Suscriptor digital

La Presidenta le pidió al Papa una mediación por las Malvinas

Quiere que "interceda" ante Gran Bretaña para facilitar un diálogo; se lo planteó en su primera reunión desde la elección del Pontífice; hablaron más de dos horas en un clima distendido; el Vaticano no informó sobre lo conversado; rechazo de Londres
Mariano De Vedia
(0)
19 de marzo de 2013  

ROMA.– Fue un primer encuentro marcado por la cordialidad y los gestos de distensión. Hubo regalos y palabras cálidas. Pero también un pedido concreto de la presidenta Cristina Kirchner al papa Francisco : que "intermedie" en el conflicto de la Argentina con Gran Bretaña por la soberanía de las islas Malvinas.

Fue el punto central de la reunión a solas que mantuvieron ayer en la residencia de Santa Marta, durante dos horas y veinte minutos, con almuerzo incluido. Se trató del primer encuentro entre ambos después de varios años marcados por la frialdad impuesta en la relación por la Casa Rosada.

"Ay, no, no puedo tocarlo", se disculpó la Presidenta antes de que Francisco la saludara con un beso. "Nunca un papa me había besado", fue su respuesta, entre risas.

Mientras la Santa Sede informó escuetamente sobre la reunión, sin mencionar ni calificar el contenido del diálogo, la Presidenta reveló a la prensa el pedido que le hizo para que "interceda" y "pueda llevarse adelante el diálogo con Gran Bretaña y el cumplimiento de las múltiples resoluciones de las Naciones Unidas".

Video

Si bien no se informó sobre la posición del Papa ante el planteo de la Presidenta, el gobierno británico reaccionó con dureza y criticó a Francisco, al recordar que el año pasado y también en 2010 declaró que las Malvinas "son argentinas".

La Presidenta fue la única vocera del encuentro con el Papa, al que elogió por su "sencillez", que, según ella, es "su rasgo distintivo". Tras señalar que vio al Papa "sereno, seguro y en paz", dijo que lo invitó a visitar la Argentina, teniendo en cuenta que en julio el Pontífice estará en Río de Janeiro para encabezar la Jornada Mundial de la Juventud. El Santo Padre se comprometió a revisar su agenda para determinar una probable fecha del eventual viaje al país.

El Papa le obsequió un documento de 2007 del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) en el que se habla de corrupción, políticas públicas y autoritarismo.

Se espera que a partir de ahora la relación entre el Gobierno y la lglesia argentina entre en una etapa de diálogo. La Presidenta se reunirá hoy con el jefe del Episcopado y arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo.

Cristina le regaló un mate a Francisco, quien a la vez retribuyó con una mayólica y un libro; el diálogo, previo al almuerzo privado, exhibió un clima de cordialidad
Cristina le regaló un mate a Francisco, quien a la vez retribuyó con una mayólica y un libro; el diálogo, previo al almuerzo privado, exhibió un clima de cordialidad Crédito: Presidencia

La Presidenta aludió a la crisis que vive la Iglesia y que derivó en la renuncia de Benedicto XVI, al señalar que notó a Francisco "ocupado y preocupado por la inmensa tarea de conducir el Estado Vaticano y el compromiso de cambiar las cosas que él sabe que se deben cambiar".

Con su alusión al tema Malvinas, Cristina Kirchner priorizó su intención de encuadrar el diálogo con el Papa en el escenario internacional, sin profundizar la agenda nacional y los problemas que afectan al país. Las menciones a estos temas cuando era arzobispo de Buenos Aires motivaron el distanciamiento de la Casa Rosada.

La Santa Sede se refirió brevemente al encuentro. La única mención fue formulada por el director de la Oficina de Prensa, el padre Federico Lombardi. En su habitual diálogo con los periodistas, el vocero informó que "el obispo de Roma mantuvo un encuentro privado y luego un almuerzo con la presidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en la Casa de Santa Marta". Añadió que el Pontífice saludó también a otros miembros de la delegación argentina y aseguró que "no se prevé un comunicado oficial sobre este encuentro de carácter informal".

Acompañaron a Cristina Kirchner, aunque no participaron de la audiencia ni del almuerzo con el Papa el canciller Héctor Timerman ni el embajador argentino ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero, entre otros funcionarios.

Video

La Presidenta detalló los temas conversados con Francisco en una tumultuosa exposición ante la prensa (en la que no permitió preguntas) ofrecida en el hotel Eden, donde hizo esperar más de dos horas y media a más de un centenar de periodistas argentinos y extranjeros, ante quienes presentó una declaración y no permitió realizar preguntas. La prensa internacional dejó muestras de su descontento (ver aparte).

Al transmitir lo que consideró un encuentro distendido, contó que el Papa la saludó con un beso y que ella dijo: "Nunca me besó ningún papa".

"Estamos ante una oportunidad histórica", dijo la jefa del Estado al referirse a la propuesta transmitida al Papa para que "intermedie en el conflicto por Malvinas" y logre que "Gran Bretaña se siente a dialogar". Y agregó: "Es imprescindible que en el mundo comencemos a cumplir todas las resoluciones de las Naciones Unidas".

Cristina Kirchner dijo que la situación es muy distinta a la planteada en vísperas de la guerra de 1982, ya que en ambos países hay gobiernos democráticos. "No hay peligro de una escalada bélica, más allá de la militarización que el Reino Unido quiere instalar en el Atlántico Sur", comparó.

Para fundamentar su pedido, la Presidenta recordó le mediación del papa Juan Pablo II, que en 1978 puso fin al conflicto con Chile por el canal de Beagle. "A los argentinos nos tocó vivir momentos terribles y dramáticos cuando estuvimos a punto de enfrentarnos con Chile. Con la intermediación de Juan Pablo II y del cardenal [Antonio] Samoré se llegó a un entendimiento que fue plebiscitado luego en democracia", dijo, en referencia a la consulta popular que el gobierno de Raúl Alfonsín realizó en 1984. La última visita de la Presidenta al Vaticano había sido en noviembre de 2009, cuando el entonces papa Benedicto XVI celebró los 30 años de la mediación de su antecesor, junto con Cristina Kirchner y la entonces presidenta de Chile, Michele Bachelet.

Francisco, justamente, le entregó ayer a la mandataria una mayólica que reproduce la Plaza San Pedro y testimonia esa mediación pontificia, entre otros obsequios. La Presidenta le regaló un conjunto de mates, realizado por cooperativistas del plan Argentina Trabaja, y un poncho de vicuña.

La Presidenta destacó, además, que Francisco hizo referencia al concepto de "patria grande" para aludir al "rol que cumplen los gobiernos de América latina para trabajar a favor de la paz y la unidad". Y dijo que el Santo Padre "empleó esos términos porque eran los que utilizaban San Martín y Bolívar".

Siempre según el testimonio de la única vocera del encuentro, hubo coincidencias en la necesidad de "desterrar la trata de personas y el trabajo esclavo", y afirmó, en ese sentido, que "nos sentimos identificados con la preocupación del Papa".

En su afán por presentar su versión sobre el encuentro con el Papa, Cristina Kirchner se superpuso, más de una vez, con la traductora, que explicaba sus palabras en italiano. Se retiró, incluso, antes de que ésta tradujera su última intervención.

El diálogo entre Cristina y Francisco

Un resumen de la conversación previa al almuerzo que compartieron en la residencia del pontífice

  • CRISTINA KIRCHNER

    "Esto es un equipo de mate de los de Argentina Trabaja, la cooperativa de trabajadores argentinos. Vamos a romper los papeles porque es de buen augurio."
  • PAPA FRANCISCO

    "¡Qué bonita! ¡Qué buen gusto!
  • CRISTINA KIRCHNER

    "¿Puedo tocar? Nunca un papa me había besado".
  • PAPA FRANCISCO

    "Esta fotocopia..."
  • CRISTINA KIRCHNER

    "Sí, es de cuando vinimos con Michelle Bachelet por los 30 años del canal de Beagle del cardenal Samoré. Es muy lindo."
  • PAPA FRANCISCO

    "Y esto es una mayólica que es de toda la Plaza de San Pedro. Es una mayólica especial que se hace"
  • CRISTINA KIRCHNER

    "Qué lindo! Muchas gracias, esto es para colgar. Lo voy a colgar"
  • PAPA FRANCISCO

    " Sí."
  • CRISTINA KIRCHNER

    "Ah, bien, libros"
  • PAPA FRANCISCO

    (Le entrega un documento del Celam) "Esto para que pesque un poco lo que pensamos en este momento los padres latinoamericanos"
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?