Suscriptor digital

Datos ocultos del empleo en las últimas cifras oficiales

De los números relacionados con el trabajo difundido por la Presidenta el viernes, surge que no se refirió al trabajo informal, un flagelo en la Argentina actual
Paula Urien
(0)
3 de marzo de 2013  

El largo discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Congreso de la Nación, durante la apertura del 131º período de sesiones ordinarias , incluyó el viernes pasado uno de sus caballitos de batalla a la hora de hablar del "modelo": el empleo.

Según la Presidenta, el número de trabajadores registrados es el más alto de los últimos 38 años, con la incorporación de 500.000 puestos de trabajo por año. "De acuerdo con los datos publicados en el Ministerio de Economía se trata de algo menos de 4 millones de puestos", aclara el economista Ernesto Kritz. "Dos tercios de la creación de empleo se dieron entre 2003 y 2007. El otro tercio, de 2007 en adelante", continúa.

Sin embargo, no todo fue una suma de puestos de trabajo. " En 2012 hubo una declinación muy importante. Se trata de una merma de 100.000 empleos entre el primer y el tercer trimestre en el sector privado, según datos del Sistema de Jubilaciones y Pensiones."

Hay que tener en cuenta también que, según datos de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), hasta 2012 el sector público emplea a más de 3,3 millones de trabajadores. Tuvo un crecimiento del 46% en nueve años y representa el 21% del empleo total de los ocupados. Es decir, uno de cada cinco ocupados en la Argentina trabaja para el Estado. "La evidencia analizada sugiere el uso del empleo público como instrumento paliativo de la desocupación", refleja el informe de FIEL.

El salario mínimo

Otro de los temas abordados por la Presidenta: "Tuvimos un 1338% de aumento de salario mínimo". Recordó que, cuando Néstor Kirchner asumió en 2003, "el salario mínimo era de 200 pesos y la jubilación, de 150", y destacó que los 2875 pesos actuales representan "el mejor salario mínimo de América latina".

Más tarde, usando el cambio oficial, trasladó ese monto a dólares, con un resultado, según la Presidenta, de 579 dólares. Sin embargo, si quienes perciben el salario mínimo quisieran comprar dólares, deberían acudir al mercado blue y pagar $ 7,88 pesos por cada dólar, operación que les dejaría 364 dólares en mano. "No importa el salario mínimo, sino el monto de bienes y servicios que se pueden adquirir con él", dice Ricardo Foglia, director del Departamento de Derecho del Trabajo de la Universidad Austral. Hay que recordar que, una vez más, la inflación fue el gran tema ausente del discurso.

"Es cierto que el salario mínimo tuvo un aumento significativo", continúa Kritz. "Pero en la práctica esto vale sólo para los trabajadores formales. La tasa de informalidad laboral es muy alta, está en el 34 por ciento."

Según estimaciones extraoficiales, la tasa de informalidad es del 40%. Ricardo Foglia señala: "Se trata entonces de 4 millones de trabajadores que no están registrados, que no llegan al salario mínimo, no tienen ART, indemnización por despido y demás beneficios presentes en la ley de contrato de trabajo. Son, sobre todo, de trabajadores de baja calificación y de mujeres. Casi un 80 por ciento trabaja en empresas de menos de cinco empleados, que pagan lo mínimo indispensable, por ejemplo, la luz para que no se las corten".

En cuanto a la desocupación, la última cifra en este sentido es que la Argentina tiene un 6,9 por ciento "muy cerca al récord histórico de 2011", dijo Cristina Kirchner el viernes pasado.

Un análisis más detallado de esta cifra permite inferir que, teniendo en cuenta a quienes se consideran desocupados ocultos, es superior. Quienes tienen planes sociales no se consideran desocupados, como tampoco lo son los llamados "desalentados", o aquellos que cansados de buscar trabajo y no encontrarlo contestan en la encuesta que ya no lo buscan. Para Kritz, contando a quienes tienen planes, este índice debería crecer entre un punto y un punto y medio.

"Todo depende de cómo se arma el índice", dice Foglia. "Se puede armar para que dé un 0% de desocupación y un 0% de inflación. Sobre la base de estadísticas poco confiables, la realidad que se describe es una situación ideal que no coincide con la real."

En cifras

  • 34%

    Informalidad laboral


    Es uno de los problemas más importantes en materia laboral. Se trata de una tasa muy alta, "la misma que había en los años 90", afirma el economista Ernesto Kritz
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?