Venezuela devalúa casi un 50 % su moneda frente al dólar

La moneda norteamericana pasará a costar de 4,30 a 6,30 bolívares; también anunciaron otras modificaciones frente al "brote inflacionario y especulativo"
(0)
8 de febrero de 2013  • 20:04

CARACAS.- Poco después de anunciar que su presidente, Hugo Chávez , está preocupado por la economía del país, el gobierno venezolano anunció hoy una devaluación de casi 50% de su moneda frente al dólar, entre otras modificaciones de su controlada política cambiaria.

Según indicó el ministro de Planificación de Venezuela, Jorge Giordani, se aprobó una "modificación de la política cambiaria en relación con el valor de la divisa". El funcionario hizo el anuncio junto al presidente del Banco Central de ese país, Nelson Merentes.

De esta manera, el dólar oficial, que costaba 4,30 bolívares, desde el próximo miércoles se conseguirá a 6,30. Se trata de una devaluación del 46%.

El ministro explicó que las solicitudes de sectores como salud, alimentos, comunicaciones y telecomunicaciones, comercio y electrodomésticos realizadas antes del 15 de enero se mantendrán al cambio de 4,30 por un período de seis meses. Agregó que otros sectores pueden seguir el mismo camino "si hicieron sus pedidos antes de los cinco meses".

En Venezuela existe un sistema de control de cambio desde 2003 que obliga a recurrir al Estado a través de varios organismos para acceder a las divisas. Las personas son autorizadas a la transacción de acuerdo con una serie de documentos. Esto impulsó al funcionamiento de un mercado ilegal, donde suele el precio del dólar suele, por lo menos, triplicar el oficial.

"Brote inflacionario y especulativo"

En la conferencia de prensa se anunciaron también otras modificaciones del estricto sistema cambiario venezolano, como la creación de un órgano superior para el sistema cambiario y la eliminación del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme).

"En estos momentos tenemos un brote inflacionario y especulativo y es donde uno tiene que actuar", dijo Giordani para justificar las medidas.

El nuevo Órgano Superior para la Optimización del Sistema Cambiario estará integrado por el Banco Central de Venezuela, el Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Minería y Petróleo, el principal receptor de divisas.

Las atribuciones del nuevo órgano serán fijar las prioridades de asignaciones de divisas y fue creado, entre otras cosas, para bajar la inflación y equilibrar los flujos disponibles de divisas a las necesidades presupuestarias, explicó el ministro.

En cuanto al cierre del Sitme, un sistema que permitía un tipo de cambio secundario fijado en 5,30 bolívares por dólar y que era usado por muchos sectores económicos, Merentes admitió: "El sistema no estaba cumpliendo los objetivos en algunos de los aspectos. Era imperfecto". Sin embargo, el órgano aún deberá procesar las solicitudes pendientes.

Merentes explicó que también habrá una flexibilización en la disponibilidad de divisas para los exportadores, ya que a partir de ahora van a tener que reintegrar al Banco Central un 60 % de las divisas otorgadas en lugar del 70 %, como ocurría hasta ahora.

"Las importaciones que traeremos son las que nos ayuden a bajar la inflación, mejorar el bienestar de la población, que nos ayuden con el crecimiento", dijo.

Además, se podrá debitar dinero de las cuentas en dólares o hacer transferencias en esa moneda, siempre y cuando se haga en los términos que establezca el Banco Central. Merentes detalló que "se permitirá la recepción de remesas, pagos jubilaciones y servicios en divisas internacionales" y que "las empresas interesadas pueden abrir cuentas en divisas en el país".

Poco antes de los anuncios, el Banco Central informó que la inflación en el país, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), se ubicó en 3,3% en enero, más del doble que en el mismo mes del año pasado (1,5%), dejando la tasa interanual en un 22,2%.

Chávez, preocupado

El vicepresidente Nicolás Maduro, que visitó esta semana a Chávez en La Habana, había informado antes del anuncio que el presidente está preocupado por la economía del país y pidió "un gran esfuerzo" para mantener el ritmo de crecimiento económico.

"El comandante Chávez está al mando y su gran preocupación, su gran concentración, nos ha dicho que hagan un gran esfuerzo para mantener el ritmo de crecimiento", dijo el vicepresidente, el "sucesor política" elegido por el propio mandatario, quien ya comenzó su tercer mandato, auqnue a distancia.

El presidente, de 58 años, se encuentra en Cuba desde el 10 de diciembre último, cuando viajó para operarse por cuarta vez contra un cáncer en la zona abdominal. Desde entonces, sólo aparece por carta o a través de mensajes que pide a su círculo íntimo que difunda.

Agencias EFE, AFP, ANSA y Reuters

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.