Suscriptor digital

El gobierno resiste la presión para que jure Chávez

La oposición y los especialistas exigen que el presidente asuma, pero el chavismo dice que no es prioritario
Daniel Lozano
(0)
20 de febrero de 2013  

CARACAS.- " Hugo Chávez ha regresado para continuar el tratamiento médico, tiene un tiempo que no es político. Los tiempos del presidente ahora no son políticos."

Las palabras de Rodrigo Cabezas, diputado del Parlamento Latinoamericano (Parlatino) e importante dirigente chavista, resumen el cambio de rumbo del oficialismo tras el retorno del líder a Caracas en la madrugada de anteayer.

El mandatario pasó de estar al "frente del gobierno" y en "pleno ejercicio" de sus funciones en La Habana, como tantas veces repitió el vicepresidente Nicolás Maduro entre enero y febrero, e incluso anteanoche, a una situación de convalecencia, invisibilidad y secretismo para el país.

Tanto es así que Cabezas respondió con exacerbada vehemencia a la petición del cardenal Jorge Urosa, que anteayer, como muchos dirigentes de la oposición, propuso la asunción al mando del presidente, pendiente desde el 10 de enero.

"Lo digo desde mi alma, es una declaración cínica, raya con lo inhumano", arremetió el diputado, olvidando todo lo dicho por sus correligionarios durante semanas.

La toma de postura del PSUV deja una pregunta en el aire: ¿Cómo es posible que un "presidente en funciones", según describió Maduro anteayer, que, en las últimas semanas, decretó devaluaciones y ha nombrado ministros, no se pueda juramentar?

"Debería producirse lo antes posible, en cuestión de horas, días, esta semana", afirmó el constitucionalista José Vicente Haro.

El retorno de Chávez a Venezuela dio por terminado el permiso que la Asamblea Nacional le otorgó para ausentarse por más de cinco días, que finalmente fueron 71.

"El que la Sala Constitucional no haya precisado un plazo no permite concluir que la situación pueda mantenerse indefinidamente. Pese a todo, el requisito de la juramentación sigue siendo exigido en el artículo 231 de la Constitución", aclaró a LA NACION el académico José Ignacio Hernández.

El secretismo que se prevé para cuando llegue la ceremonia privada de jura también despertó suspicacias. La más contundente fue Blanca Rosa Mármol, ex magistrada del Tribunal Supremo: "En ningún caso tendría sentido una juramentación privada y secreta, puesto que la razón de la juramentación es el inicio del período constitucional y la consagración de la voluntad popular es el presidente electo".

Ayer, seguidores del líder bolivariano también rezaron por su salud, en el Ministerio de Educación
Ayer, seguidores del líder bolivariano también rezaron por su salud, en el Ministerio de Educación Fuente: AP

Para Hernández, "ceremonia privada no es ceremonia secreta. La juramentación no es una especie de rito de esas logias medievales y misteriosas que se llevan a cabo en lugares inhóspitos a horas poco usuales. Debe regirse por el principio de transparencia. Puede ser privada, pero debe ser un acto transparente, del cual se tenga constancia".

Cuándo, dónde y también cómo. Sobre la mesa política se expusieron las dificultades del presidente para hablar, por culpa de la traqueotomía que sufrió. ¿Podría juramentar sobre la Constitución en tales condiciones? Hernández también tiene respuesta: "El impedimento del habla no es impedimento para gobernar". Chávez podría incluso jurar por escrito.

La MUD también dejó clara su postura: "El presidente y su familia están dedicados al tratamiento de su enfermedad. Que no nos mienta Maduro cuando insiste en que está en ejercicio de sus funciones". Varios partidos de la oposición exigieron que la toma de posesión se realice de inmediato.

Transcurridos dos días, Chávez sigue confinado en el Hospital Militar. En silencio y sin tuitear. Mientras tanto, siguen pasando acontecimientos exclusivos de la Venezuela del surrealismo mágico. Uno de los más comentados fue el regalo sorpresa que recibió Rosnaty Ruiz al convertirse en la seguidora número cuatro millones de la cuenta de Twitter del mandatario, @chavezcandanga .

"¡Qué momento tan bello, gracias comandante por tanto amor!", se emocionó la joven al conocer que el gobierno bolivariano la premiaba con una vivienda.

En un país donde pocos se sorprenden, el politólogo Víctor Maldonado clamó a través de Twitter: "Malversación de fondos y violación de cualquier ética eso de regalar una casa".

Horas después, llegó el gran golpe de efecto. Acababa el consejo de ministros en el Palacio de Miraflores, repleto de ovaciones y gritos de "¡Volvió, volvió, volvió!". Maduro comenzó a desabrocharse la camisa, mirando a la cámara, como si fuera una estrella de fútbol. Debajo apareció una camiseta, con los ojos de Chávez y una leyenda. El vicepresidente desplegó su mejor sonrisa y cantó: "Vivirás y vencerás".

Del editor: qué significa.

Por ahora, el chavismo no tiene mucho apuro en aclarar el limbo constitucional en el que gobierna; le sirve a Maduro para asentarse como sucesor.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?