Diego Ramos, sobre el video hot de Florencia Peña: "En el fondo no me parece tan grave"

El actor declaró que "lo tremendo es que alguien haya robado la grabación"; le contó a LA NACION cómo contuvo a su amiga cuando comenzó el escándalo
Lucas Parera
(0)
19 de febrero de 2013  • 11:56

Cuando salió a la luz el video hot de Florencia Peña , la ahora ex Dale! La Tarde se refugió en la compañía de su gran amigo, Diego Ramos . En ese momento, viajaron a Nueva York a ver la obra que este año podrían protagonizar juntos, Anything Goes . Diego intentó bajarle el tono a la situación para consolar a su amiga, en la medida en que se puede bajar el tono a la divulgación de un video sexual íntimo que vieron miles de personas.

El actor, que personifica a Antonio en la nueva puesta de Antonio y Cleopatra , le contó a LA NACION cómo fue el diálogo: "Yo le decía a Flor, entiendo que te dé vergüenza pero, de última, olvidate, porque estás haciendo algo con tu marido que hace todo el mundo. Además, la gente que no está de acuerdo con lo que pasa, y hasta amigos nuestros que no están de acuerdo, lo vieron igual. Y te cagás de risa porque en el fondo no me parece que sea tan grave. Lo tremendo es que haya alguien que pueda robar eso".

"Es como que entren a tu casa y te saquen la ropa, te saquen plata, o un televisor. Alguien entró y te sacó algo. Debe ser considerado un delito. Lo que pasa es que me imagino que debe ser un lío, andá a ver quién fue el primero que lo pasó", reflexionó Diego.

Para Ramos, el video expone una situación demasiado íntima, aunque entiende que a cierta gente le pueda "generar morbo" verlo. "A mí, realmente, no me interesa. Igual, al de Florencia no lo podría ver porque es como una hermana".

El caso de Peña fue uno más dentro de una ola de videos hot de figuras del espectáculo. Diego cita a Silvina Luna, Wanda Nara, y otros que no recuerda bien. Para el actor, esto no significa que se tengan que cuidar más: "Yo soy actor porque vengo y trabajo en un escenario, pero voy a mi casa y soy yo. Yo no soy referente de nada, no soy ejemplo de nada ni nadie, no expreso nada ni soy lo suficientemente brillante o inteligente como para que alguien me siga. Entonces ¿por qué no voy a hacer mi vida? Digo, entre ciertos parámetros".

Ramos reconoce que "debe ser terrible" ese tipo de exposición, pero que, en definitiva, hay que intentar convivir con lo que pasa: "Salir a la calle y que todo el mundo te vea, incluso para felicitarte… No me imagino, a mí hasta me daría vergüenza verme yo mismo, en mi vida soy lo más aburrido que hay. Pero es la vida de cada uno y cada uno sabe lo que tiene que hacer. Son cosas que pasan de última, y hay que llevarla lo mejor que se pueda".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.