Jalics: "Bergoglio no nos denunció a Yorio y a mí"

Uno de los curas jesuitas secuestrados durante la dictadura rompió el silencio y aseguró: "Es un error afirmar que nuestra captura ocurrió por iniciativa de Francisco"
(0)
20 de marzo de 2013  • 19:57

El padre Francisco Jalics, uno de los sacerdotes jesuitas perseguidos durante la dictadura, negó hoy que él y un colega hayan sido denunciados por Jorge Mario Bergoglio, el actual papa Francisco, quien en esa época encabezaba esa orden religiosa en el país.

"Es un error afirmar que nuestra captura ocurrió por iniciativa del padre Bergoglio", manifestó hoy al romper el silencio sobre la controversia.

Jalics, que vive en un monasterio alemán, afirmó en un comunicado que se sintió "obligado" a hacer algunas declaraciones ya que algunos comentarios de los últimos días fueron "contrarios" a lo que él quiso decir.

"Estos son los hechos: el padre Bergoglio no denunció a Orlando Yorio ni a mí'', manifestó Jalics en un comunicado, publicado hoy en el sitio oficial de los jesuitas alemanes.

Jalics -que vive en la localidad de la Alta Franconia de Wilhelmsthal- estuvo detenido ilegalmente en la ESMA en 1976 junto con Orlando Yorio, otro sacerdote jesuita. Dos años después ambos se exiliaron del país.

Jalics rompió el silencio tras una semana de controversias. Un sector del kirchnerismo cuestionó la actuación de Bergoglio durante la dictadura, señaló que desprotegió a los sacerdotes y posibilitó su secuestro. En tanto, Horacio Verbitsky, titular del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), acusó a Bergoglio de haber entregado a los sacerdotes, que trabajaban en el barrio de Flores.

Según puede observarse en un video que fue conocido hace pocas horas, Bergoglio declaró en la causa judicial por los crímenes en la ESMA en 2010 y dijo que había hecho gestiones ante Emilio Massera para conseguir la liberación de Jalics y Yorio.

En un comunicado emitido el viernes pasado, Jalics había dicho que él y Bergoglio se reconciliaron hace tiempo. Indicó además que se "abrazaron solemnemente'' en una reunión en el 2000, cuando consideró que el asunto estaba cerrado. "Está en paz con Bergoglio", dijo días atrás el portavoz jesuita Thomas Busch.

"Es un error"

En este nuevo comunicado, sobre lo acontecido en 1976, Jalics dijo que en esa época "se difundió información falsa'' de que él y Yorio habían ido a los barrios pobres porque formaban parte de un movimiento guerrillero.

"Alguna vez yo mismo estuve inclinado a creer que éramos víctimas de una denuncia'', dijo Jalics. Pero agregó: "A fines de la década de 1990, tras numerosas conversaciones, me quedó claro que esta sospecha era infundada. Por lo tanto, es un error afirmar que nuestra captura ocurrió por iniciativa del padre Bergoglio''.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?