Emir Yoma, el gran ganador del caso

Fue confirmada su absolución; el ex ministro Camilión y Sarlenga, condenados
(0)
9 de marzo de 2013  

Emir Yoma, el eterno cuñado presidencial, el asesor todoterreno de la política y los negocios de Carlos Menem, el que guardó el secreto de la primera cita de su hermana Zulema con quien sería luego su esposo y presidente de la Nación, fue el gran ganador de una batalla judicial que duró 17 años. Ayer, la Cámara de Casación Penal confirmó su absolución por el contrabando de armas a Croacia y a Ecuador.

En cambio, los perdedores fueron el ex ministro de Defensa Oscar Camilión y el ex coronel de Ejército y traficante de armas Diego Palleros. En la caída arrastraron a los ex funcionarios de la Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM) Luis Sarlenga, Edberto González de la Vega, Carlos Jorge Franke, Jorge Antonio Manuel Cornejo Torino, Manuel Cornejo Torino y Teresa Irañeta de Canterino, entre otros.

Yoma era el férreo guardián de la "carpa chica", como se conocía en la década del 90 al círculo íntimo de las decisiones presidenciales, donde se hablaba de política y también de negocios. Apuntado por la Justicia en varias denuncias de corrupción, incluida el Swiftgate (fue sindicado por el gobierno norteamericano como el gestor de sobornos para agilizar trámites impositivos por la importación de maquinarias). Renunció, pero salió indemne.

Una vez más sucedió lo mismo en esta causa. Esto es así a pesar de que cinco personas, entre testigos e imputados, lo señalaron como quien cobró sobornos por 400.000 dólares para montar la operación de contrabando de armas. En la investigación se detectó la supuesta ruta de la coima: un depósito en la cuenta de Daforel, cuyo destinatario final habría sido Yoma. El traficante Palleros admitió que había tenido que pagar comisiones a nivel político para hacer el negocio.

Pero el Tribunal de Casación dijo que no iba a entrar a analizar las cuestiones de hecho, ya descartadas por la mayoría del Tribunal Oral en lo Penal Económico N° 3, que lo había absuelto al entender que lo que afirmaron los testigos no pudo acreditarse. Por eso la Casación revisó si hubo arbitrariedad en esa decisión y no la encontró.

También se confirmaron las absoluciones de Mauricio Muzzi (ex funcionario de Defensa) y del embajador Enrique Julio de la Torre.

Del lado de los perdedores, Camilión, ministro de Menem entre 1993 y 1996, fue el más sorprendido. "No hay dudas de que hubo desvío de armas, sino que además fue una estafa. Se vendieron armas inútiles", aseguró.

"Existe esa posibilidad [de que quede preso]", reconoció el ex funcionario, aunque podría pedir el beneficio del arresto domiciliario, dado que es mayor de 70 años.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.