Ordenaron el cierre de Lafsa, la línea aérea que nunca voló

La compañía fue creada por Duhalde, y Kirchner la quiso convertir en una empresa de envergadura; desaparecerá en 90 días
Pablo Fernández Blanco
(0)
9 de marzo de 2013  

Casi 10 años después de su creación, el Gobierno decidió ponerle punto final a la historia de Líneas Aéreas Federales Sociedad Anónima (Lafsa), uno de los últimos recuerdos burocráticos de los conflictivos días posteriores a la crisis de 2001 y 2002.

De acuerdo con la resolución 1031 de 2012, que recién fue publicada ayer en el Boletín Oficial, con la firma del ministro de Economía, Hernán Lorenzino, en los próximos 90 días corridos su cartera deberá culminar con el proceso de liquidación de la compañía, que ya había sido ordenado por la presidenta Cristina Kirchner en 2009.

El sello distintivo de Lafsa es su carencia: aunque nació como una compañía aérea estatal que, de acuerdo con las previsiones originales, podría convertirse en una línea de bandera para unir a la Argentina, nunca puso en el aire un solo vuelo comercial propio.

Su creación data del final del mandato presidencial de Eduardo Duhalde. Sólo cuatro días antes de entregarle el mando del país a Néstor Kirchner, el 21 de mayo de 2003, y por pedido del patagónico, Duhalde ordenó la creación de Lafsa para contener las demandas de los empleados de Dinar y LAPA.

La primera, de la familia Desimone, había sucumbido a los efectos conjuntos de la crisis local del mercado aerocomercial y a la alicaída situación económica, que derivó en una sobreoferta en el mercado.

LAPA, en tanto, no pudo mantener sus operaciones luego del accidente de agosto de 1999, cuando un avión que partió desde el aeroparque Jorge Newbery con destino a Córdoba no logró despegar y causó la muerte de 65 personas.

Lafsa se nutrió desde el principio de unos 850 empleados de los diversos rubros que integran el negocio aerocomercial y de 40 millones de dólares que obtuvo del Estado.

El argumento inicial contemplaba que en el plazo de 180 días de iniciados los servicios comenzaría el proceso de privatización. Nada de eso ocurrió. En cambio, Kirchner buscó reparo en nuevos socios: en septiembre de 2003, con el cuestionado Ricardo Jaime al frente de la Secretaría de Transporte, el Gobierno cerró una alianza con Southern Winds (SW).

Fue uno de los grandes escándalos del kirchnerismo: la compañía de los Maggio desapareció poco después de que estallara el caso por contrabando a España, debido al traslado de cuatro valijas con 60 kilos de cocaína a ese país.

El convenio con Southern Winds establecía que el Gobierno subsidiaría el combustible (uno de los rubros que tienen mayor injerencia en la estructura de costos de cualquier línea aérea) de los vuelos que realizara la empresa privada con los aviones que ya tenían pintado el logo de Lafsa en su fuselaje. En paralelo, los empleados de la estatal empezarían a prestar servicios para la alianza. El convenio despertó algarabía en el ex presidente: "Vamos a unir la Argentina y a terminar con los caprichos de los vuelos organizados por determinados grupos, en forma monopólica", dijo Kirchner cuando voló el primer avión.

Pero en febrero de 2005, 18 meses después, el acuerdo cayó cuando se conoció la causa por contrabando radicada en Madrid.

Un mes más tarde, cuando la chilena LAN inició las negociaciones para desembarcar en el mercado de cabotaje local, el Gobierno puso sobre la mesa de discusión el compromiso de la empresa de tomar a los empleados de Lafsa, la tarea orignal para la cual había sido creada.

En noviembre de 2009, la presidenta Cristina Kirchner ordenó la liquidación de la empresa, que recién ocurrirá en los próximos tres meses, luego de múltiples pasos administrativos que aún faltan.

Aunque en los últimos tres años no tuvo actividad, continuó siendo un peso para las cuentas públicas. De acuerdo con los presupuestos anuales de Lafsa, registró una pérdida de 1,305 millones de pesos el año pasado, menos que los $ 1,9 millones en rojo de 2011.

Sin ingresos por actividades comerciales, sus cuentas se saldaron con subsidios cercanos a los 7 millones de pesos en los últimos tres años.

Kirchner, Jaime y el sueño que no se hizo realidad

La cración de Lafsa data del final del mandato presidencial de Eduardo Duhalde
La cración de Lafsa data del final del mandato presidencial de Eduardo Duhalde
Southern Winds

El 9 de septiembre de 2003 Kirchner firmó un acuerdo entre Lafsa y SW que terminó en escándalo

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.