Suscriptor digital

Arte y naturaleza, en interacción

Land Art utiliza materiales como la madera, la tierra, las piedras, el fuego y el agua que altera con sentido paisajístico para generar efectos en el observador
Clara Zapiola
(0)
23 de febrero de 2013  

Se desarrolla en nuestro país una de las más recientes manifestaciones artísticas a nivel mundial, el Land Art. Una de sus primeras muestras pudo descubrirse en la Boutique de Arte Directo de Artista BADA, en Espacio Pilar en 2012, donde esta nueva disciplina mostró manifestaciones artísticas que intervienen el medio ambiente sin modificarlo.

El Land Art es una tendencia del arte contemporáneo que utiliza el marco y los materiales de la naturaleza (como la madera, la tierra, las piedras, la arena, las rocas, el fuego y el agua) a los que altera con un efecto artístico. El principio fundamental es alterar con un sentido artístico el paisaje para producir fuertes efectos y sensaciones al observador. Se pretende reflejar la relación entre el hombre y la tierra, el medio ambiente y el mundo. Lo principal es la interacción humano-artista con el medio ambiente, expresando también el dolor debido al deterioro ambiental del clima. La exposición de Lan Art en BADA 2012 donde participaron cien artistas consagrados y emergentes fue liderada por la paisajista Cristina Le Mehauté con Nido argentino, y se presentaron producciones de Silvia Citcioglu con el portal de entrada con ramas suspendidas en el aire y de Clara Villar Paoletti con Estrella y Lluvia de paraguas.

Los visitantes disfrutaron además de Bosque vestido en el ingreso al lugar, un proyecto realizado por estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo. "Nosotros, los humanos, necesitamos del paraguas para protegernos de la mejor agua: la que viene del cielo. Ángeles, dioses o figuras deseadas nos traen con la lluvia a la divinidad. (...) ¿Cómo transmitirles la alegría de la lluvia, la sensibilidad de la naturaleza? Privilegiada por crecer entre el barro, los animales y atrapada por la naturaleza, elijo el paraguas como objeto urbano para enfatizar el mensaje", expresó Clara Villar Paoletti, la realizadora de la obra Lluvia de paraguas. Villar Paoletti presentó también en BADA la obra Estrella, en la que cuenta que "pretendió bajar a la tierra con la magia de las estrellas". Armó para que "los que lo miren se encuentren como en el firmamento, pero en tierra firme, un escenario diferente".

En Nido argentino, Cristina Mehauté propuso una obra con especial énfasis en la identidad argentina. Armó un camino trazado con venecitas, piedras y cristales blancos y celestes, invitando a recorrerlo como si fuera un laberinto para descubrir ese espacio con aves armadas también con los colores de nuestra patria.

Por su parte, Silvia Citicioglu armó el Portal con ramas volando en la entrada oficial de BADA 2012, que era como un portal que transportaba a la magia de otro lugar especial.

Sin embargo hay quienes piensan distinto y lo consideran una invasión a la naturaleza, como es el caso del arquitecto José Orol, que dice: "Las intervenciones como la de Land Art, muchas veces resultan ofensivas para con la riqueza estética de la naturaleza. Es como el tsunami impuesto por la irreflexión imperante que mezcla muchas cosas. En el caso de estos árboles con material no natural hay que reflexionar sobre el respeto a la naturaleza". El arquitecto Orol realizó muchas obras importantes en Bariloche y su entorno, como la ampliación del hotel Llao Llao y la obra del hotel Hilton, entre otras.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?