus reiteradas promesas.

El Fondo dio información sobre el resultado de la deliberación, pero no sobre su trámite. Algunos de sus tramos fueron confiados a LA NACION por fuentes familiarizadas con el intercambio ocurrido. Así, se supo que hubo "expresiones críticas" y de "impaciencia" por parte de buena parte de los países europeos representados. En un momento, Brasil ensayó un apaciguamiento de posiciones, pero, al parecer, no fue suficiente para la retahíla de argumentos críticos hacia el país. "No se trata de que la Argentina no pueda, sino de que no quiere" cumplir con el reglamento que la obliga a proveer información correcta, fue uno de ellos.

Funcionarios argentinos habían esperado contar con el apoyo de Estados Unidos y, según trascendió, en las últimas semanas hicieron sondeos al respecto. Los resultados no fueron los que esperaban.

La sanción ayer aplicada tiene un fuerte contenido político. Si bien no se prevé un traslado formal de lo resuelto a otras estructuras financieras, sí podría convertirse en una incomodidad adicional para la condición de la Argentina como miembro del Grupo de los 20, cuyos integrantes prometieron transparencia informativa sobre sus economías.

Entre otros puntos, el comunicado del FMI dice lo siguiente:

"El Directorio Ejecutivo del FMI se reunió para examinar el informe sobre los progresos de la Argentina en la implementación de medidas correctivas para hacer frente a la calidad de los datos oficiales reportados al Fondo para el Índice de Precios al Consumidor para el Gran Buenos Aires (IPC-GBA) y Producto Bruto Interno (PBI)".

El Consejo Ejecutivo ha encontrado que "el progreso de la Argentina en la implementación de las medidas correctivas desde el 17 de septiembre 2012 no ha sido suficiente".

El Consejo instó a la Argentina a "que adopte las medidas correctivas para hacer frente a la falta de precisión del IPC-GBA y los datos del PBI, sin más demora, y en cualquier caso, a más tardar el 29 de septiembre de 2013". Informó que volverá a evaluar la situación el próximo 13 de noviembre.

El pronunciamiento

Christine Lagarde - Directora del FMI
Christine Lagarde - Directora del FMI

Finalmente, el Fondo emitió su opinión sobre el "caso argentino"

No alcanzó

El FMI dice que "el progreso de la Argentina en la implementación de medidas correctivas no fue suficiente"

Otra oportunidad

"El FMI está dispuesto a continuar el diálogo con las autoridades para mejorar la calidad del IPC oficial"

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?