Suscriptor digital

Peña Nieto le abre la puerta a la inversión privada en Pemex

Anunció una reforma de todo el sector energético que durante décadas había sido bloqueada por los estatutos del PRI; es parte de un plan para modernizar el país
(0)
5 de marzo de 2013  

CIUDAD DE MÉXICO.- En un giro histórico en México, el presidente Enrique Peña Nieto logró que el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) cambiara sus estatutos y accediera a emprender la postergada reforma energética, que supondría la entrada de inversión privada en la empresa estatal de petróleo, el gigante Pemex.

Peña Nieto, de 46 años, que protagonizó el retorno del PRI al poder después de 12 años en la oposición, asistió a la clausura de la XXI Asamblea Nacional del partido, en la que la militancia cerró filas en torno al presidente.

Los 4200 delegados del PRI modificaron también los estatutos del partido para afrontar una reforma fiscal que elimina el veto a la aplicación del IVA a medicinas y alimentos. Mientras estuvo en la oposición, el PRI había incluido una serie de "candados" en sus estatutos que impedían a sus legisladores apoyar las impopulares reformas del IVA en ambos rubros.

Los gobiernos conservadores del Partido de Acción Nacional (PAN) intentaron aprobar una reforma energética que abriera Pemex al capital privado, pero el PRI y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) se opusieron repetidamente a cualquier cambio normativo y calificaron la apertura de la empresa petrolera a la iniciativa privada como una privatización encubierta y una entrega de los recursos nacionales a compañías multinacionales.

El gobierno de Peña Nieto ha insistido en promover una reforma energética que sea "motor de inversión y desarrollo" y permita transformar Pemex en una empresa moderna que multiplique la exploración y producción de hidrocarburos.

Si prosperara la iniciativa de Peña Nieto en el Parlamento, el Estado continuaría manteniendo el control de una empresa que se nacionalizó en 1938, bajo el gobierno del izquierdista Lázaro Cárdenas.

La modernización de los sectores energético y fiscal era considerada por los analistas crucial para el despegue económico de México, que en 2012 creció sólo un 2%. La producción de petróleo disminuyó de 3,4 millones de barriles diarios en 2004 a menos de 2,6 millones de barriles el año pasado.

"El PRI se ha transformado para poder transformar México. No hay intereses intocables, el único interés que protegeré será el de los mexicanos. Demostraremos con actitud, con voz y acción que somos una nueva generación de priistas", dijo Peña Nieto en la clausura del cónclave de su partido.

En la asamblea, calificada de "histórica" por la dirigencia del partido, el PRI optó, según Peña Nieto, por "reexaminarse y redefinir su posición ante las nuevas circunstancias del país".

"Esta asamblea trasciende la simple formalidad estatutaria, representa una frontera entre el ayer y lo que hace el PRI de hoy para construir un México con un futuro mejor", agregó.

El presidente del partido, César Camacho, afirmó que el PRI está listo para actuar con "audacia" y acompañar las decisiones de Peña Nieto. "Hicimos conciencia de que debemos romper ataduras que se convirtieron en atavismos", agregó. Por su parte, la secretaria general del partido, Ivonne Ortega, subrayó: "Esta asamblea ha sido el momento clave para decidirnos a respaldar y arropar sin titubeos al presidente de México".

Además de eliminar las restricciones en materia energética y fiscal, el PRI flexibilizó los requisitos para postular candidatos externos e independientes al partido, se autorizó el reingreso de militantes que habían desertado y se eliminó el requisito de haber tenido un cargo electivo para ser candidato a un alto puesto en el gobierno.

El histórico anuncio de Peña Nieto se produce sólo unos días después de que México se quedó conmocionado tras el arresto de Elba Esther Gordillo, la dirigente del poderoso Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Gordillo ha sido una figura clave en las disputas políticas de México. El arresto de la dirigente sindical, que fue tres veces diputada federal y senadora del PRI, y está acusada de delincuencia organizada y operaciones con recursos ilícitos, fortaleció a Peña Nieto para negociar con la oposición.

Diversos analistas coincidieron en que esta detención envía un mensaje del "compromiso firme" de Peña Nieto para la modernización del país. A partir de ahora, Peña Nieto cuenta con un camino sin grandes obstáculos para alcanzar las medidas propuestas, que fueron respaldadas por los principales partidos opositores en el denominado "Acuerdo por México", donde se comprometieron a apoyar reformas estructurales, como la energética y la fiscal.

No obstante, dentro del izquierdista PRD han surgido numerosas voces que impugnan el acuerdo y han advertido su rechazo a la reforma de esos dos sectores.

Agencias AFP, EFE y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?